0

Factura petrolera de El Salvador aumentó $183 millones más que hace un año

La factura petrolera representa, este año, el 13% del total de las importaciones que ha hecho el país.
GASOLINA. Salvadoreños siguen sufriendo el aumento regular del combustible en el país

GASOLINA. Salvadoreños siguen sufriendo el aumento regular del combustible en el país

Los altos precios del petróleo a nivel internacional han obligado a El Salvador a pagar más dinero por menos productos derivados del petróleo en lo que va del año.

Según las estadísticas del Banco Central de Reserva (BCR) entre enero y julio de este año el país ha pagado un total de $936.1 millones por importar gasolinas, keroseno, diesel, gas propano, entre otros. Su costo es un 24.4% más alto que el de hace exactamente un año, cuando pagó un total de $752.2 por los mismos productos.

En comparación al año pasado el país ha pagado $183.9 millones más por un volumen menor.

El gasto en gasolinas, por ejemplo, subió $83.4 millones, en diesel $78.5 millones, keroseno para motores de reacción, $14.1 millones; gases licuados, $32 millones y gas propano, $5.3 millones, entre otros.

Según cita el BCR, este pago se explica por el aumento del precio a nivel internacional, que no ha dejado de subir de precio debido a las políticas adoptadas por los países productores de petróleo.

Según un experto en el área energética del país que se reserva su identidad, el precio del petróleo que El Salvador compra ha subido 57% en el último año, con lo cual también se ha encarecido el precio de la energía, principalmente, así como otras áreas que utilizan este combustible para sus actividades comerciales.

El costo también puede explicarse por un aumento en el parque vehicular, que ya superó más de un millón de vehículos el año pasado y sigue en aumento.

Del total de importaciones de los derivados del petróleo que ha hecho el país en lo que va del año, son las gasolinas y el diesel los que más pesan del total de compras.

En el sector energético, las empresas han ido diversificando su matriz, pero la dependencia del combustible (fuel oil o búnker) sigue siendo importante aunque los números muestran una reducción significativa de este recurso. En 2017 el país pagó un total de $73.9 millones, pero ahora ese pago se redujo a $56.6 millones.

El Salvador toma como referencia de precio internacional del petróleo de Texas WTI.

La factura petrolera representa, este año, el 13% del total de las importaciones que ha hecho el país. El año pasado representaba un 12.5%, según las estadísticas del Banco Central.

Precios internacionales

A nivel internacional los precios han mostrado una tendencia al alza.

Según el sitio web Oil Prices, que monitorea a diario las precios del crudo en los diferentes mercados internacionales, el precio ha subido un 32%.

En septiembre del año pasado el barril del petróleo costaba $47.29, pero el 31 de agosto cerró con un precio de $69.80.

Estos resultados van en línea con lo acordado en junio pasado por los países productores que forman parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de atenerse al recorte de suministros pactado en 2016.

“El nivel de cumplimiento” del pacto por el que se acordó retirar del mercado 1.8 millones de barriles diarios (mbd) a partir del 1 de enero de 2017, y que sigue vigente, fue del 109% en julio, indicó en un comunicado la Organización.

La cifra es la verificada por el Comité Ministerial de Supervisión (JMMC, por sus siglas en inglés) de la “OPEP+”, como se le llama al grupo de 24 países, y revela una caída del bombeo respecto a junio, cuando el porcentaje de cumplimiento había sido del 121%.

Un año y medio después de adoptarse, el recorte de la oferta petrolera vigente hasta el 31 de diciembre próximo había surtido el efecto deseado de elevar los precios del barril de crudo hasta cerca de $ 70, cuando en enero de 2016 estuvieron a menos de $ 30.

Pero la reducción fue mayor de la prevista debido a las caídas y cortes de producción involuntarios de algunos países, como Venezuela o Libia, y en una reunión en Viena el 22 y 23 de junio pasado, la OPEP+ decidió abrir los grifos para cumplir con los niveles de extracciones fijados en el actual semestre.

El comunicado de JMMC “expresó su satisfacción con los recientes fundamentos del mercado, que muestran un buen equilibrio entre la oferta y la demanda”.

La crisis de Venezuela también afecta a sus exportaciones de petróleo, que se han reducido a la mitad en los últimos años hasta 1 millón de barriles al día y de las que El Salvador se beneficiaba.

Por ElDiarioDeHoy.com