0

Balance de poder podría cambiar en Virginia

El 5 de noviembre los republicanos podrían perder la mayoría en la Legislatura
GRUPO. Candidatos y voluntarios movilizan el voto de los latinos.  | FOTO: CASA

GRUPO. Candidatos y voluntarios movilizan el voto de los latinos. | FOTO: CASA

Las elecciones presidenciales son en 2020, pero este martes 5 de noviembre, Virginia será el único estado en el país donde las elecciones estatales podrían determinar el balance del poder en la Legislatura.

Todos los escaños de la Asamblea Estatal en Richmond están en juego: 40 puestos de senadores y 100 de delegados estatales, incluidos los de tres hispanos demócratas que representan a distritos electorales en el Norte de Virginia.

El Senado, cuya elección se realiza cada cuatro años, está compuesto por 21 republicanos frente a 19 demócratas. La última contienda se realizó en noviembre de 2015.

La Cámara de Delegados, se renueva cada dos años, y en 2017 los demócratas avanzaron varios escaños logrando un total de 49, frente a los 51 asientos de republicanos.

Grupos progresistas a favor de los inmigrantes impulsan campañas masivas para movilizar el voto de los hispanos.

“Queremos que Virginia se convierta en un estado azul (demócrata)”, dijo Luis Aguilar, director de CASA en Acción en Virginia, un grupo con fines políticos, derivado de la organización proinmigrante CASA de Maryland.

En las últimas semanas CASA en Acción ha estado movilizando a decenas de voluntarios que han tocado las puertas de residentes hispanos en vecindarios estratégicos del estado. Señalan que al menos han contactado a unas 5 mil personas cada semana.

Estado “purple”

En la última década, Virginia ha pasado de ser un estado conservador republicano (rojo) a uno más moderado. Los votantes han elegido a demócratas (azul) en posiciones clave, pero la Asamblea Estatal ha permanecido bajo el poder republicano.

En las presidenciales de 2008 y 2012, Virginia favoreció al presidente Barack Obama. También eligió a los demócratas Mark Warner y Tim Kaine como senadores ante el Congreso. Los dos políticos sirvieron como gobernadores de ese estado.

En 2016, Virginia favoreció a la demócrata Hillary Clinton con el 49,8% de los votos frente al presidente Donald Trump, que obtuvo el 44,1%.

El estado también eligió a los demócratas Ralph Northam como su actual gobernador y Justin Fairfax como vicegobernador. Y optó por el color azul en el otro cargo más importante, Mark Herring como fiscal estatal.

Sin embargo, la Asamblea Estatal continúa siendo liderada por republicanos, aunque el margen se ha hecho cada vez más corto. En las elecciones de 2017 el Partido del Elefante perdió 15 posiciones en la Cámara de Delegados. Por primera vez el estado eligió a una inmigrante hispana como representante, tal es el caso de la delegada estatal Elizabeth Guzmán, de origen peruano. Ese mismo año otra latina, Hala Ayala, de padre salvadoreño, también se sumó a la Asamblea. Ahora son tres los delegados estatales de origen hispano. El primero fue Alfonso López de madre estadounidense y padre venezolano. Los tres al igual que el resto de los 100 representantes buscan la reelección.

Sin subestimar el voto latino

En contiendas tan apretadas, el voto de los hispanos y grupos minoritarios es crucial. Virginia cuenta con una población aproximada de 8,5 millones de habitantes, según estimados del Censo. Los hispanos representan el 9 % de la población. En números oficiales bordean los 800 mil residentes. En cuestión de electores representan el 5 % de los votantes, con un aproximado de 280 mil hispanos elegibles para ejercer ese derecho.

“Los latinos sí podrían hacer la diferencia, especialmente en elecciones tan apretadas como las que ocurren en Prince William y Manassas para reelegir a Elizabeth Guzmán o Hala Ayala como delegadas estatales”, expresó Aguilar.

De hecho, hace 16 años cuando Virginia eligió al primer hispano en una contienda local, el salvadoreño Walter Tejada, logró el puesto como concejal del condado de Arlington con solo 29 votos de diferencia.

La diversidad apunta al norte

El cambio de la tendencia política en Virginia se debe con mayor fuerza al Norte de Virginia, que es la región más diversa y de crecimiento económico en el estado. En Fairfax los demócratas han avanzado a pasos agigantados. Distritos liderados por delegados republicanos han pasado a manos de demócratas en los últimos quince años.

Prince William es un claro ejemplo de ese cambio, en 2017 las delegadas estatales, Guzmán y Ayala se enfrentaron a una batalla de David y Goliat contra sus oponentes republicanos que habían estado en sus cargos por varios años. Guzmán le arrebató el puesto al republicano Ed Guillespi quien había permanecido en la Legislatura por más de cuatro términos, representando al distrito 31 de Prince William.

Ayala derrotó al republicano Richard Anderson que había ganado el distrito 51 de Manassas por cuatro términos consecutivos.

También en el norte de Virginia se encuentra el Distrito 36 representado por el senador Scott A. Surovell, quien corre para la reelección sin oposición. Esta área incluye partes de los condados de Fairfax, Prince William y Stafford. Surovell, demócrata, había llevado al Senado junto a la senadora Jennifer Boysko (D-33) una propuesta para otorgar licencias de conducir para todos pero esta no avanzó en la Cámara. El senador corre su plataforma de reelección enfocándose en temas como las licencias de conducir y la extensión de la Línea Amarilla y la Línea Azul del Metro hasta lugares en donde viven sus constituyentes en su Distrito.

Virginia Beach: Decisiva

El martes 5, habrá varias contiendas reñidas para la Asamblea Estatal, pero las elecciones en el oeste del estado, Virginia Beach por el distrito 7 en el Senado, concentra las miradas. El escaño representado por años por el republicano Frank Wagner quedó vacante cuando este aceptó un puesto en Virginia Lottery.

De ganar el candidato demócrata Cheryl Turpin, frente al republicano Jen Kiggans, la mayoría en el Senado podría girar hacia el partido azul. Actualmente los republicanos lideran por solo un asiento, 51 a 49.

Impulsan agenda latina

La movilización del voto latino va de la mano con el apoyo hacia candidatos que respaldan una agenda pro inmigrante, dicen miembros de la organización política CASA en Acción.

“Estamos dando nuestro apoyo a una serie de candidatos que apoyan políticas progresistas a favor de la comunidad en general”, dijo Aguilar.

Los puntos cruciales que impulsa esta agrupación son:

• Licencias de conducir para todos, mediante la cual se permitiría a los indocumentados manejar en el estado con un documento paralelo a las licencias actuales.

• Aumento del salario mínimo a 15 dólares la hora. Virginia mantiene el mínimo establecido por la ley de $7,5 la hora. En Maryland y el Distrito de Columbia ya está vigente una ley similar.

• Asegurar que la Policía no ejerza como agente de inmigración y limite su cooperación con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

También hay elecciones locales

Los electores en Virginia no solo tendrán que votar por renovar la Asamblea Estatal sino también cargos locales, como candidatos para la Junta de Supervisores y Junta Escolar en varios condados. Así como para los puestos de Comisario y otros cargos públicos.

Apelan al voto hispano

En estas elecciones hay un número más amplio de candidatos pertenecientes a otras minorías, como afroamericanos, musulmanes e indios. “Varios se están acercando a la comunidad latina y respaldan políticas progresistas”, dijo Aguilar.

Entre los candidatos que apelan al voto latino se encuentra el demócrata Sri Amudhanar que se lanza como comisionado de ingresos para el condado de Loudoun, quien cuenta con el respaldo de la congresista Jennifer Wexton, la senadora Jennifer Boysko y el fiscal general del estado, Mark Herring, cuyas políticas han favorecido a la comunidad inmigrante.

Voto por adelantado

Las personas elegibles que no puedan votar el día de las Elecciones pueden ejercer su derecho este sábado 2 de noviembre en los lugares donde están registrados. Estos centros se abrirán hasta las 5pm.

En el sitio de internet de la Junta de Elecciones se encuentra el listado de personas habilitadas para votar por adelantado (absentee vote). Para más información visite: elections.virginia.gov. Entre ellas se incluyen a estudiantes universitarios fuera de Virginia, negocios fuera del condado o la ciudad de la localidad de votación, embarazadas, personas con alguna enfermedad seria o discapacitados, entre otros.

Dónde y hasta qué hora votar

En Virginia los lugares de votación abren a las 6 a.m. y cierran a las 7 p.m. A cualquier persona que esté en línea hasta las 7 p.m. se le permitirá votar. Si hay una duda del lugar que le corresponde para ejercer su voto, visitar el portal de la Junta de Elecciones: elections.virginia.gov/citizen-portal/.