Quantcast
El Tiempo Latino
5:56 p.m. | 49° 5/24/2019

¡Miau-ch! Le cobran $48,152 por una droga contra la rabia


Julie Appleby | Kaiser Health News | 3/13/2019, 10:24 a.m.
¡Miau-ch! Le cobran $48,152 por una droga contra la rabia
Jeannette Parker, bióloga y amante de los animales, se detuvo para alimentar a un gato callejero en una zona rural fuera del Everglades National Park. En lugar de mostrar aprecio, el gato la mordió. Después de investigar un poco sobre la rabia, Parker fue a la sala de emergencias de un hospital cerca de su casa en los Cayos de Florida. Recibió dos tipos de inyecciones y un antibiótico, y una factura por $48,512. | Angel Valentín para KHN

Parker solicitó y recibió una factura detallada de su aseguradora y le pareció un precio exorbitante, así que lo buscó en Google.

"Vi que la inmunoglobulina era cara, pero no tanto", dijo. "Lo pensé durante un rato porque estaba molesta. Finalmente, pasé por el hospital para confirmar y me dijeron: 'Sí, así es'".

La inmunoglobulina antirrábica es un producto complejo, fabricado a partir de plasma sanguíneo donado por voluntarios que han sido inmunizados contra la rabia. Tres fabricantes lo desarrollan y no hay escasez en este momento, según La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Actualmente, el precio promedio de adquisición al por mayor —la cantidad que pagan los mayoristas que luego aumenta cuando la venden a distribuidores o a hospitales— es de $361.26 por mililitro, según Richard Evans, analista de la industria farmacéutica de SSR Health, parte de la compañía de inversión SSR LLC.

Usando ese promedio, el precio de la dosis de 12 mililitros que recibió Parker habría sido de $4,334.

¿Quizás el hospital se equivocó al facturar, agregando un cero?

No, dijo la portavoz de Baptist Health, Dori Robau Álvarez, en una declaración enviada por correo electrónico.

El cargo de $46,422 reflejó los precios que el hospital tenía al 22 de septiembre de 2018, cuando trataron a Parker. Álvarez no reveló el costo, pero la simple matemática muestra que el hospital estaba facturando $7,737 por dosis de 2 mililitros, que es la forma habitual en que se empaqueta la inmunoglobulina.

Álvarez también señaló que un mes después de tratar a Parker, Mariners renovó por completo su lista de precios, conocida como "chargemaster". El hospital redujo el costo de la inmunoglobulina antirrábica a $1,650 por cada 2 ml, lo que habría hecho que la factura de Parker fuera de $9,900. Todavía alta, pero no por las nubes.

Los hospitales revisan periódicamente sus "chargemaster". Pero debe notarse que este recorte particular del 79% se produjo poco antes de enero, cuando las nuevas reglas exigieron a todos los hospitales, por primera vez, que publicaran esas listas de cargos previamente ocultas en los sitios web, lo que forma parte de la interpretación de la administración de Trump de la Ley de Cuidado de Salud Asequible.

"Las facturas de los pacientes que recibieron tratamiento antes del cambio reflejarían el precio anterior", dijo Álvarez.

Álvarez no respondió a las preguntas de seguimiento sobre las razones de la caída del precio o sobre por qué tenían un precio por encima de la media antes del cambio.

Los precios de Chargemaster generalmente no son los que pagan las personas con seguro. Un beneficio de tener cobertura de salud es que las aseguradoras negocian descuentos para la atención dentro de la red. Parker acudió a un hospital de la red.

Pero no todos los servicios tienen un descuento negociado, según señalaron dos expertos en facturación de America's Health Insurance Plans, el lobby de la industria. Y un descuento por un cargo muy alto sigue siendo una gran cantidad de dinero. En el caso de Parker, el plan de salud del sindicato de su esposo pagó $34,618 de la factura total de la sala de emergencias, incluyendo $33,423 sólo por la inmunoglobulina.