Quantcast
El Tiempo Latino
10:42 p.m. | 49° 5/21/2019

Funcionarios impugnaron plan de arrestos masivos de familias antes de la purga de Trump en el DHS


Nielsen y Vitiello desafiaron un plan secreto para arrestar a miles de padres e hijos en una operación relámpago en 10 ciudades

Redacción- El Tiempo Latino | 5/14/2019, 2:46 p.m.
Funcionarios impugnaron plan de arrestos masivos de familias antes de la purga de Trump en el DHS
MIGRACIÓN. Migrantes en el sur de México buscan nuevas rutas en pro del sueño americano | Crédito: Carlos López / EFE

En las semanas previas a su expulsión el mes pasado, la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen y el alto funcionario de inmigración Ronald Vitiello desafiaron un plan secreto de la Casa Blanca, para arrestar a miles de padres e hijos en una operación relámpago contra migrantes en 10 ciudades importantes de Estados Unidos.

Según siete funcionarios y ex funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional, la administración quería centrarse en el desplome de las familias que habían cruzado la frontera México-Estados Unidos después de la fallida campaña presidencial de “tolerancia cero” a principios de 2018. El propósito final, dijeron los funcionarios, era una demostración de fuerza para enviar el mensaje de que Estados Unidos se volvería duro si se movía rápidamente para detener y deportar a los inmigrantes recientes, incluyendo a las familias con hijos.

La amplia operación incluyó un esfuerzo para acelerar los casos de la corte de inmigración, permitiendo al gobierno obtener órdenes de deportación en contra de aquellos que no se presentaron a sus audiencias. Los arrestos subsiguientes habrían requerido redadas coordinadas contra padres con hijos en sus hogares y vecindarios.

Pero Vitiello y Nielsen lo detuvieron, preocupados por la falta de preparación de los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, el riesgo de indignación pública y la preocupación de que se desviaran recursos de la frontera.

Los arrestos fueron planeados para Nueva York, Chicago, Los Ángeles y los otros destinos más grandes de los Estados Unidos para los migrantes centroamericanos. Aunque algunas de las ciudades son consideradas jurisdicciones “santuario” con departamentos de policía que no cooperan con el ICE, el plan no señalaba esos lugares, explicaron los funcionarios.

Con información de The Washington Post