Quantcast
El Tiempo Latino
8:32 a.m. | 49° 6/17/2019

Cómo mantener a los niños sanos y cuerdos en un mundo digital


Bernard J. Wolfson | California Healthline | 6/6/2019, 10:03 p.m.
Cómo mantener a los niños sanos y cuerdos en un mundo digital
Photo by Drew Rae from Pexels |

Los celulares, las tabletas y los videojuegos pueden causar adicción. Interfieren con el sueño. Introducen a los menores en un universo alternativo, a menudo distrayéndolos de actividades del mundo real más productivas y saludables. Y se relacionan con la ansiedad y la depresión, con trastornos del aprendizaje y obesidad.

Así lo muestra un creciente número de investigaciones que enfatizan los peligros físicos y psicológicos del uso excesivo de las pantallas.

"Nadie debería pasar ocho o nueve horas haciendo otra cosa que no sea dormir o trabajar", dice la doctora Sina Safahieh, directora médica de ASPIRE, el programa de salud mental para adolescentes del Hoag Hospital en el condado de Orange, en California.

Sin embargo, para muchos adolescentes, incluido los míos, los celulares y las redes sociales también son herramientas indispensables para planificar su vida social, mantenerse al día con las tareas escolares, y estar en contacto con amigos y parientes que viven lejos.

Recientemente hablé con Samantha Dunn, una ex colega periodista, quien me contó con entusiasmo la manera en que su hijo de 10 años usaba la tecnología digital para ampliar sus conocimientos. Su hijo, Ben, se interesó por la Revolución Americana y el Imperio Británico después de escuchar la banda sonora del musical "Hamilton", y usó el teléfono inteligente de su mamá para investigar el tema.

La fascinación de Ben por el Marqués de Lafayette, el noble y general francés que ayudó a ganar la Guerra de la Independencia, lo motivó a aprender francés. Así que descargó la aplicación de aprendizaje de idiomas Duolingo y se puso a trabajar. "Creo que ha aprendido a amar los idiomas", dice Dunn.

Pero cuenta que ella y su esposo, Jimmy Camp, batallan a diario con Ben porque no quieren que compre Fortnite, un popular videojuego muy sanguinario pero que también sirve como un punto de encuentro virtual donde los amigos se comunican.

"Dijimos que no, y fue como si hubiéramos acabado con su vida", cuenta Dunn.

¿Cómo pueden los padres optimizar los usos constructivos de la tecnología digital y minimizar, al mismo tiempo sus efectos perniciosos?

La clave es ayudar a los niños a utilizar la tecnología como una herramienta, no como un juguete, "donde hay un propósito que no es curar el aburrimiento", explica Jim Taylor, psicólogo y autor del libro “Raising Generation Tech: “Raising Generation Tech: Preparing Your Children for a Media-Fueled World” ("Educar a la Generación Tech: Preparar a tus hijos para un mundo impulsado por los medios de comunicación").

Taylor, como muchos profesionales médicos y de salud mental, aconseja a los padres que establezcan límites y se atengan a ellos. Deberían restringir la cantidad de tiempo que sus hijos dedican a los aparatos, crear zonas libres de tecnología —por ejemplo, sin celulares en los dormitorios— y horas libres de tecnología, como en la mesa, en restaurantes y en salidas familiares.

La Academia Americana de Pediatría recomienda evitar casi todo el uso de medios digitales para niños menores de 2 años y limitarlo a una hora de "programación de alta calidad" para niños de entre 2 y 5 años, con la participación de uno de los padres.