0

Aliados de Mulvaney intentan detener investigación de los demócratas para el juicio político

Russell Vought, un protegido de Mulvaney tiene la intención de desafiar de manera concertada las citaciones que ha recibido del Congreso
POLÍTICA. El director interino del presupuesto de la Casa Blanca, Russell Vought, habla sobre la transparencia de la orientación y aplicación de la ley federal / Foto crédito: Jabin Botsford / The Washington Post

POLÍTICA. El director interino del presupuesto de la Casa Blanca, Russell Vought, habla sobre la transparencia de la orientación y aplicación de la ley federal / Foto crédito: Jabin Botsford / The Washington Post

Uno de los principales aliados del jefe de gabinete en funciones de Mick Mulvaney se está preparando para entregar lo que el presidente Trump quiere, pero no ha logrado hasta ahora en la investigación del juicio político: la lealtad incondicional del personal de la administración.

Russell Vought, un protegido de Mulvaney que dirige la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca, tiene la intención de desafiar de manera concertada las citaciones del Congreso en los próximos días, mientras que dos de sus subordinados harán lo mismo, al mismo tiempo que demostrarán su lealtad al presidente y crearán un muro de seguridad potencialmente crítico en relación con el presunto uso de la ayuda extranjera para obtener favores políticos de un aliado de EEUU.

El anticipado desafío hacia los investigadores de juicio político viene cuando Trump se ha enfurecido porque muchos de sus “empleados”, como él se refiere a ellos, van al Capitolio y testifican. Es por ello que el presidente ha pedido copias de las declaraciones de los testigos para poder decidir qué hacer con ellas y así quejarse con sus abogados, quienes a su juicio no están haciendo lo suficiente para impedir que la gente hable.

Vought, que actúa en el puesto que Mulvaney ocupó en su día, ha tratado de establecer una relación con el presidente durante algún tiempo y considera que oponerse firmemente a la investigación del juicio político es una forma de reforzarla. Al igual que Trump, el guerrero conservador de larga data se ha burlado de la investigación de destitución, llamándolo “proceso ficticio” y ha dicho que no cumplirá con la citación para comparecer para una declaración el próximo miércoles.

Recordemos que Vought comparte el desprecio del presidente por la ayuda exterior y ha tratado de recortarla en presupuestos anteriores.

Trump a veces ha cuestionado la lealtad de los ayudantes de Mulvaney, pero los funcionarios de la OMB le han asegurado al presidente que no se presentarán y ayudarán a la investigación de los demócratas, dijeron dos funcionarios, complaciendo al presidente.

Traducción libre de The Washington Post