0

MONTGOMERY: Los niños inventaron el futuro en una feria

Una tarde de domingo con ciencia, innovación, creatividad y diversidad
CONSTRUIR. Los niños que llegaron hasta la feria aprendieron a construir con pequeños bloques de madera.

CONSTRUIR. Los niños que llegaron hasta la feria aprendieron a construir con pequeños bloques de madera. CREDITO: Olga Imbaquingo – ETL

Tecnología y cultura no riñen. Así lo demostró la Feria del Futuro (Future Fest), organizada por Kid Museum del condado de Montgomery. Unas 80 exhibiciones de mini robots, programación digital, legos inteligentes de madera o aventuras virtuales por el espacio fueron algunas de las experiencias que se disfrutaron en familia.

Mientras unos se entretenían con unas máscaras virtuales de la corporación Boeing y creaban mosaicos de colores; en el centro de Veterans Plaza jóvenes coreanas ofrecían lo mejor de sus danzas tradicionales y el contagioso ritmo del masinko, un instrumento apreciado en Etiopía, lograba que sus bailarines derrochen quilates de talento.

La ciencia y la cultura se complementaron en una tarde en la que al menos unas 15 mil personas de todos los colores y orígenes celebraron el valor de la ciencia y la importancia de la diversidad.

“Esto se trata de aprender destrezas para el futuro que les tocará vivir en un mundo de alta tecnología y de gran diversidad cultural”, dijo Cara Lesser, fundadora y directora ejecutiva de Kid Museum.

Para ella la feria buscó “mandar claramente el mensaje de que en la diversidad de nuestra nación está la fortaleza. Juntos celebramos las diferencias y mostramos lo que es ser un ciudadano del mundo y así inspiramos a los niños para que sean agentes de cambio”.

Aprendiendo en familia

El domingo 15 de septiembre cientos de familias aprendieron a levantar edificios con pedacitos de madera y cartón, a manejar con control remoto los autos del futuro y se pararon a preguntar sobre el árbol inteligente que la niña Eva-Jessy Guech creó y que ella aspira algún día salvará vidas cuando se producen incendios.

Entre esos padres estuvo Paulino Fuentes con su hijo Eric de cuatro años. “Mira, mira cómo se enciende, ¿lo ves? Esto no se hace solo, es necesario energía y la energía es esa pila ¿la ves?”, el pequeño así aprendió cómo se hace la luz. “Vine porque quiero enseñarle algo nuevo, para que su mente se enfoque en algo productivo y sea una persona de bien en el futuro”, dijo Fuentes.

AMBIENTE. Una familia construye la casa imaginaria de un futuro sostenible, con pedazos de cartón.

AMBIENTE. Una familia construye la casa imaginaria de un futuro sostenible, con pedazos de cartón.

Más allá, Edson Orellana hacía fila con sus hijos Patrick y Aaron para colocarse una cámara virtual en sus ojos. Minutos después Patrick contó que surcó por el gran cañón de Marte y miró cómo arreglaban la estación espacial”. A la pregunta ¿Qué vas a ser cuando seas grande? “No le sé”, dio por respuesta; pero el padre sí sabe por dónde quiere que sus hijos avancen: “la ciencia, la tecnología y la inteligencia artificial van a dominar el mundo y ellos deben estar preparados, ellos son buenos en matemáticas, yo estoy para apoyarlos”. Eso lo dijo quizá pensando que con sus hijos se realizarán sueños que no estuvieron al alcance del inmigrante peruano que vino a trabajar en construcción hasta que sufrió un accidente.

¿Qué se puede hacer con pequeños bloques de madera? ¡De todo! Al artista Mazin Badawi un día se le ocurrió que esos trocitos que él les da vida en obras de arte servían para que los niños y adultos pongan a volar la imaginación. “Es saludable, entretenido y pone al cerebro a pensar”, dijo su creador. Estaba en lo cierto, los pequeños arquitectos y científicos revoloteaban por varias mesas de los expositores, pero siempre volvían a construir robots, caballitos y edificios con piecitas de madera.

Ya lo dijo Albert Einstein, “la imaginación es más importante que el conocimiento” y en la feria el senador de Maryland Chris Van Hollen puso en su boca lo dicho por el más grande de los científicos del siglo pasado. Además el político invitó a “imaginar un futuro juntos celebrando nuestra diversidad y riqueza cultural”.

EJEMPLO. Paulino Fuentes llevó a su hijo Eric a la feria Future Fest, en Silver Spring.

EJEMPLO. Paulino Fuentes llevó a su hijo Eric a la feria Future Fest, en Silver Spring.

Este año fue para exponer la riqueza de China, India, Corea, Etiopía y El Salvador. Si unos niños hacían pajaritos de origami, los que pasaban por el puesto de El Salvador juntaban coloridos mosaicos inspirados en Fernando Llort, el artista del que más enorgullece a los salvadoreños. Hablando de arte y tradiciones también trajeron sus hamacas hechas a mano y que puestas en el patio de la casa son verdaderas obras de arte.

El éxito de ciencia del futuro solo será posible si se levanta sobre un tejido social responsable con el planeta y que abraza la diversidad. Ese fue un mensaje y el ejemplo en una tarde en la que Antonio Tijerino, presidente de Hispanic Heritage Foundation, recordó a voz en cuello que este es el Mes de la Herencia Hispana.

¿POR DÓNDE EMPEZAR EL CAMBIO?

Museo. Acuda al Kid Museum en Bethesda. Está abierto para toda la familia y tiene programas para que los niños aprendan a desarrollar un pensamiento. Visite: kid-museum.org.

Inventar. Para que sus niños aprendan a inventar y construir con trocitos de madera como lo hicieron en Future Fest, visite: ixidorll.com. Si está buscando que sus hijos aprendan a crear robots, visite: mymcmedia.org/tag....



--