0

Luka Doncic quiere el trono de la NBA

El esloveno es efectivo y disfruta del baloncesto, algo que no todos pueden hacer
LÍDER. Impulsa a su equipo a jugar la postemporada / EFE

LÍDER. Impulsa a su equipo a jugar la postemporada / EFE

Con cada encuentro, una nueva razón para disfrutar del baloncesto de Luka Doncic. El esloveno, Novato del Año en la campaña 2018 de la NBA sigue demostrando que su calidad, una que lo acompaña desde que era juvenil, pasando por el profesional con el uniforme del Real Madrid y su selección, aún no tiene techo.

En un amplio universo de atletas, pocos no solo ganan, sino que también lo hacen con una estética impecable en donde se separan unos varios pasos de sus rivales y compañeros. Mientras, hay otros que disfrutan tanto la disciplina para la que viven, que van a otro ritmo, y con ellos el disfrute de sus seguidores.

Luka Doncic puede entrar en los dos grupos perfectamente.

Si bien el año pasado dejó atónitos a propios y extraños en la NBA, 2019 le ha permitido generar un debate sensato sobre sus opciones de ser el Jugador Más Valioso de la zafra.

Razones de sobra

La espectacularidad poco vale si no se es efectivo, y el europeo abarca ambos ámbitos sin despeinarse. Hace un año, tras un encuentro contra los Warriors de Golden State, los elogios de los californianos llovieron sobre él.

Steve Kerr, entrenador de los Warriors, dijo que, a su juicio, el esloveno tenía madera de All Star. Esto precisamente coincidió con las votaciones para el Juego de Estrellas del pasado curso, evento que no contó con la presencia del jugador de los Mavericks de Dallas. Asimismo, destacó que su manera de jugar no lo hacía ver como un novato: “su confianza va más allá de lo que se podía esperar de un jugador en su situación”.

“Creo que podríamos revisar la última década y solo veríamos unos pocos jugadores con tanto impacto en la liga siendo tan jóvenes”, añadió el mandamás del banquillo de Golden State.

Campaña increíble

En la 2019-2020 se espera mucho de hombres que cambiaron de aires y de otros que bajaron el nivel la pasada temporada. LeBron James, por ejemplo, quedó fuera de la fiesta de los playoffs con los Lakers de Los Ángeles. Ahora, el estelar alero está siendo acompañado por el interno Anthony Davis, con quien ha hecho una llave increíble.

Por su parte, Kawhi Leonard, recién uniformado con los Clippers de Los Ángeles, espera ser el guía de estos para ir por el campeonato.

Todas aquellas estrellas deberán ir tas el griego Giannis Antetokounmpo, de los Bucks de Milwaukee, MVP de la 2018-2019.

Si se pudiera hacer un corte de primer mes y tomar las estadísticas y analizar el rendimiento de cada pieza, Doncic estaría fácilmente en el top 3 delos favoritos al más prestigioso galardón individual de la NBA.

Esta temporada, el esloveno puso su nombre en los libros de historia al registrar el triple-doble de 35 puntos o más en menor tiempo. La gesta fue alcanzada ante los Warriors, a los que castigó con ese número de unidades en casi la mitad de lo que dura un encuentro de baloncesto de la liga norteamericana.

Asimismo, pasó a ser el jugador más joven en la historia de la NBA en sumar triples dobles seguidos de 35 puntos o más. Sus 20 años de edad fueron mucho menos que los 22 con los que lo logró el mítico Oscar Robertson.

Otro interesante logro fue el de promediar 31.9 puntos, 11.4 rebotes y 10.5 asistencias en un lapso de 10 compromisos, números que lo ponen a la par de James, Robertson, Michael Jordan y Russel Westbrook.

Sin duda, una de las piezas más cotizadas en la actualidad.

Un equipo que aprecia a los extranjeros

En Texas, varios son los equipos que están dentro de la NBA, pero los Mavericks aparecen por encima de sus vecinos por tener una empatía y desarrollo increíble de elementos nacidos fuera de Estados Unidos.

El presente y pasado reciente así lo confirman.

Hace dos décadas, el alemán Dirk Nowitzki llegó para quedarse. Un tipo alto con gran capacidad de tiro al que fue difícil marcar, el punto de retirarse en la 2018-2019 como el sexto máximo anotar en la historia de la NBA, con 31.560 tantos.

Además del germano, se recuerda con cariño el paso del canadiense Steve Nash, un hombre que llevó a los bases a un nuevo espacio gracias a sus penetraciones, demostrando que los hombres pequeños del juego también tienen cómo llegar al aro.

Actualmente, además de Doncic aparece el letón Kristaps Porzingis, ex de los Knicks de Nueva York, con quien ha conseguido armar una fuerte llave para impulsar el juego de los Mavericks.