Quantcast
El Tiempo Latino
5:50 p.m. | 49° 5/22/2019

Sangre y fuego: así fue la batalla final en Game of Thrones


**SPOILERS** Solo queda un capítulo para el final de la serie y este domingo se respondieron muchas preguntas, en medio de uno de los ataques más sangrientos de la historia de Westeros. ¿Qué pasará?

Semana.com | 5/13/2019, 9:14 a.m.
Sangre y fuego: así fue la batalla final en Game of Thrones
JUEGO DE TRONOS - Ser Davos, Jon Snow y Tyrion peparan el ataque sobre Desembarco del Rey | HBO

Si no se ha visto el capítulo, no siga leyendo esta nota

Solo queda un capítulo para que termine Game of Thrones, una de las series más exitosas de los últimos años y aún hay muchas preguntas por responder. Pero este domingo, se resolvieron varias, o eso es lo que parece.

Todo se resumía a este episodio. La batalla por el trono. Todo pasó de manera épica, en medio de una temporada que ha encantado a muchos, pero que al mismo tiempo ha decepcionado a varios fanáticos, que sienten que las cosas han pasado bastante rápido y que mucho se ha resuelto sin respetar la lógica ni el ritmo de la serie.

El episodio comenzó con Varys enviando cartas contando que Jon es el verdadero heredero al trono. Daenerys, para ese entonces, estaba encerrada, sin comer, sin salir, sin hablar con nadie, como le sucedió a su papá antes de volverse loco.

El primero en caer en un capítulo lleno de fuego y sangre fue Varys. Tyrion tomó su decisión y le contó a su reina que el eunuco trataba de traicionarla. Jon también lo sabía, pues el mismo Varys le había propuesto tomar el trono apenas aterrizó en Rocadragón, pero él se había negado.

Daenerys, ni corta ni perezosa le ordenó a Drogon, su único dragón sobreviviente, quemar a Varys. Y así murió uno de los personajes más importantes de la serie, el que planeó gran parte de las cosas que pasaron, pero quien no pudo sobrevivir a la última batalla. “Espero estar equivocado, de verdad lo espero”, le dijo a Tyrion, antes de morir.

Daenerys ya está decidida a usar el miedo para conquistar el reino que fue de su padre. Le cuenta a Tyrion que Jaime está preso, pues lo cogieron intentando volver a donde su hermana y lo amenaza: si le vuelve a fallar, será la última vez que le falle.

Pero el enano, terco, tiene una deuda con su hermano, quien lo había salvado de morir cuando estaba prisionero. Así que va y lo libera, le pide que vaya por Cersei y escape con ella, que la convenza de desistir en la batalla y que se rinda, que toque las campanas de la ciudad, para que así todo termine. Fue una despedida emotiva para los dos hermanos. Jaime fue el único que apoyó a Tyrion, quien hizo más llevadera su infancia como un enano, y él se lo recuerda en medio de lágrimas.

La batalla era inminente. La gente en Desembarco del Rey, niños, mujeres, ancianos, gente inocente, se encierra en sus casas para tratar de salvarse durante la batalla. Arya y el Perro, quienes habían llegado la noche anterior, se camuflan en la ciudad para tratar de matar a Cersei antes y que no haya una carnicería. Jaime también la busca, pero para salvarla.

En la ciudad, por otro lado, ya sabían cómo matar a un dragón y estaban preparados para hacerlo. Pero nadie habría podido evitar la ira de Daenerys, que llegó con Drogon y destruyó la flota de Euron Greyjoy, atacó las murallas y acabó en pocos segundos con la Compañía Dorada, el ejército que supuestamente iba a salvar a Cersei.