0

Fiscales federales cuestionan competencia del laboratorio criminalístico de D.C.

Luego de realizarse una investigación que reveló lapsos en los exámenes de balística, incluyendo algunos que carecían de documentación de apoyo
INVESTIGACIÓN. La reseña de 33 páginas reveló la tensión entre la oficina del fiscal y el Departamento de Ciencias Forenses de D.C.

INVESTIGACIÓN. La reseña de 33 páginas reveló la tensión entre la oficina del fiscal y el Departamento de Ciencias Forenses de D.C. - Pexels

Una investigación de los fiscales federales en el laboratorio criminalístico del Distrito planteó preguntas sobre la "integridad y la competencia" del organismo y reveló lapsos en los exámenes de balística, incluyendo algunos que carecían de documentación de apoyo y un caso en el que un analista que estudiaba los fragmentos de bala nunca los sacó de una bolsa de plástico.

La investigación de tres meses realizada por la oficina del fiscal de los Estados Unidos y el FBI también reveló inquietudes sobre la posibilidad de que los gerentes del Departamento de Ciencias Forenses de D.C. hayan pasado por alto posibles problemas, por temor a que los fiscales pongan a los analistas en una lista negra para que no testifiquen en el tribunal.

El inusual informe, obtenido por The Washington Post, fue escrito por la oficina del ex-fiscal del distrito Jessie K. Liu y fechado el 31 de enero, fecha de su último día como principal agente de la ley de la ciudad.

Liu escribió en una carta que la investigación, reportada por primera vez el mes pasado por The Post, no apoyó cargos criminales contra los empleados de la agencia ni descubrió ningún caso criminal que haya sido "afectado o comprometido negativamente". Pero remitió los hallazgos a Daniel W. Lucas, el inspector general del distrito y solicitó a su agencia que investigara "la mala gestión, el mal juicio y las fallas de comunicación" dentro de la agencia.

Según el informe, los fiscales recomendaron que una investigación de los inspectores generales considerara las prácticas y normas que intervienen en el análisis balístico, así como la "comprensión institucional de la importancia de las normas de integridad para la labor del organismo".

La reseña de 33 páginas reveló la tensión entre la oficina del fiscal y el Departamento de Ciencias Forenses de D.C., agencias que deben trabajar juntas para resolver casos criminales.

Los fiscales observaron que una respuesta del DAAT a sus preguntas fue "generalmente abstrusa y defensiva" y que el organismo notificó en noviembre a los fiscales sobre cuestiones disciplinarias que "no se habían divulgado anteriormente". Dijeron que la investigación planteaba preocupaciones sobre el "juicio y la franqueza" de un gerente.

En una entrevista, la Directora del DFS, Jenifer Smith, dijo que no estaba de acuerdo con las preocupaciones de los fiscales sobre la cultura dentro de la unidad de armas de fuego.

Smith defendió a su agencia el jueves en una audiencia del Comité Judicial y de Seguridad Pública del Consejo de D.C. Cuando el miembro del consejo Charles Allen, presidente del comité, mencionó la historia inicial de The Post y preguntó sobre el estado de la investigación, Smith dijo que había terminado y no se presentaron cargos.

Con información de The Washington Post