Quantcast
El Tiempo Latino
3:45 a.m. | 49° 3/25/2019

16 y 70 años: las dos edades en las que la gente es más feliz


Un estudio identificó que hay dos momentos en la vida en que un individuo experimenta la mayor satisfacción con la vida. Estas son las razones

Semana.com | 2/14/2019, 1:45 p.m.
16 y 70 años: las dos edades en las que la gente es más feliz

¿Qué tienen en común Mackenzie Foy, la actriz de la película Interstellar, y el aclamado actor Robert de Niro? Aparentemente que ambos son celebridades, pero en realidad lo que más los une es que ambos se encuentran en las edades en que el ser humano es más feliz.

De acuerdo con un estudio hecho por Resolution Foundation, un tanque de pensamiento del Reino Unido, los niveles de felicidad alcanzan un máximo a estas edades. Por lo tanto, tener 17 como Foy y 70 como De Niro, los convierte en individuos satisfechos con la vida.

El estudio fue hecho con datos de la Oficina Nacional de Estadística de ese país durante siete años en los cuales los británicos calificaron de 1 a 10 su satisfacción con la vida, su felicidad y nivel de ansiedad.

El análisis mostró que la felicidad tiene forma de U. Va declinando de los 17 hasta los 50. La mala noticia, entonces, es que a partir de los 17 años es una cuesta abajo en términos de felicidad, pero la buena es que a partir de los 50 las cosas empiezan a mejorar hasta los 70, cuando llega a su máximo. Entre los 17 y los 50, sin embargo, las cosas no son color de rosa.

No es la primera vez que este tipo de hallazgo sale a flote en una investigación. Un estudio hecho en 2014 por Hannes Schwandt, entonces un economista vinculado a la Universidad de Princeton que hacía una pasantía en el London School of Economics, encontró que la felicidad tenía forma de U y en términos generales los mejores momentos de la vida eran los 16 y los 70 años.

La explicación de su hallazgo es sencilla: a la edad de Foy la gente sobreestima la satisfacción futura debido a que tiene expectativas muy altas y poco realistas de la vida. Pero a medida que pasan los años, los jóvenes se dan cuenta de que muchos de sus sueños son inalcanzables –o simplemente de que la vida no es el lecho de rosas que se imaginaban– y ese optimismo decae lentamente hasta llegar a un punto muy bajo.

Schwandt encontró que la edad en la que se alcanza la mayor insatisfacción es entre los 40 y los 50 años, “porque estos adultos llevan el peso de las aspiraciones no realizadas y soñadas en sus años jóvenes”, dijo el experto a Semana.

En la medida en que la gente se acerca a la tercera edad, empieza a liberarse del peso de sus frustraciones y acepta la vida tal y como la vivió. Por ello cuando llegan a los 69 años están tan satisfechos como a los 23. Según el estudio de Schwandt, los jóvenes de 20 años sobrestiman la satisfacción en un 10% y los adultos de 69, en un 4,5%. El aumento de satisfacción al final de la vida, según explica el experto, se da porque la gente cree que la vejez va a ser peor de lo que realmente es.

El mismo patrón de la U se ha visto incluso en estudios en los que se analiza la edad con diferentes factores como el riesgo de suicidio, el uso de antidepresivos o la satisfacción con la carrera. En estos casos también el punto más bajo se presenta entre los 45 y los 50 años. Pero después de este momento, las cosas mejoran tal vez porque luego de tantos fracasos, humillaciones y frustraciones la gente aprende a no esperar mucho de la vida.