Quantcast
El Tiempo Latino
5:55 p.m. | 49° 2/23/2019

OPINIÓN - Dominica: Autoritarismo Competitivo y Corrupción


Su primer ministro, Roosevelt Skerrit, está estrechamente vinculado con la sangrienta dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela

Por Calos Ponce, Director para Latinoamerica y el Caribe de Freedom House | 2/8/2019, 12:18 p.m.
OPINIÓN - Dominica: Autoritarismo Competitivo y Corrupción
El primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, en la cumbre de la CELAC en Bruselas, Bélgica. FOTO: EFE/Horst Wagner | EFE/Horst Wagner

El mejor secreto en el Caribe es Dominica, una pequeña isla de 70.000 habitantes gobernada por el mismo primer ministro por los últimos 15 años mediante dudosas elecciones que han sido altamente criticadas por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Su primer ministro, Roosevelt Skerrit, está estrechamente vinculado con la sangrienta dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela y es activo protector de ese régimen en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en la OEA. La razón de esa protección es simple: millones de dólares en petróleo y muchas dudosas inversiones del régimen de Venezuela, funcionarios y testaferros en Dominica y con su aliado en el poder.

El Sr. Skerrit se ha negado a hacer los cambios electorales necesarios para unas elecciones transparentes y persigue a los líderes de la oposición, muy similar a sus colegas autoritarios de la región. Lo más problemático es su negativa a rendir cuentas del destino de los millones de dólares que se ha recibido de Venezuela y los sospechosos aviones cargados de paquetes que están llegando desde Venezuela.

Dada la vinculación del régimen de Nicolás Maduro con el narcotráfico, la corrupción, grupos terroristas y el lavado de dinero ilegal, son muchas cosas que el gobierno del Sr. Skerrit debe explicar. Existe igual preocupación por los fondos que han llegado desde Venezuela por dos décadas a San Vicente y las Granadinas y cuyo primer ministro Ralph Gonsalves también lleva desde el 2001 en el poder y procura ahora heredárselo a su hijo. Ambos casos demuestran la poca transparencia, posible corrupción con dineros provenientes de actividades ilegales desde Venezuela y la complicidad con el régimen asesino y criminal de Venezuela. Debido a esto, los votos de estas dos islas siempre son para proteger la dictadura de Venezuela en organismos internacionales.

Otro problema adicional de Dominica es la venta de ciudadanías, pasaportes y pasaportes diplomáticos, nos indican diferentes fuentes que se han emitido más de 400 pasaportes diplomáticos para una cancillería que tiene menos de 30 embajadores y funcionarios diplomáticos.

Desde Freedom House se está adelantando una investigación de la posible corrupción en Dominica.