0

Condenan a ex ejecutivo de un banco suizo por lavado de dinero de la estatal PDVSA

Matthias Krull fue condenado a 120 meses de prisión y tres años de libertad condicional
ECONOMÍA. Foto referencial

ECONOMÍA. Foto referencial

El ex gerente y vicepresidente de un banco suizo fue condenado hoy a 10 años de prisión, después de haberse declarado culpable por su participación en un plan internacional de miles de millones de dólares para lavar fondos malversados de la petrolera estatal venezolana Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA).

El Asistente del Procurador General, Brian A. Benczkowski de la División Criminal del Departamento de Justicia, la Fiscal Ariana Fajardo Orshan del Distrito Sur de Florida, y el Agente Especial a Cargo Mark Selby de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (Homeland Security Investigations, HSI) de la Agencia de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos hicieron el anuncio.

Matthias Krull, de 44 años, de nacionalidad alemana y residente en Panamá, se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero el 22 de agosto. La jueza de distrito estadounidense Cecilia M. Altonaga, del Distrito Sur de Florida, condenó a Krull a 120 meses de prisión, seguidos de tres años de libertad condicional. El juez Altonaga también ordenó a Krull pagar una multa de $50,000 y una sentencia de confiscación de $600,000.

Como parte de su alegato, Krull admitió que en su posición en el banco suizo, atrajo clientes privados, particularmente clientes de Venezuela, al banco. En este puesto, entre los clientes de Krull se encontraba Francisco Convit Guruceaga, quien fue acusado de lavado de dinero el 16 de agosto. Los clientes de Krull también incluían a tres conspiradores anónimos descritos en la acusación del 16 de agosto.

Krull admitió que la conspiración comenzó en diciembre de 2014 con un esquema de intercambio de divisas que fue diseñado para malversar alrededor de $600 millones de PDVSA, obtenidos a través del soborno y el fraude. Para mayo de 2015, la conspiración se había duplicado a $1,200 millones malversados de PDVSA. PDVSA es la principal fuente de ingresos y divisas de Venezuela.

Krull se unió a la conspiración en el 2016 o alrededor de esa fecha, cuando un co-conspirador se puso en contacto con él para lavar las ganancias de un esquema de malversación de divisas de PDVSA.

Finalmente, Krull se unió a la conspiración para lavar fondos por un valor de $1.200 millones que fueron malversados de PDVSA. Krull y los miembros de la conspiración de lavado de dinero usaron bienes raíces en Miami, Florida, y sofisticados esquemas de inversión falsa para ocultar que los 1.200 millones de dólares fueron en realidad malversados de PDVSA. Krull también admitió que alrededor y en apoyo de estos esquemas de lavado de dinero con inversiones falsas hay administradores de dinero cómplices, firmas de corretaje, bancos y firmas de inversión inmobiliaria en los Estados Unidos y en otros lugares, que operan como una red de lavadores de dinero profesionales.

Los co-conspiradores de Krull acusados el 16 de agosto incluyen a ex funcionarios de PDVSA, profesionales de lavado de dinero de terceros y miembros de la cúpula venezolana, conocidos como "boliburgueses".

Este caso es el resultado de los esfuerzos continuos de la " Operation Money Flight " del Organized Crime Drug Enforcement Task Force (OCDETF), una asociación entre agencias policiales federales, estatales y locales.

La misión de la OCDETF es identificar, investigar y procesar a los miembros de alto nivel de las empresas de narcotráfico, reuniendo la experiencia combinada y las capacidades únicas de las fuerzas del orden federal, estatal y local.

La investigación fue realizada por HSI Miami, HSI Londres, HSI Roma y HSI Madrid. Este caso está siendo procesado por el Jefe Asistente David Johnson y la Abogada Gwendolyn A. Stamper de la Sección de Fraude de la División Penal y el Asistente del Fiscal de los Estados Unidos Michael Nadler de la Sección de Crímenes Económicos y Ambientales del Distrito Sur de Florida. La fiscal auxiliar de los Estados Unidos, Nalina Sombuntham, del Distrito Sur de Florida, se está encargando de la confiscación de los activos.