0

¿Qué pasará con las ligas de fútbol europeo?

La conclusión y definición de cada torneo doméstico es el punto a desarrollar
VACÍO. La falta de fútbol se hace sentir en Europa / EFE

VACÍO. La falta de fútbol se hace sentir en Europa / EFE

El lamentable brote del coronavirus Covid-19 que azota gran parte del planeta obligó a poner freno en casi toda actividad. El deporte no fue la excepción y el fútbol, vista como una de las disciplinas más populares, fuente de espectáculo y seguida por millones de personas, encontró una pausa, una que hasta la fecha produce una serie de preguntas en medio del resguardo al que son sometidos futbolistas y fanáticos.

Las interrogantes giran en torno al futuro próximo en Europa. Por ejemplo, sus tres principales ligas, concentradas en Inglaterra, España e Italia, generan un vacío que se traduce en incertidumbre y que tiene que ver con lo que podría ocurrir. La conclusión y definición de cada torneo doméstico es el punto a desarrollar.

Líder inalcanzable

La Premier League de Inglaterra fue la última en poner pausa a sus actividades, una decisión que se extenderá hasta el día 3 de abril sólo si los organismos de salud locales dan luz verde a los responsables de la liga de retomar las acciones. De momento, esta crisis generada por el coronavirus ha dejado sobre el tapete varias opciones para un próximo punto final de la liga.

Por una parte se habla de la disposición de cada uno de los 20 clubes que conforman la liga de acabar de una buena vez con la temporada 2019-2020, así todo dejaría en manos de Liverpool el título; no obstante algunos reportes de la prensa del Reino Unidos apuntan a un vacío, pues no se habría logrado concluir de manera directa con cada una de las 38 jornadas. Si esta última es la que recala en las autoridades, para el equipo Red sería un golpe anímico durísimo, pues estaba completamente encaminado a coronarse hasta la decisión de parar la temporada.

Otro aspecto a tomar en cuenta y que podría llevarse a cabo es el de jugar la 2021-2022 con 22 equipos. La decisión tendría como motivo principal eliminar el descenso e incluir a los dos primeros de la segunda división; sin embargo, esto último estaría por definirse.

Pero hay un tema que desvía la atención sobre el futuro próximo en Inglaterra. Wayne Rooney, leyenda viviente del balompié inglés y jugador del Derby County de la segunda división, arremetió contra los jerarcas de la Premier League, a quienes acusó de usar los jugadores de “conejillos de indias” al no suspender antes.

En su columna en el Sunday Times, fue enfático al señalar que “el fútbol tomó la decisión correcta al final", pero “¿por qué esperamos hasta el viernes? ¿Por qué Mikel Arteta se enfermó por culpa de un partido en Inglaterra para que se hiciera lo correcto? Para los jugadores, el personal y sus familias, ha sido una semana preocupante, una en la que se sintió una falta de liderazgo del gobierno, de la FA y la Premier League. Se sentía que lo trataban como algo que pasa normalmente en el fútbol. Que Leicester no es un equipo lo suficientemente grande como para causar caos, está bien, seguimos adelante. Luego, tan pronto como uno de los clubes más grandes, el Arsenal, se ve afectado, finalmente tomamos una decisión. Se sentía como si estuviéramos tratando de cojear, mantener el fútbol en lugar de preparar a todos para lo que vendrá".

La queja del delantero siguió: "Después de la reunión de emergencia, por fin se tomó la decisión correcta: hasta entonces casi parecía que los futbolistas en Inglaterra estaban siendo tratados como conejillos de Indias. El resto del deporte: tenis, Fórmula Uno, rugby, golf, fútbol en otros países estaban cerrando operaciones y a nosotros nos dijeron que siguiéramos. Creo que muchos futbolistas se preguntaban: '¿Tiene algo que ver con el dinero involucrado en esto?'”.

En manos de la UEFA

Desde España, los jerarcas de la Real Federación Española de Fútbol dejan en manos de la UEFA la decisión a tomar. Se espera que próximamente se emita un comunicado con las sugerencias por parte del organismo que rige la disciplina en el Viejo Continente para conocer no solamente la conclusión de la campaña, sino también de lo que derive según el puesto de cada conjunto.

En caso de que la misma haya finalizado, el título quedaría en manos del Barcelona; no obstante, la misma podría posponerse y jugar las últimas fechas siempre y cuando el torneo que ceda su espacio sea la Eurocopa, cita dispuesta a celebrarse en verano del 2020.

A diferencia de Inglaterra, el sistema de ascensos y descensos se llevaría a cabo según una propia clasificación hecha desde la Real Federación Española de Fútbol, pues esperan definir a través de los equipos cuáles descienden a segunda y cuales ascienden a la máxima categoría del balompié español.

En territorio ibérico, se confirmaron tres jugadores afectados por el Covid-19, quienes se encuentran aislados.

Opciones a explorar

La lucha por el título en Italia tenía a par de equipos históricos en una justa cerrada y emocionante. Juventus e Inter de Milán se seguían en el paso jornada a jornada, prometiendo una definición de nunca olvidar; sin embargo, el parón, como ya sabemos, hizo de las suyas y puso un freno obligatorio también a la Serie A.

En Italia se espera una solución próxima; no obstante, hay varias posibilidades que se barajan desde la Federación de ese país. Una de ellas tiene que ver con la celebración de las jornadas restantes en los meses de junio y julio, esto siempre y cuando se postergue al menos durante un año la Eurocopa 2020. Otra de las posibilidades, y mucho más parecida a la que se puede aplicar en España, es la de otorgar el título al que se encuentra actualmente en el primer puesto, en este caso para el equipo de Turín.

Mientras, y apuntando esa crisis de la que no quieren saber en Inglaterra, dejar un vacío sería otra de las posibilidades. Esta dejaría el vacante en ese renglón durante la 2019-2020 y volvería a la acción prometiendo un trofeo a partir de la 2020-2021.

En caso de que la pausa se extienda más allá de lo esperado, se presume que el ascenso y descenso se estaría llevando a cabo a través de un sistema de playoffs, donde se medirían los últimos de la primera división, y donde los primeros de segunda también lucharían por ese boleto tan ansiado a la Serie A.

Cada liga según su actualidad, según sus posibilidades y según lo que dicen sus directivos, hace malabares para intentar ver la luz al final del túnel. Mientras, desde la UEFA el silencio gana terreno, todo esto a la espera de crear un acuerdo lógico para todas las partes afectadas.