0

Policía da detalles de los casos de desmembramiento en Bogotá

El cuerpo hallado dentro de bolsas de basura en Engativá no es el único caso que se ha registrado en la capital
CRIMEN. Foto de referencia

CRIMEN. Foto de referencia

El caso más reciente de asesinato y desmembramiento en Bogotá se conoció en la noche de este lunes cuando los habitantes del barrio Villa Luz, en la localidad de Engativá, descubrieron partes de un cadáver que habría sido envuelto en papel celofán y escondido en dos bolsas de basura.

Un reciclador descubrió el cuerpo en la carrera 77A con calle 64H, a pocas cuadras del CAI de Villa Luz. El hombre se llevó la sorpresa al abrir uno de estos contenedores plásticos y percatarse de que había una mano en medio de los desechos.

Según el teniente coronel Jimmy Palacios, encargado de la estación de Policía de Engativá, el cuerpo fue reportado a las 9:00 p.m. por la comunidad del barrio y de inmediato se solicitó la presencia de la Unidad Investigativa y el laboratorio móvil de criminalística para hacer el levantamiento del cadáver.

Al lugar llegaron más de 20 uniformados de la Policía Metropolitana de Bogotá que comprobaron que se trataba efectivamente de restos humanos. Sin embargo, a 200 metros del punto de hallazgo, las autoridades encontraron otros paquetes que contenían las partes faltantes de esta persona aún sin identificar.

El coronel Palacios le dijo a SEMANA que en el tiempo que lleva al frente de la seguridad de Engativá es "la primera vez que ocurre un caso de desmembramiento" y que están a la espera de lo que arroja la investigación para esclarecer el hecho.

El coronel Carlos Rojas Pabón, comandante del operativo de la MEBOG, dijo en rueda de prensa que los responsables del asesinato "muy seguramente creyeron que el crimen fue perfecto (...) pero se les olvidaron los detalles". Por lo que espera que el material probatorio que tiene la Policía Judicial y la Fiscalía dé resultados a corto plazo sobre esta investigación.

En la localidad de Engativá también se había presentado un caso similar en 2015, a cinco cuadras del lugar en el que fue hallado el cuerpo este lunes. En esa ocasión, una mujer de 20 años, identificada como Tatiana Nivia, fue envuelta en bolsas y dejada en medio de los desechos en la carrera 72A con calle 72.

El comandante Rojas Pabón también se refirió a la investigación de otros dos casos que se presentaron en junio de este año en la localidad de Bosa y de los cuales ya se tiene claro el móvil del crimen. "Establecimos la identidad del caso, estamos hablando de dos extranjeros (...) y se trató de un caso de microtráfico", dijo.

Los hechos se habrían presentado en el barrio Porvenir, aunque se desconoce cuál sería la nacionalidad de las personas desmembradas y la fecha exacta en que ocurrieron los asesinatos, pues se sabe que en Bosa se han presentado tres casos similares en lo corrido del año.

En cuanto a los desafíos que representa para las autoridades dar con los responsables de estos crímenes, Rojas Pabón señaló que si bien el descuartizamiento dificulta o retrasa el proceso de identificación de las víctimas esto “no significa que no se pueda verdaderamente saber quién fue el que cometió el hecho” y anunció que en las próximas semanas se darían más detalles de estos casos.

No obstante, el hallazgo de cuerpos desmembrados en Bogotá inquieta a las autoridades puesto que hace 15 días, más exactamente el 29 de mayo, también se identificaron dos cádaveres en la localidad de Mártires, en el barrio Eduardo Santos. Y de nuevo, fue un reciclador quien halló los restos al pasar por el parque principal del barrio y abrir dos bolsas de basura que contenían partes humanas, así como tejidos blandos de las víctimas.

Con información de Semana