0

Salvadoreño que abusaba y maltrataba a su hija cumplirá condena de nueve años en prisión

La infancia de la víctima fue interrumpida por los abusos y golpizas constantes de su progenitor
Imagen de referencia de una celda en una cárcel

Imagen de referencia de una celda en una cárcel

A sus nueve años, una menor de edad vivía con sus padres y su hermana, quienes con frecuencia se mudaban de casa. En el año 2017, esta menor de edad y su familia residían en la colonia Santa Elena, de San Martín, en San Salvador, lugar donde comenzó a ser víctima de golpes y abusos de su propio padre.

El hombre golpeaba a la niña con un cable de licuadora, también le pegaba en la cabeza con los cuadernos, todo esto mientras su madre trabajaba.

Cuando la menor regresaba por la mañana de la escuela y se disponía a ver televisión, su padre se le acercaba y le tocaba sus partes íntimas y le acariciaba las piernas,de acuerdo a la información de la Fiscalía.

El 22 de febrero del mismo año su padre la llamó y le dijo que le alcanzara unas herramientas. Cuando la niña se las llevó, comenzó a tocarla nuevamente. La menor le contó a su mamá lo que pasaba, y ella le reclamó al padre.

El abusador respondió con violencia contra la señora, quien decidió irse con sus hijas del lugar e interpuso la denuncia. Tras los exámenes que le practicaron a la víctima, se determinó que tenía moretones en un brazo, así como lesiones en sus partes íntimas.

El Juzgado de Instrucción de Ilopango ordenó apertura a juicio con la medida cautelar de la detención provisional en contra de Walter Alejandro, quien fue acusado por el delito de acoso sexual en menor e incapaz en modalidad continuada y maltrato infantil en perjuicio de su hija menor de edad.

El agresor es una persona conocida de los niños y niñas en siete de cada diez casos de violencia sexual en El Salvador, así lo confirma la primer “Encuesta de violencia contra la niñez y adolescencia” realizada a nivel nacional durante 2017 por el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, la Dirección General de Estadísticas y Censo y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La indagación estableció que 13 de cada cien niñas ha sufrido de algún tipo de agresión sexual, un flagelo que también ha golpeado un poco más de dos de cada 100 varones.

Con información de El Salvador



--