0

Washington DC tuvo una noche para premiar a sus artistas

La escritora y poeta Elizabeth Acevedo fue la ganadora del premio Larry Neal, en la categoría de literatura para adultos.
Reconocimiento. Muriel Bowser, alcalde de Washington DC, junto a los integrantes de la banda Rare Essence, que recibieron un reconocimiento especial por su larga trayectoria en la escena cultural de la ciudad. Cortesía DC Commission on the Arts and Humanities

Reconocimiento. Muriel Bowser, alcalde de Washington DC, junto a los integrantes de la banda Rare Essence, que recibieron un reconocimiento especial por su larga trayectoria en la escena cultural de la ciudad. Cortesía DC Commission on the Arts and Humanities

Washington DC, la ciudad donde hay más teatros por habitante; y, la cuna del gran Duke Ellington, quien elevó el jazz a la categoría de arte supremo, tuvo su noche para premiar a sus bailarines, actores y escritores y para rendir homenaje a los que ya se han ido pero dejaron su huella.

La capital de Estados Unidos, según la alcalde, Muriel Bowser, es la ciudad donde más se promueve la vida cultural. “Si se quiere una ciudad con clase hay que invertir en la cultura”, dijo y aprovechó para recordar que DC acaba de traer un premio Emmy a casa.

“La contribución con el inmenso talento de los artistas, los maestros y las organizaciones sin fines de lucro hacen de Washington una de las grandes ciudades para las artes y las humanidades y la han transformado en la capital de la creatividad. Con estos premios celebramos a los artistas y a todos aquellos que nos inspiran”, insistió Bowser, durante la ceremonia realizada el pasado 25 de septiembre, en el teatro Lincoln.

The Mayor’s Arts Awards es el más reconocido homenaje que la ciudad hace en seis categorías: artes visuales, arte escénico, creatividad, educación, humanidades y el premio Larry Neal Writers para los escritores.

Fue una noche para agasajar a los artistas emergentes y para agradecer a aquellos que ya tienen escrito su nombre con mayúsculas en el ambiente escénico la capital. Fue el caso de Allyn Johnson, digno heredero de Ellington, quien ha trascendido las fronteras y pasea el jazz por los más selectos escenarios en Europa.

Otros reconocimientos especiales fueron para Rare Essence, la banada go-go que lleva más de cuatro décadas poniendo a bailar a los capitalinos; por supuesto, sus músicos sacaron partido de la ocasión para hacer lo que mejor saben: poner a bailar a los presentes. El tercer homenaje especial le correspondió al fundador de Step Afrika!, C. Brian, por su concepto visionario y la coreografía de las danzas de África del Sur.

El momento para los latinos fue cuando se escuchó el nombre de Elizabeth Acevedo, ganadora del premio Larry Neal Writers para los escritores. Esta joven nació en Nueva York, es hija de padres dominicanos y desde hace 12 años vive en Washington DC. Su pasión siempre ha sido la poesía y es una excelente declamadora.

Neal fue un infatigable promotor del teatro afroamericano en las décadas de los 60 y 70 y uno de los promotores para que la literatura negra empiece abrirse sus espacios. Fue una época en la que empezaron a establecerse editoriales, revistas, periódicos e instituciones artísticas con sello afroamericano. El premio creado en su honor fue a las manos de Acevedo, la escritora de “The Poet X”, una novela en forma de poesía, que por su gran acogida ya se tradujo en cinco idiomas, entre ellos el francés y el portugués. El próximo año saldrá en español.

Acevedo a su ingenio poético lo transformó en una novela. Su protagonista es Xiomara, una jovencita de 15 años que solo quiere ser es poeta. “Estoy agradecida de que se reconozca mi trabajo y muy inspirada para continuar aportando a las artes de ésta mi ciudad”, le dijo a El Tiempo Latino. Con la serie de premios que viene cosechando desde publicación de su novela, a principios de este año, está escribiendo su nombre a la altura de otros autores de raíces dominicanas en Estados Unidos, como Junot Díaz y Julia Álvarez.

El premio a la Excelencia en Humanidades fue para el African American Civil War Museum, por mantener viva la llama de la contribución de los negros a lo que hoy es Estados Unidos. Fue un momento para informar que por miles defensores de la unidad del país y la liberación de los esclavos corría sangre hispana. Abraham Lincoln ganó la guerra civil con la ayuda de mexicanos-americanos, cubanos, españoles y puertorriqueños que vivían en la unión.

El premio para la Excelencia en Artes Escénicas fue para las hermanas Chloe y Maud Arnold, por su perfección en la danza y la coreografía. Ellas son las fundadoras de Syncopated Ladies, un grupo de mujeres que baila claqué, algo parecido al estilo de Fred Astaire, pero más movido. Chloe acaba de ganar el Emmy, entregado por la Academia de Televisión, en la categoría de mejor coreografía.

Beverly Pérez, una niña hija de padres salvadoreños, cantó en español e inglés durante el espacio dedicado a los que han contribuido a las artes de la ciudad pero que ya no están.