Quantcast
El Tiempo Latino
5:48 a.m. | 49° 5/24/2019

El censo como arma politica


José López Zamorano | Para La Red Hispana | 4/24/2019, 5:47 p.m.
El censo como arma politica
La Fiscal General de Nueva York, Letitia James (c), la directora del censo de Nueva York, Julie Menin (d), y el director del proyecto de derecho a voto de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), Dale Ho (i), ofrecen un discurso frente al Tribunal Supremo de Estados Unidos, este martes en Washington. El Tribunal evaluará hoy la iniciativa de Donald Trump de incluir una pregunta sobre ciudadanía en el censo de 2020, que fue considerada ilegal por un juez de Nueva York y ha sido rechazada por organizaciones defensoras de los migrantes, que lo ven como un ataque a la comunidad y una manera de impedirles el acceso a beneficios económicos. | EFE/ Shawn Thew

En política no hay coincidencias. De allí que comprar el argumento de la administración Trump en el sentido de que la añadidura de la pregunta sobre ciudadanía al Censo 2020, fue un gesto generoso para cumplir con la Ley de Derechos Civiles, es no sólo ingenuo sino tonto.

La senda batalla judicial que se desencadenó por la intención de agregar esa pregunta aparentemente inocente, llegó esta semana al majestuoso edificio de mármol blanco de la Suprema Corte de Justicia. Los 9 magistrados escucharon juiciosamente opiniones a favor y en contra. En los próximos meses emitirán su veredicto.

No sorprende que los argumentos hayan mostrado a los 5 magistrados conservadores sólidamente a favor del argumento de añadir la interrogante sobre ciudadanía, como tampoco que los 4 liberales hayan decididamente exhibido su oposición a incluirla.

Lo sorprendente es qué hay coincidencia en su impacto: más de 6.5 millones de personas podrían no ser contabilizadas si se incluye la pregunta y podría erosionarse la representatividad del Partido Demócrata en estados como California, Florida, Nueva York y Texas durante el proceso de redistribución distrital en 2021, cuando varios de esos estados podrían perder escaños si no son bien contadas las minorías y los inmigrantes, la mayoría votantes demócratas.

El proceso y el desenlace deben por ello importarnos a todos, sin distinción de afiliación política, preferencias ideológicas, orientación sexual, religión o estatus migratorio. Porque del fallo judicial dependerá la configuración de los distritos electorales del país y la distribución de cientos miles de millones de dólares en servicios públicos para educación, salud y otros rubros.

En otras palabras: está en juego el futuro político de los Estados Unidos y el bienestar de millones de personas que más lo necesitan.

En las escalinatas de la Suprema Corte de Justicia, el grito de las organizaciones es que promovieron la demanda —como la ACLU, CHIRLA Y CASA MARYLAND— fue claro y contundente: es absolutamente necesaria la participación de todos en el Censo 2020, con o sin la pregunta de la ciudadanía, con o sin estatus migratorio. Para contar, debes ser contado.

Para más información visita La Red Hispana.Com