Quantcast
El Tiempo Latino
10:31 p.m. | 49° 5/21/2019

Especial | Periodismo en América Latina: del cuarto poder, al blanco de persecución


La prensa ha pasado a ser víctima de sistemas totalitarios que vulneran los DDHH

Maiker Yriarte | 5/17/2019, 9:23 a.m.
Especial | Periodismo en América Latina: del cuarto poder, al blanco de persecución
ARBITRARIEDAD. La prensa pasó a ser el enemigo de quienes están en el poder y de los efectivos militares. | EFE/Miguel González

La razón de ser de un periodista es investigar, cuestionar y ser contrapoder; si no lo es, difícilmente sea periodista. América Latina ha sido una región donde esta loable profesión se ha visto vulnerada, atacada y señalada. La razón: ir de frente contra la injusticia, contra la corrupción y contra quienes llegan al poder para enfermarse en él, alterando cualquier principio democrático establecido no solo en la constitución nacional, sino en tratados internacionales.

Hablar de libertad parece fácil, pero no lo es. Según la Real Academia Española, este término tiene que ver con la determinación de las personas en un sistema político democrático, pero la realidad es otra. La libertad en la región ha estado asignada a quien ostenta el poder. Solo hay libertad cuando los actores políticos escuchan lo que quieren. Si un periodista toma la determinación para enfrentar la corrupción o un proceso político, corre el riesgo, hasta de morir.

No solo se han instalado Gobiernos con perfiles autoritarios en América Latina. El crimen organizado también ha hecho estragos contra los trabajadores de la prensa. En México, hasta la fecha, en 2019 han asesinado a dos periodistas solo por cumplir con su deber: informar e investigar.

Ejercer el periodismo en América Latina es un constante riesgo. Según el Instituto Internacional de Prensa, en 2018 asesinaron a 23 comunicadores en la región; en 2019 no ha habido excepción y de acuerdo a Reporteros sin Fronteras, cuatro periodistas han sido asesinados hasta la fecha en la región.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, en América Latina y el Caribe, solo 18% de los casos de periodistas asesinados han sido reportados como resueltos por quienes mantienen el poder político. La impunidad parece estar presente en nueve de cada 10 casos, según la misma organización.

En medio de este conflicto regional, Claudia Julieta Duque, periodista colombiana e investigadora en Derechos Humanos, considera que la profesión enfrenta grandes dificultades debido a la instalación de Gobiernos autoritarios hostiles a la crítica y al periodismo independiente.

Para Duque, los ataques que han recibido los profesionales en la región, ha generado que los periodistas pasen directamente a ser oposición del Gobierno de turno, lo que crea dificultades en el desarrollo de la carrera y nuevos retos, pues son sometidos al hostigamiento y persecución.

Según la experta en Derechos Humanos, el periodismo no solo está amenazado en América Latina sino en todo el continente. “Desde Argentina hasta Estados Unidos hay amenazas a la prensa libre e independiente”.

Para romper con esto Duque consideró necesario la creación de un pacto en el sentido de respetar la existencia de profesionales que a su parecer, no están dispuestos a arrodillarse. “Pasamos del cuarto poder a ser el objetivo y el blanco de los gobiernos de turno, funcionarios públicos, crimen organizado y narcotráfico”.

El Comité para la Protección de los Periodistas clasifica a los países según las tasas de impunidad que prevalecen en los casos de periodistas asesinados. En el índice de este año, México, Colombia y Brasil se encuentran entre los 14 países del mundo que tienen las tasas más altas de impunidad en casos de periodistas asesinados.