0

Las señales que deben alertarte sobre posibles estafas en internet

Las estafas en la web están a la orden del día. Tan astutos son lo delincuentes cibernéticos que hasta los niños están entre sus objetivos
TECNOLOGÍA. Foto de referencia de una mujer mientras usa su teléfono celular y una laptop

TECNOLOGÍA. Foto de referencia de una mujer mientras usa su teléfono celular y una laptop

Los diferentes fraudes que se gestan en la red obligan a que los padres estén atentos a los sitios que los niños visitan, además de instruirlos sobre los peligros que se pueden encontrar en el ciberespacio. Para ello es necesario conocer los anzuelos que utilizan y la manera de reconocer cuándo se trata de un engaño.

La firma de antivirus Norton sostiene que un tipo frecuente de estafa en la que los jóvenes podrían caer de forma fácil es la oferta de prueba gratuita. Como su nombre lo indica, esta pretende que la persona pruebe durante un periodo de tiempo un producto “increíble”, aparentemente sin costo.

La trampa está en que en letras muy pequeñas incluyen términos que indican que al finalizar el test, pagará por el producto una vez al mes y para siempre. De ahí que siempre que surja una oferta irresistible y sin costo, lo mejor es que aconsejes a tus hijos que te notifiquen de inmediato.

Otros ejemplos de estafas en internet incluyen puntos de acceso Wi-Fi falsos; las redes sociales y los mensajes de correo electrónico indican que ganaste un premio caro o que deberías participar en un concurso para ganar un premio caro; y falsos avisos emergentes de supuestos virus y malware. Estos últimos se parecen a programas antivirus legítimos, pero lejos de “arreglar” tu computadora lo que hacen es infectarla con un virus.

Los siguientes son indicadores de que podrías estar enfrentándote a una estafa:

Abundan los errores

Muchas de las estafas que proliferan en Internet están plagadas de errores gramaticales y ortográficos. De manera que si recibes mensajes con estas características es probable que se trate de un fraude, incluso si proviene de un “amigo”.

Ahora que también debes tener sumo cuidado, porque hay muchas estafas en línea con una redacción impecable, ya que es una de las maneras en que los estafadores hacen que sus mensajes parezcan legítimos.

Ofertas de extranjeros

Los mensajes de “príncipes extranjeros” que solicitan ayuda para transferir miles de dólares, un favor por el cual ofrecen pagarte una buena suma de dinero, son estafas clásicas, según el portal norton.com.

Manipulación emocional

Manipular las emociones es otro truco del estafador común. El estrés financiero, la soledad y la frustración son ejemplos de los estados emocionales que los estafadores atacan.

Es posible que no pidan dinero, pero se centran en obtener la información personal, que luego utilizarán para robar identidades.

Búsquedas de talentos

Este es un tipo de estafas dirigida específicamente a niños. Entre las estrategias pueden sugerir que un niño se una a una agencia de modelos en particular o bien que acepte una invitación para una prueba ante cámara.

Según los expertos de Norton, estos pueden parecer reales al principio, pero el fraude llega cuando piden dinero para continuar “trabajando” con la agencia.

Estafas de becas

En esta, el objetivo también son los pequeños de casa. Los delincuentes afirman estar reconociendo los logros académicos de los menores, pero, al igual que con las estafas de talentos, requieren el pago de tarifas importantes por adelantado.

Ante este panorama, lo mejor es que los padres mantengan una comunicación abierta y clara con sus hijos. Insiste en que siempre deben acudir a ti ante cualquier mensaje sospechoso o ventanas emergentes que reciban.

Los estafadores confían en la inocencia de los niños, así que considera limitarles el tiempo de navegación.

Concursos ficticios

¿A quién no le gusta ganarse un bonito premio sin invertir mucho? Pues eso lo saben los ciberdelincuentes, y para aprovecharse de los incautos utilizan las redes sociales como Twitter, aprovechando el acortamiento de URL que permite a los usuarios compartir enlaces.

Lo que hacen es enviar mensajes anunciando un concurso con el que el usuario supuestamente puede obtener un iPad gratis, un smartphone de alta gama o algún otro premio caro: “Simplemente haz clic en el enlace para obtener más información”.

De acuerdo con el portal de la revista rd.com, lo que ocurre al hacer clic en el enlace es que se descarga un software, que agrega tu computadora a una red de bots “zombies” que los estafadores usan para enviar correos electrónicos no deseados.

Antes de hacer clic en un enlace de Twitter de un seguidor desconocido, lo mejor es consultar su perfil, sugiere Josh George, un experto en estafas en línea.

“Si está siguiendo a cientos de miles de personas y nadie lo está siguiendo, es un bot”, explica George al sitio rd.com.

Sin duda, este es un buen consejo para protegerse en línea y evitar ser estafado.