Quantcast
El Tiempo Latino
9:38 a.m. | 49° 6/17/2019

Pacientes sin nombre: cuando los médicos tienen que ser detectives


Susan Abram y Heidi de Marco | California Healthline | 5/20/2019, 7:56 p.m.
Pacientes sin nombre: cuando los médicos tienen que ser detectives
Maria Torres visita a su hermano Felipe Luna. Luna fue trasladado a Los Angeles County+USC Medical Center luego de ser arrollado por un auto y sufrir heridas en la cabeza. “Lo único que tenía con él era una tarjeta de un banco y un recibo”, dijo Torres. “No tenía una identificación, pero fue bueno que al menos tenía eso en el bolsillo “. | HEIDI DE MARCO/KHN

El hombre de 50 años con la cabeza rapada y los ojos marrones no reaccionó cuando los paramédicos lo llevaron a la sala de emergencias. Sus bolsillos estaban vacíos: ni billetera, ni teléfono, ni un solo trozo de papel que pudiera revelar su identidad a las enfermeras y médicos que estaban tratando de salvarle la vida. Su cuerpo no tenía cicatrices ni tatuajes distintivos.

Casi dos años después de ser atropellado por un automóvil en el ajetreado bulevar de Santa Mónica, en enero de 2017, y de que lo transportaran a Los Ángeles County + USC Medical Center con una lesión cerebral devastadora, nadie había venido a buscarlo o lo había reportado como desaparecido. El hombre murió en el hospital, todavía sin nombre.

El personal del hospital a veces debe actuar como detective cuando un paciente sin identificación llega para recibir atención. Establecer la identidad ayuda a evitar los riesgos que pueden conllevar realizar tratamientos sin conocer el historial médico del paciente. Y se esfuerzan por encontrar parientes cercanos para ayudar a tomar decisiones médicas.

"Buscamos a alguien que pueda tomar decisiones, una persona que pueda ayudarnos", dijo Jan Crary, trabajadora social clínica supervisora ​​en L.A. County + USC: con frecuencia convocan a su equipo para identificar a pacientes sin nombre.

El hospital también necesita un nombre para cobrar el pago de un seguro privado o programas de salud del gobierno como Medicaid o Medicare.

Pero las leyes federales de privacidad pueden hacer que descubrir la identidad de un paciente sea un desafío para el personal de los hospitales de todo el país.

En L.A. County + USC, los trabajadores sociales revisan las pertenencias y la ropa del paciente, sus teléfonos celulares si no tienen contraseña, buscando nombres y números de familiares y amigos, y revisan recibos o pedazos de papel arrugados en busca de cualquier rastro de la identidad del paciente. Hacen preguntas a los paramédicos que lo trajeron o a los operadores del 911 que atendieron la llamada.

Lenh Vuong, trabajadora clínica social de Los Angeles County+USC Medical Center, visita a un paciente que ingresó sin nombre y que recientemente fue identificado.

Heidi de Marco/KHN

Lenh Vuong, trabajadora clínica social de Los Angeles County+USC Medical Center, visita a un paciente que ingresó sin nombre y que recientemente fue identificado.

También toman nota de los tatuajes y piercings, e incluso intentan rastrear los registros dentales. Es más difícil chequear las huellas dactilares, porque eso se hace a través de la aplicación de la ley, que se involucrará solo si el caso tiene un costado criminal, dijo Crary.

A menudo, los pacientes no identificados son peatones o ciclistas que dejaron sus identificaciones en casa y fueron arrollados por vehículos, agregó Crary. También pueden ser personas con deterioro cognitivo grave, como Alzheimer, pacientes en estado psicótico o usuarios de drogas que sufrieron una sobredosis. Los pacientes más difíciles de identificar son aquellos que están socialmente aislados, incluidas las personas sin hogar, cuyas admisiones en hospitales han aumentado considerablemente en los últimos años.

En los últimos tres años, el número de pacientes que llegaron sin identificación a L.A. County + USC aumentó de 1.131 en 2016 a 1.176 en 2018, según datos proporcionados por el hospital.

Si un paciente permanece sin identificar por mucho tiempo, el personal del hospital inventará una identificación, generalmente comenzando con la letra "M" o "F" para el género, seguido de un número y un nombre al azar, dijo Crary.