0

Especial | Delincuencia y corrupción: los retos que deberá afrontar Bukele en El Salvador

Las palabras “maras” y “pandillas” apenas aparecen en el apartado de seguridad del próximo plan de gobierno, de unas 75 páginas
ANTICORRUPCIÓN. Nayib Bukele impulsará la creación de una Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador

ANTICORRUPCIÓN. Nayib Bukele impulsará la creación de una Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador

Nayib Bukele, presidente electo de El Salvador, tomará el 1ero. de junio el compromiso de dirigir el país centroamericano por cinco años, cuando asuma el cargo en sustitución del actual mandatario, Salvador Sánchez Cerén. Deberá afrontar los grandes males de esa nación: el problema de la delincuencia, en forma de pandillas principalmente; la corrupción y la pobreza.

El mandatario electo el 3 de febrero se convirtió en el jefe de Estado más joven de El Salvador, con 37 años, tras recibir 53,1% de los votos efectuados en las presidenciales. Arrasó en los comicios al ganar en todos los departamentos. Además, rompió con más de 30 años de bipartidismo entre la Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Los grandes problemas de El Salvador, sin embargo, no tienen una estrategia clara por parte de la nueva administración gubernamental. El Plan Cuscatlán, propuesta de gestión de Bukele, ha sido rechazado por algunos sectores, fue denunciado por presunto plagio de información e incluso las autoridades desmintieron cifras presentadas como oficiales.

De acuerdo con un análisis de Efe, las pandillas, conocidas como maras, son la principal amenaza a la próxima gestión de gobierno. La agencia reseñó que los grupos criminales tienen unos 60 mil integrantes en todo el país, frente a unos 23,3 mil funcionarios de seguridad y 10,4 mil militares dedicados a la seguridad.

OPERATIVO. Dentro de las filas policiales ha habido funcionarios de seguridad acusados de pertenecer a las maras.

El Diario de Hoy/Gerardo Orellana

OPERATIVO. Dentro de las filas policiales ha habido funcionarios de seguridad acusados de pertenecer a las maras.

Actividad pandillera

El Salvador es uno de los países sin conflictos bélicos más peligrosos de la región, pese a que registró 15% menos homicidios en 2018, 3.340 asesinatos, en comparación con 2017. Mauricio Ramírez, ministro de Justicia y Seguridad, dijo a inicios de 2019 que desde 2015, cuando reportaron 6.657 muertes violentas, la cifra ha ido disminuyendo.

SEGURIDAD. En 2018 se registraron 3.340 homicidios en El Salvador, uno de los países más peligrosos de la región.

El Diario de Hoy/Menly Cortez

SEGURIDAD. En 2018 se registraron 3.340 homicidios en El Salvador, uno de los países más peligrosos de la región.

La realidad de las maras es un fenómeno complejo. Las autoridades incluso se han visto obligadas a entablar conversaciones con las pandillas en el pasado, una práctica condenada por sectores de la sociedad. En una entrevista con ABC Internacional, Bukele se mostró en contra de la posibilidad de negociar con los grupos armados; en cambio, sostuvo que son un “poder fáctico” con el que ha tenido que “lidiar”, incluso desde su gestión de alcalde de San Salvador.

Félix Ulloa, vicepresidente electo, afirmó en septiembre a Efe que un eventual diálogo con las pandillas dependería de la aceptación-rechazo que expresara la sociedad. Aseguró entonces que hubo una consulta entre las filas de la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), pero no se revelaron más detalles.

Según un recuento de BBC Mundo de 2018 sobre las ciudades más peligrosas del mundo, San Salvador se ubicó en el puesto 17: solo por debajo de regiones de México, Venezuela y Brasil en América Latina.

Seguridad ciudadana

En el Plan Cuscatlán hay un documento de 75 páginas en el que se plantea exclusivamente el tema de la seguridad. Sin embargo, palabras como “maras” o “pandillas” apenas aparecen. En el mismo se detalla la situación actual de El Salvador.

Resaltan tres líneas de acción de seguridad pública en la propuesta de gobierno: la prevención, el combate del crimen y la reinserción de los reos en centros de reclusión a la vida productiva. Bukele plantea una “intervención” directa en las comunidades para ofrecer oportunidades más atractivas a las propuestas de las pandillas.

El documento, no obstante, carece de una estrategia que afronte las denuncias por ejecuciones extrajudiciales, el desplazamiento forzado por parte de funcionarios de seguridad o reportes de torturas. Tampoco especifica si se mantendrá la táctica de Sánchez Cerén de los enfrentamientos directos en contra de las maras.

AGENTES. El plan de gobierno de Bukele propone dotar de tecnología avanzada a los cuerpos de seguridad y un aumento de 40% en el sueldo.

El Diario de Hoy/Archivo

AGENTES. El plan de gobierno de Bukele propone dotar de tecnología avanzada a los cuerpos de seguridad y un aumento de 40% en el sueldo.

La propuesta incluye aspectos como la creación de una red de vigilancia con cámaras, patrullas equipadas con drones de visión nocturna y térmica; y hasta un aumento de sueldo de 40% para los agentes de seguridad pública. Por último, prometió que este año cerraría con una disminución de homicidios de 29% y de 62% para 2012, en comparación con 2018.

Críticas al Plan Cuscatlán

El Plan Cuscatlán fue presentado por Nayib Bukele el 13 de enero. Fue denunciado por presunto plagio al incluir párrafos copiados de documentos oficiales sin precisar la fuente. El Viceministerio de Políticas de Salud aseguró que en el documento hay extractos de la Política Nacional de Medicamentos y de la Política Nacional de Salud 2015-2019 representados por el Ministerio de Salud en 2011 y 2016.

El Viceministerio exhortó a la Fiscalía General salvadoreña a investigar el Plan Cuscatlán por supuestamente infringir la Ley de Propiedad Intelectual en los “Artículos 15, 89 y siguientes”. Solicitó además el inicio de un proceso penal.

“El no hacer una cita o referencia adecuada de estos documentos no solo atenta contra la institución sino que también es una burla para todas demás instituciones y personas que colaboraron en la elaboración de estos documentos”, se lee en un comunicado oficial del 15 de enero.

Howard Cotto, director de la Policía Nacional Civil (PNC), cuestionó la veracidad de mapas del Plan Cuscatlán con referencias geográficas a la presencia y estructura de pandillas del MS-13 y el MS-18. Según el documento de Bukele, la fuente de los datos fue la “CTA-PNC”.

“Yo, particularmente, tengo muy serias dudas de que esa sea información de la Policía o que al menos sea información que recientemente en los últimos tres o cuatro años se haya extraído de la Policía Nacional Civil (...) No hemos logrado hasta el momento, entender cuál es la fuente de ese mapa”, expresó Cotto en declaraciones publicadas por elsalvador.com.

Propuesta anticorrupción

Bukele, un candidato que rehuyó a los debates y atacó con fuerza a Arena y al FMLN, mantuvo un discurso anticorrupción durante su campaña, pese a que durante su gestión como edil recibió denuncias por irregularidades en alquileres de edificaciones como mercados y hasta presunta evasión fiscal.

“No más de los mismos de siempre” y “Devuelvan lo Robado” fueron frases en contra de los principales partidos políticos del país, en referencia a los casos de corrupción del ex presidente fallecido Francisco Flores (Arena); y los ex mandatarios Antonio Saca (Arena) y Mauricio Funes (FMLN).

Ahora, el presidente electo dependerá de la Asamblea Legislativa, en la que Arena es mayoría simple, para la aprobación de emisiones de deuda y el financiamiento del déficit del presupuesto, entre otros temas. GANA, el partido con el que ganó Bukele, solo cuenta con 13% de representación en el Parlamento.

Fitch Ratings, una agencia calificadora de riesgo con sede en Nueva York, alertó que la mayoría de Arena y el FMLN en la Asamblea Legislativa aumenta la probabilidad de polarización y confrontación política en El Salvador.

El mandatario electo ha reiterado su intención de crear una Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador (Cicies), similar a la implementada en Guatemala, para luchar en contra de la corrupción.

Los corruptos “van a tener que devolver lo robado. Vamos a traer una Cicies. El dinero del pueblo tiene que regresar al pueblo, nos deben $37 millardos que van a empezar a pagar, así que empiecen a ahorrar”, dijo Bukele la noche del 3 de febrero, cuando ganó las presidenciales.

Federico Anliker, secretario general de Nuevas Ideas, la organización de Bukele, aseguró que la embajadora estadounidense Jean Manes le expresó al presidente electo el apoyo de Estados Unidos para la creación de la Cicies en la lucha anticorrupción, reseñó elsalvador.com.