0

Narco asegura que le pagó a Tony Hernández $10.000 por cada kilo de cocaína que le vendía

"Tony" Hernández es acusado por el gobierno de Estados Unidos de traficar, manufacturar y distribuir cocaína
JUSTICIA. Se espera hacer justicia con el caso

JUSTICIA. Se espera hacer justicia con el caso

Un narco hondureño aseguró que había pagado USD 10.000 por cada kilo de cocaína que le compraba al ex diputado, Juan Antonio "Tony" Hernández y que la droga era producida en un laboratorio que el acusado tenía en la frontera de Colombia y Venezuela, durante el tercer día del juicio que se realiza en un tribunal de Nueva York.

Juan Antonio "Tony" Hernández es acusado por el gobierno de Estados Unidos de traficar, manufacturar y distribuir cocaína, de uso de armas en operaciones de narcotráfico y de haber mentido a la justicia. Fue arrestado en noviembre de 2018 y de ser declarado culpable enfrentaría una pena de cadena perpetua.

Durante su testimonio, el narcotraficante Víctor Hugo Díaz Morales dijo que había pagado USD 100.000 a Tony Hernández para realizar la campaña a diputado del actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández y la presidencia, Porfirio Lobo en 2009 ambos del Partido Nacional.

Díaz Hernández es un narcotraficante capturado en Guatemala y extraditado a los Estados Unidos en 2017. Actualmente coopera con la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York buscando una rebaja de su condena. En su testimonio dijo que realizó negocios con Tony Hernández desde 2004 hasta 2016.

Un narcotraficante acusó a Hernández de haber recibido sobornos por suministrar información privilegiada sobre los puntos de inspección y alcabalas de las autoridades hondureñas para incautar drogas, investigaciones policiales sobre narcotráfico y revelaciones sobre posibles arresto o cateos de narcotraficantes en Honduras.

Díaz Morales hizo hincapié en las contribuciones hechas a las campañas del partido Nacional, del presidente hondureño y hermano del acusado, Juan Orlando Hernández. Se enfocó en la correspondiente a la diputación por el Departamento de Lempira para el años 2009, la eventual campaña presidencial de Porfirio Lobo (2009-2013) el dinero fue canalizado a través del acusado, según el testimonio.

Díaz Morales dijo que Tony Hernández le había asegurado que el pago efectuado al Partido Nacional garantizaría la elección de Porfirio Lobo y de Juan Orlando Hernández, se tendría más información sobre las investigaciones policiales y proporcionaría conexiones con la policía y el ejército para permitirles mover la cocaína a través del territorio hondureño sin interferencia del gobierno.

"Así evitábamos el decomiso de la cocaína en Honduras, garantizábamos que no habría detenciones de los que nos dedicábamos al narcotráfico", argumentó el testigo.

Hubo una conversación en la fiesta de cumpleaños de Díaz Morales a principio de enero de 2010 en un negocio ubicado en Tomas del Río en Gracias, Departamento de Lempira propiedad de Tony Hernández. Allí se encontraron más de 10 narcotraficantes y fue cuando el acusado confirmó que había recibido los USD 100.000 para pagar la campaña y garantizó que habría mayor seguridad y menor riesgo para el negocio del tráfico de drogas.

En esa fiesta, según el testimonio de Díaz Morales, Tony Hernández aseguró que Juan Carlos Bonilla Valladares alias "el Tigre", un oficial de policía hondureña y quien era un hombre de confianza de él (Tony) y de su hermano Juan Orlando Hernández, estaría encargado de la seguridad de los narcotraficantes. "Bonilla era muy violento y estaba capacitado para hacer asesinatos", sostuvo el testigo.

En 2010 también se discutió con Tony Hernández el tema de la extradición. El acusado sostuvo que la extradición era muy difícil de aprobar en Honduras, y que si fuera aprobada por presión de la Embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa, habría formas de detener el proceso en la Corte Suprema de Justicia. Fue entonces cuando Díaz Morales ofreció a Tony Hernández que "se ocupara de sobornos para obtener los votos para que Juan Orlando Hernández quedara electo como presidente del Congreso", (En ese momento Hernández aspiraba a la presidencia del parlamento).

Tony Hernández respondió a Díaz Morales que sí el dinero para el pago de los sobornos llegare a ser necesario se lo habría saber, ya que estaban recibiendo colaboración de otros narcotraficantes como: Alejandro Ardón( ex alcalde de El Paraíso), Javier y Leonel Rivera Maradiaga (cártel de los Cachiros) y Rodolfo Irian Navas (diputado al Congreso).

Diaz Morales también confirmó frente al jurado que Tony Hernández tenía su propio laboratorio para hacer cocaína en sociedad con Rodolfo Alfredo Vergara Bonifante, alias "Cinco", en un sector llamado "Los Aceiticos" en la frontera de Colombia y Venezuela, donde el acusado producía los kilos de droga para exportar con su propia marca TH.

El testigo de la fiscalía dijo que había movido con la ayuda de Tony Hernández unos 145 mil kilos de cocaína que tenían como destino final a los Estados Unidos entre 2004 y 2016.

Otro dato que lanzó Díaz Morales fue que en febrero de 2010, Tony Hernández le había confesado que su hermano [Juan Orlando Hernández] se postularía para presidente en las próximas elecciones que se realizarían en 2013. De resultar ganador "tendría todo el poder en Honduras y no habría problemas para mover la cocaína a través del territorio hondureño", dijo el testigo que le había asegurado el acusado.

Díaz Morales afirmó que en una oportunidad le había regalado a Tony Hernández dos relojes rolex, uno para él y otro para su esposa Vanessa, un toro, un caballo peruano y dos pistolas en agradecimiento a su colaboración.

De acuerdo al testimonio, el narcotraficante le pagaba a Tony Hernández USD 5.000 por cada información que ofrecía sobre cateos, alcabalas e investigaciones sobre narcotráfico de las autoridades, USD 50.000 por los datos sobre los radares que detectaban los vuelos de las avionetas cargadas de cocaína.