0

Despiden a oficial de la policía de Alexandria por uso indiscriminado de la fuerza

El sospechoso no representaba una amenaza al estar desarmado
SEGURIDAD. Foto de referencia de una patrulla de policía

SEGURIDAD. Foto de referencia de una patrulla de policía

Una investigación sobre la figura de un oficial de la policía de Alexandria, en Virginia, determinó el uso injustificado de la fuerza por parte del uniformado, lo que derivó en su inmediato despido del departamento.

El cuerpo policial de la mencionada área indicó que la decisión llegó en medio de las pesquisas para determinar si había abusado de la fuerza o no en un incidente que involucró el arresto de un hombre blanco.

La aprehensión lo llevó a derribar al sospechoso, quien no portaba arma. De acuerdo con las políticas del departamento, el hombre no representaba una amenaza al estar desarmado, por lo que la acción era completamentamente injustificada.

Michael Brown, jefe de la policía de Alexandria, emitió un comunicado en el que señaló que “el uso injustificado de la fuerza es completamente inaceptable”. El responsable del cuerpo policial aseguró que seguirán tomando acciones contra “los oficiales en los casos en que se producen violaciones de esta política”.

Para la fecha, el departamento no ha revelado el nombre del oficial despedido.

Por su parte, Craig Fifer, portavoz de la ciudad, indicó que todos los funcionarios públicos de la zona tienen derecho a apelar luego de la revisión a la que puedan ser sometidos.

Además, informó que de un total de 5.500 detenidos entre 2019 y lo que va de 2020, solo se usó la fuerza contra 37 de ellos.

“Los sujetos negros comprendieron el 50% de las personas detenida”, señaló el portavoz.

Por el hecho que derivó en el despido del oficial, tres altos cargos fueron disciplinados al no investigar inmediatamente la situación.En Estados Unidos, la policía ha estado en el ojo del huracán desde que el 25 de mayo un agente del departamento de la policía de Minneapolis asesinara frente a testigos a George Floyd, afroamericano de 46 años de edad, en una detención por pagar con un billete falso en una tienda.

El uniformado apoyó su rodilla en el cuello de su víctima por más de ocho minutos hasta acabar con su vida.

El hecho desató miles de protestas en todo el país en donde la consigna principal fue exigir justicia e igualdad, poniendo nuevamente sobre la mesa el tema del debate en Estados Unidos. Además, se solicitó en varias ciudades aplicar reformas a los cuerpos policiales para evitar acciones de este tipo en el futuro, así como recortar los fondos anuales para los cuerpos de seguridad.



--