0

Jueces dejan en vilo decisión sobre TPS en corte de California

Los jueces de la Corte del Noveno Circuito escucharon los alegatos de las partes y cerraron la audiencia para debatir en privado su veredicto sobre el TPS, el fallo podría tardar semanas o meses
La audiencia corresponde a la segunda fase de una demanda que la administración Trump elevó a la Corte de Apelaciones, luego de verse forzada a reprogramar la cancelación del TPS. Foto EDH/archivo

La audiencia corresponde a la segunda fase de una demanda que la administración Trump elevó a la Corte de Apelaciones, luego de verse forzada a reprogramar la cancelación del TPS. Foto EDH/archivo

Los cerca de 400 mil ciudadanos amparados con el Estatus de Protección Temporal (TPS) quedan en vilo a la espera del veredicto que tomen los jueces de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito en Pasadena, California, donde ayer miércoles se realizó una audiencia en la que la Administración de Donald Trump defiende su derecho a cancelar el programa para los inmigrantes de seis países, en respuesta a una demanda colectiva para mantener el estatus. De El Salvador hay 200 mil personas con ese beneficio en Estados Unidos.

La intensa jornada que se vivió desde temprano de este miércoles en la veraniega ciudad en la periferia de Los Ángeles terminó con sabor agridulce al no tener un fallo, como esperaban los cerca de 500 activistas y representantes de la Alianza Nacional TPS que acudieron a las afueras del recinto judicial para recibir un veredicto.

Los jueces, luego de escuchar a las partes han cerrado la audiencia alrededor de una hora y media después de iniciada, 11 de la mañana de Los Ángeles, y han dejado en privado la realización de la votación, sin adelantar cuánto tiempo les tomará emitir su fallo.

Los organizadores de la Alianza Nacional del TPS improvisaron una conferencia de prensa en las afueras del recinto judicial, donde los demandantes y abogados reseñaron los pormenores de la cita en la que la administración Trump se defendió bajo el argumento que el juez federal Edward Chen, que validó la demanda colectiva de un grupo de beneficiarios del TPS y sus hijos, en marzo de 2018, por la que emitió una medida en octubre, no tiene facultades para frenar una orden del ejecutivo.

Esta audiencia corresponde a la segunda fase de una demanda que la administración Trump elevó a la Corte de Apelaciones, luego de verse forzada a reprogramar la cancelación del TPS que inicialmente estaba prevista para el 9 de septiembre próximo, pero que extendió hasta el 2 de enero de 2020 para dar tiempo al proceso judicial en curso.

Los demandantes insisten en denunciar la dedicación racista y anti inmigrantes que a su juicio tuvo de fondo la cancelación del estatus migratorio, decisión de la exsecretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

El abogado Ahilan Arulanantham, quien formó parte del equipo de querellantes en la audiencia, no se atrevió a vaticinar un resultado luego de concluir el encuentro de las partes en el salón número 3 de esa corte.

Si bien dijo que hay que mantenerse optimistas, entre líneas vació el tinte de la duda, y que la comunidad TPS debe estar lista para cualquier veredicto judicial y sobre todo prestos para trabajar en los otros frentes de batalla que haga falta más adelante.

“Es muy difícil predecir lo que decidirá la Corte en una audiencia como esta, tampoco podemos saber el tiempo que tarde, a veces a podría decidir en una semana, pero también puede durar meses, o incluso un año o más. Muchas veces que parece que se va ganar y se pierde”, dijo Arulanantham a la concurrencia.

El salvadoreño José Palma, coordinador de la Alianza Nacional TPS, que llegó desde Boston, Massachussets, dijo que cualquiera que sea el resultado hay que seguir luchando, porque la gran apuesta de los cerca de 200 mil salvadoreños beneficiarios del estatus temporal debe ser la residencia permanente; y esa solo se podrá lograr trabajando con empeño en buscar aliados entre los Senadores de ambos partidos, demócratas y republicanos, para llevar al pleno una legislación que les favorezca.

“La lucha continua, siempre lo tenemos que tener bien claro, que la corte aunque seamos lo más exitosos posibles no nos darán la residencia, sino que tenemos que luchar en el Senado (de mayoría republicana) donde tenemos que hacer presión en este momento, que este verano sea de lucha y resistencia”, clamó Palma.

Este salvadoreño originario de Usulután, que trabaja como asistente legal en las cortes de Boston, reflexionó que al escuchar los argumentos vertidos en la audiencia no podía dejar de experimentar preocupación por su futuro.

“Es un sentimiento difícil de explicar, porque cuando uno esta trabajando con una persona para ayudarla en un caso judicial, uno pone todo su empeño, pero en este caso hay impotencia, porque cada palabra que se dice y cada decisión que toman tendrá un impacto tremendo sobre nuestras familias”, agrego al conversar con El Diario de Hoy.

Durante la conferencia de prensa también se presentó a una de las demandantes, la salvadoreña Cristina Morales, quien calificó la audiencia como “una agonía”, pero que sentía fortaleza al ver el apoyo volcado por centenares de personas que llegaron a plantar cara fuera de la corte y a los miles que seguían en redes el resultado de la audiencia.

También vio como positivo que en esta audiencia los jueces han visto de cerca a las familias “saben que somos muchos, unas 400 mil familias que estamos con TPS, así que nos queda seguir trabajando”, acotó junto con sus hijos que son ciudadanos estadounidenses y forman parte de la demanda colectiva.

El abogado Ahilan Arulanantham agregó que la defensa del gobierno, representada por el Departamento de Justicia, se ha atrincherado en la postura de que un juez federal no puede intrometerse en revisar decisiones que tome la administración en cuanto a programas federales que solo a ellos les compete, como el TPS.

“Ellos argumentan que en las decisiones del TPS las cortes no tienen derecho a revisarlo; nosotros como demandantes decimos que eso es un error, creemos en que nuestro sistema de gobierno nada se pueda hacer sin pasar por la aplicación de la ley”, dijo el abogado.

Luego de la jornada los cientos de salvadoreños que llegaron a Pasadena para esta audiencia se reunieron en la sede de una de las organizaciones que les han dado cobijo para evaluar la jornada y montar las estrategias a seguir en su lucha por mantener vivo el TPS.



--