0

La NBA tendrá una tarea difícil para elegir su MVP

Varias piezas se asoman con la misión de apartar del trono a Giannis Antetokounmpo
RECONOCIDO. LeBron James ha sido la pieza más dominante de la década / EFE

RECONOCIDO. LeBron James ha sido la pieza más dominante de la década / EFE

Que la temporada 2019-2020 tenga apenas unas semanas de haber iniciado solo es un tema anecdótico. Si bien el calendario marca poco más de una decena de juegos para cada franquicia de la liga, detrás de esta existe una enorme e incalculable maquinaria en donde sus rostros, entiéndase los jugadores, se preparan semanas antes de que suba el telón de la zafra, todo con la misión de mejorar en comparación con el pasado curso, llevar a su cuadro lo más lejos posibles, y meterse en la lucha por los principales premios individuales.

En el caso del reconocimiento del Jugador Más Valioso de la ronda regular (MVP por sus siglas en inglés), no son pocos los nombres que se asoman como candidatos a un honor de pocos y que realmente define a aquellos que se esforzaron para subir un escalón más que el resto de los elementos de la liga de baloncesto más competitiva del planeta.

El Rey lo quiere todo

En Los Ángeles volvió la diversión. Tras años de amargas derrotas y opciones nulas de avanzar a los playoffs, la actualidad es brillante, muy brillante. El responsable de esto, al menos en mayor medida, es LeBron James. El alero, quien cursa su segunda campaña con los Lakers, no quiere volver a quedarse sin ver acción en la postemporada, algo que sucedió en la 2018-2019, cuando debió adaptarse a la disciplina de una franquicia prometedora, pero cuyas jóvenes piezas no rindieron a la altura de las expectativas.

En su lugar, la gerencia hizo un movimiento increíble para darle la bienvenida a Anthony Davis, uno de los internos más dominantes de la NBA, quien ha hecho en este primer mes de juego una espectacular llave con El Rey.

Con la tercera semana de temporada regular en juego (inició el lunes 11 de noviembre y terminará el domingo 17), James promedia 24.6 unidades por compromiso, con 8.3 rebotes, 11 asistencias y 1.2 robos.

Si todo marcha como hasta ahora, su nombre estará en muchas papeletas para el galardón.

A repetir

En la era donde el triple manda y los tiradores perimetrales abundan, un hombre con la fuerza suficiente para hacerse sentir en la pintura resultó el MVP de la 2018-2019: Giannis Antetokounmpo. El griego de los Bucks de Milwaukee espera no desentonar y volver a alzarse como el mejor jugador que tiene la liga por segundo año consecutivo.

Cambiar el orden de juego y convertirse en el tipo más difícil de marcar, mucho menos dominar, es todo un arte. Pero lo del heleno no es cosa menor. Considerado uno de los atletas más completos que existe hoy en día dentro del tabloncillo, se hizo con un espacio entre los grandes con largas zancadas y volcadas espectaculares. Además, el largo de sus brazos le ha permitido bajar balones que ya no encuentran competidor.

Para el comienzo de la tercera semana, Antetokounmpo presentaba average de 29.7 tantos por choque, 14.3 rebotes, 1.6 bloqueos y 6.8 asistencias.

En todas las estadísticas mencionadas aparecía dentro del top 20 de la liga.

A presumir de su crecimiento

Hay dos jugadores jóvenes que, al menor al ritmo que van, prometen ser las piezas que marcarán el camino a mediano y largo plazo. El primero de ellos es Luka Doncic.

El base de los Mavericks de Dallas, Novato del Año en la 2018-2019, dejó boquiabiertos a propios y extraños para apuntar a un enorme escalón que quisiera ocupar. El esloveno, quien espera jugar los playoffs en la zafra en curso, busca ser el mejor europeo jamás visto en la NBA, algo difícil de conseguir cuando el nombre del alemán Dirk Nowitzki, precisamente quien brilló con los tejanos, es para muchos el hombre que es dueño de tal mote; no obstante, la competencia está ahí.

Con 27.7 puntos, 9.1 asistencias, 10.8 rebotes y 1.2 robos, el piloto sobresale y con mucho mérito.

En caso de meter a los suyos en la postemporada, no sería descabellado considerarlo para el premio individual más importante de la liga.

El segundo nombre es el de Trae Young.

También en su segundo año, el puesto uno de los Hawks de Atlanta es la figura de una organización joven que quiere meterse gradualmente en puestos importantes dentro de la Conferencia del Este. Para ellos, meterse en la siguiente etapa del torneo sería más que ganancia.

Con 26.3 unidades, 8.4 asistencias y 1.8 robos, todos estos números en el top 20 de cada rubro, el muchacho de apenas 21 años de edad quiere romper con los esquemas y ser la más grata sorpresa del calendario.