Quantcast
El Tiempo Latino
7:27 p.m. | 49° 11/18/2018

Médicos de atención primaria no hacen lo suficiente para combatir infecciones sexuales


Anna Gorman | California Healthline | 11/7/2018, 12:05 p.m.
Médicos de atención primaria no hacen lo suficiente para combatir infecciones sexuales
A medida que las tasas de infecciones de transmisión sexual aumentan, a un ritmo constante, en todo el país, funcionarios de salud pública y expertos dicen que los médicos de atención primaria deben intensificar la detección y el tratamiento. |

Julie López, de 21 años, se ha hecho pruebas regulares para detectar enfermedades de transmisión sexual (ETS) desde que era una adolescente. Pero cuando le preguntó por primera vez a su médico de cabecera sobre estos exámenes, el doctor reaccionó con sorpresa.

"Dijo que la gente no solía preguntar", recordó López, estudiante universitaria en Pasadena, California. “Pero hay que hacerlo, es muy importante”.

López comenzó a ir a Planned Parenthood para hacerse las pruebas porque "hacen las preguntas que deben hacerse", dijo.

A medida que las tasas de infecciones de transmisión sexual aumentan, a un ritmo constante, en todo el país, funcionarios de salud pública y expertos dicen que los médicos de atención primaria deben intensificar la detección y el tratamiento.

"Sabemos que los médicos no están haciendo suficientes pruebas de detección", dijo David Harvey, director ejecutivo de la National Coalition of STD Directors. La falla en la detección rutinaria "está llevando a una explosión en las tasas de infecciones sexuales", dijo, y agregó que los recortes en la financiación y la falta de conciencia del paciente sobre los riesgos empeoran el panorama.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han establecido pautas para la evaluación anual de las personas sexualmente activas. Entre ellas: las mujeres menores de 25 años deben hacerse la prueba de gonorrea y clamidia, y los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres deben hacerse la prueba de sífilis, clamidia y gonorrea.

Sin embargo, las pruebas no siempre se realizan tal cual se recomienda. Solo a la mitad de las mujeres sexualmente activas de 16 a 24 años con planes de salud privados o Medicaid se las examinó para detectar clamidia en 2015. La tasa fue ligeramente más alta en California.

A nivel nacional, los casos reportados de clamidia, gonorrea y sífilis están en su punto más alto, según revelan datos de los CDC. En un año, de 2016 a 2017, las tasas de clamidia en todo el país aumentaron un 7%, las de gonorrea un 19%, y la de sífilis un 11%.

Las tasas de sífilis congénita, que se trasmite de la madre al bebé durante el embarazo o el parto, aumentaron un 44% durante ese tiempo. Casi un tercio de los casos de sífilis congénita se diagnosticaron en California. El estado también registró un número récord de ETS el año pasado: más de 300,000 casos de gonorrea, clamidia y sífilis temprana en adultos.

Debido a que las infecciones de transmisión sexual generalmente no presentan síntomas, la detección es esencial. Los casos no tratados pueden provocar problemas de salud graves, como dolor crónico, infertilidad o incluso la muerte.

"Los proveedores y profesionales de atención primaria desempeñan un papel crucial en la lucha contra el aumento de las tasas de ETS", dijo la doctora Laura Bachmann, directora médica de la división de prevención de ETS de los CDC. "Si los proveedores no preguntan y no aplican las recomendaciones de detección, se pasarán por alto la mayoría de las infecciones".