0

Migrantes se topan con el muro de Trump en Tijuana

Analizan pedir asilo o quedarse en México
MIGRACIÓN. Un grupo de la segunda caravana de salvadoreños pasó la primera noche en Moyuta, el pueblo fronterizo de Guatemala

MIGRACIÓN. Un grupo de la segunda caravana de salvadoreños pasó la primera noche en Moyuta, el pueblo fronterizo de Guatemala

Los puertos de entrada legal a los Estados Unidos son el último obstáculo que deben enfrentar los hondureños que han cruzado todo el país en la caravana migrante.

Luego de largas caminatas, pasar la noche en albergues, confrontarse con las autoridades y residentes de Tijuana, los hondureños han topado con el muro de Donald Trump y hacen fila en el puerto de entrada El Chaparral para gestionar su acceso a lo que llaman “el sueño americano”.

En caso de que no puedan entrar a EU como lo advirtió el presidente Donald Trump, entonces, muchos de ellos tendrán que hacer una nueva vida en México.

"Lo que tiene qué hacer toda la caravana es pedir asilo y es verdad porque lo que ha dicho el presidente de los Estados Enidos es que, si alguien intenta entrar a la fuerza, les van a disparar. Y nosotros no queremos eso. Por eso estamos pidiendo asilo", dijo Reyna Isabel Sagastume, hondureña que busca pedir asilo en EU.

Ante semejante amenaza, en este punto de entrada a Estados Unidos persiste la incertidumbre.

"No sé si va a entrar la gente que le va a dar asilo por el portón, o a la gente que quiere entrar así ‘a la huevonada’, me parece que no. Que sale mejor así por asilo", dijo Ángela Yamilé Hernández, integrante de la caravana migrante.

La esperanza radica en la idea de un asilo político debido a que los hondureños confían en que el gobierno de Trump respete los tratados internacionales de derechos humanos.

"Que nos ayuden por que el país de nosotros está con mucha perdición, corrupción, gente marera que están matando niños, mujeres, hombres. o sea que no nos salvamos ninguno", comentó, Joel Eduardo Espinal, migrante.

Pero además de confusión, hay quienes piensan que los acuerdos internacionales no sirven para nada.

Con información de Excélsior



--