Quantcast
El Tiempo Latino
5:58 p.m. | 64° 4/22/2018

Para los Dreamers, el sueño de convertirse en médicos depende de la “misericordia” de las cortes


Este tire y afloje ha dejado a los Dreamers luchando con aprensión e incertidumbre.

Ana B. Ibarra | California Healthline | 3/27/2018, 12:33 p.m.
Para los Dreamers, el sueño de convertirse en médicos depende de la “misericordia” de las cortes
Manifestantes sostienen letreros luminosos durante una protesta en apoyo a DACA fuera del edificio del Capitolio, en Washington el 18 de enero de 2018. | Zach Gibson — Bloomberg

Entre los jóvenes conocidos como Dreamers, Ever Arias pertenece a un grupo selecto.

De los aproximadamente 700,000 inmigrantes que llegaron al país de niños, sin papeles, y que hoy tienen una protección temporal pero frágil contra la deportación, solo 99 están estudiando medicina. Y menos aún han llegado al último año de la carrera.

Arias es uno de ellos y, a partir de junio, comenzará su residencia médica: la capacitación hospitalaria que necesita para convertirse en médico.

Lo que no está claro es si se le permitirá terminarla y, finalmente, ejercer en los Estados Unidos.

"En este momento estamos a merced del gobierno", dijo Arias, de 27 años, quien se graduará en mayo de la Escuela de Medicina Stritch de la Universidad de Loyola, en Chicago.

El viernes 16 de marzo, Arias recibió buenas noticias. El día conocido como Match Day, cuando 31,000 estudiantes de medicina de todo el país se enteran el lugar en el que recibirán capacitación como residentes, supo que su destino era el sur de California, en donde se crió. Su residencia de tres años será en medicina interna, y su objetivo es ejercer en comunidades desatendidas que necesitan médicos bilingües, dijo.

Pero en este momento crucial en su carrera médica, Arias debe enfocarse tanto en su futuro académico como en el legal. En septiembre, la administración Trump anunció que finalizaría el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), iniciando una batalla política y legal, en curso, que podría eclipsar las carreras de médicos inmigrantes que están en plena etapa de capacitación.

Ever Arias celebra luego de saber que su residencia médica será en el sur de California, en donde se crió. Arias fue traído al país cuando tenía 6 años.

Foto cortesía de Ever Arias

Ever Arias celebra luego de saber que su residencia médica será en el sur de California, en donde se crió. Arias fue traído al país cuando tenía 6 años.

Este tire y afloje ha dejado a los Dreamers luchando con aprensión e incertidumbre. Lo que está en juego es particularmente grande para Dreamers como Arias, quienes han apostado todo por profesiones que requieren educación de alto costo y varios años de capacitación. El final del programa DACA podría significar el fin de sus carreras en los Estados Unidos.

"El mayor temor que tengo es que un día me quiten todo por lo que he trabajado", dijo Arias.

El presidente Barack Obama creó DACA en 2012. El programa permite a jóvenes que califican obtener permisos de trabajo temporales, que Arias y otros Dreamers necesitan para completar su capacitación y avanzar en sus carreras.

Pero hoy, el futuro de DACA está ligado a los tribunales. A principios de este año, jueces federales en California y Nueva York bloquearon temporalmente la medida de Trump para terminar el programa, decisión que ​​la administración está apelando.

Por ahora, los Dreamers pueden renovar su estatus cada dos años, pero no hay garantía de cuánto durará esto.

"Sin DACA, hay muy pocas posibilidades que los estudiantes de medicina puedan ejercer su profesión", dijo Betzabel Estudillo, del Centro de Política de Inmigrantes de California. Esto preocupa en particular en el campo de la medicina, en el cual hay una necesidad urgente de una "fuerza de trabajo robusta y diversa", dijo.

Ignacia Rodríguez, defensora de políticas de inmigración en el Centro Nacional de Leyes de Inmigración, llamó a Arias y a otros Dreamers "pioneros".