0

Djokovic se despide del US Open con el miedo de una nueva lesión

Una molestia en el hombro izquierdo lo apartó de su camino al título
LAMENTO. Comenzó a sentir la lesión en la segunda ronda del torneo

LAMENTO. Comenzó a sentir la lesión en la segunda ronda del torneo

En estos tiempos, el tenis cuenta con historias de pocas alteraciones. Con cada torneo donde aparecen las grandes figuras de la disciplina, alguna cosa parece quedar clara: Novak Djokovic, Rafael Nadal o Roger Federer son los jugadores con más opciones que el resto del universo de raquetas para coronarse. Pero a veces, el destino tiene otros planes, y cruza un rival insuperable o un percance que tuerce el camino de las leyendas vivientes del deporte blanco.

Así sucedió con el serbio, actual número uno del circuito masculino, recientemente retirado del US Open, último Grand Slam del año, por una lesión en el hombre izquierdo, molestia que arrastraba desde la segunda ronda de la cita neoyorquina.

Dolor persistente

El cuadro del mandamás de la ATP lucía sencillo en su primera semana. Luego del sorteo antes del inicio del campeonato, tres nombres aparecían como piezas con pocas opciones que podían pisar una cancha importante del complejo ubicado en la Gran Manzana para reñir contra el de Belgrado. Y Así fue.

En su debut, triunfo en sets corridos contra el español Roberto Carballés (6-4, 6-1 y 6-4). Para su segundo choque, victoria ante el argentino Juan Ignacio Lóndero por 6-4, 7-6 y 6-1; sin embargo, en ese cruce empezó a encender las alarmas. Desde el primer parcial, Nole mostró dificultades en su mecánica desde el saque hasta sus ejecuciones, sobre todo con el revés.

Varias visitas del trainer presagiaban lo peor, y aunque el rival de turno no era el más complicado, tampoco fue un día más en su exitosa rutina que la mayor parte del tiempo lo tiene el día de la final en la pista principal.

En tercera ronda, triunfo ante un local, Denis Kudla, por 6-3, 6-4 y 6-2. Ahí también se mostraba una versión dubitativa de Djokovic otra vez por su físico.

El obstáculo

El verdadero reto del serbio aparecía en ronda de octavos de final. El rival: Stanislas Wawrinka. El suizo, ganador de tres Majors, siempre ha complicado el desarrollo del tenis del balcánico. Dos de estos tres enormes trofeos en su palmarés han sido precisamente contra el número uno del mundo. El choque, de entrada, era de enorme atractivo. El helvético es uno de los hombres con el revés más potente de todo el circuito, un contrincante que se planta en potencia y establece rápidamente su base de operaciones en el medio de la línea de base. En la víspera se sabía que no sería un paseo para Nole en Nueva York.

Pero con sus molestias, la balanza tenía un poco más de peso del lado de Stan, quien venía de una suerte de reinicio en su carrera, aprovechando la vuelta a su equipo del sueco Magnus Norman y la adición del venezolano Daniel Valverdú.

El primer set no defraudó.

La fuerza de Wawrinka se mezclaba con los cambios de efecto de Djokovic. El resultado era un festín de enorme tenis y puntos espectaculares que hicieron al público levantarse en repetidas ocasiones de sus asientos. La noche del domingo 1 de septiembre era de prime time y en la arena Arthur Ashe los ojos del tenis se posaban sobre ellos para disfrutar del deporte blanco.

Un quiebre puso en la delantera a Stan, quien se quedó con la primera manga por 6-4. El segundo también fue suyo, en este caso por 7-5, luego de un inicio enorme de Nole, quien se quedó sin gasolina.

El tercero duró poco. Quiere arriba 2-1, Wawrinka estrechó la mano de su rival, quien decidió retirarse por las molestias en el hombre izquierdo, aún por conocerse el alcance de su lesión.

Reacciones

"Nunca quieres que un partido termine de esta manera. Realmente lo siento por Djokovic, es un buen amigo, es un campeón increíble", señaló el suizo al concluir el juego en rueda de prensa. "Jugamos un gran tenis todo el tiempo que estuvimos en la pista".

Por su parte, Nole también tuvo palabras tras el choque.

"El dolor fue constante durante semanas. Algunos días más altos, algunos días con menos intensidad y obviamente tomando diferentes cosas para eliminarlo al instante", dijo. "El tratamiento, a veces funciona y otras no. Simplemente el propio cuerpo te dice cuando ya no puedes seguir más".

"Es frustrante. Muy frustrante. Obviamente no soy el primero, ni el último jugador que se lesiona y se retira de uno de los eventos más importantes del tenis (…) pero obviamente acabo de salir de la cancha, así que, por supuesto, me duele", cerró.