0

Medidas para hacer ciudades más habitables y saludables tras el coronavirus

El automóvil ocupa una gran cantidad de espacio. Actualmente, hay 1.00 millones de automóviles en el mundo
ALTERNATIVAS. Mejorar ciudades requiere un trabajo en conjunto, entre urbanistas, planificadores de transporte, arquitectos, expertos en educación, profesionales de salud, etc.

ALTERNATIVAS. Mejorar ciudades requiere un trabajo en conjunto, entre urbanistas, planificadores de transporte, arquitectos, expertos en educación, profesionales de salud, etc. EDH

El coronavirus, además de dejar miles de muertos, ha golpeado fuerte a la mayoría de países en diferentes aspectos.

La pandemia requiere un gran paquete de estímulos financieros que genere oportunidades para el cambio y así no seguir actuando de la misma manera en la que se venía trabajando.

Las nuevas decisiones deben ser integrales, incluir indicadores para la economía, equidad, sostenibilidad, habitabilidad y salud. La idea es crear un mundo más justo, sostenible y habitable para la sociedad.

Este virus ha mostrado a los países sus puntos más débiles y deberán estar atentos en qué áreas deben invertir más, así señalan analistas.

El portal El Observador estableció 8 medidas que deben tomarse para crear ciudades habitables y saludables tras la pandemia del COVID-19:

Cambios en el uso del suelo

Las ciudades deben buscar un diseño que incluya conectividad e infraestructura para que la población pueda desplazarse más fácilmente y así limitar el uso de automóviles y el transporte público.

Se debe tener diversidad, es decir, mezcla de casas, tiendas, escuelas y lugares de trabajo en un área.

La idea es readecuar los espacios y así mejorar el tráfico, calidad del aire y la gestión de espacios verdes.

Menos uso de autos

El automóvil ocupa una gran cantidad de espacio. Actualmente, hay 1.00 millones de automóviles en el mundo.

Analistas consideran que se debería reducir este medio de transporte y se debería apostar al uso de otros medios, como la bicicleta, que permite la actividad física.

La bicicleta tiene muchas ventajas: reduce la mortalidad prematura, combina el transporte y el deporte, no causa contaminación atmosférica ni acústica, utiliza menos espacio que los vehículos.

Un estudio reveló que en Europa se encontró que podría evitarse más de 10 mil muertes prematuras cada año si el modelo de bicicletas aumentara un 25%.

Espacios verdes

El confinamiento por el coronavirus ayudó a que se redujera la contaminación del medio ambiente.

Los espacios verdes ayudarían a mitigar el calor y el ruido, la reducción de la contaminación, la compensación de las emisiones de carbono.

Los beneficios para la salud también son varios: una vida más larga, menos problemas de salud mental, mejor funcionamiento cognitivo, un mejor estado de ánimo y bebés más sanos.

Gestionar los cambios

En muchas ciudades falta un concepto de sostenibilidad, una ciudad habitable y saludable.

Queda en manos de los Gobiernos de planificar cambios sin olvidar referidos conceptos. No hay ninguna ciudad que marque cuáles son los ingredientes de esa ciudad y cómo prepararla.

TAMBIÉN: 10 cosas que cambiarán en nuestras vidas tras el coronavirus

Un ejemplo de ese punto es Hamburgo, en donde en 2034 se tiene planificado dejen de prescindir los autos. El principal motivo es la acción climática y otros beneficios como la habitabilidad y la salud.

Participación ciudadana

Las autoridades deben involucrar a las comunidades y a los ciudadanos en la planificación y desarrollo de proyectos urbanos y de transporte.

En el caso de Bélgica, el proyecto Ringland de Amberes tiene un enfoque interesante que propone un modelo de desarrollo urbano sostenible a gran escala centrándose en un rediseño de la red de carreteras en la ciudad.

Dicho proyecto fue totalmente organizado en su totalidad por ciudadanos.

Liderazgo e inversión

Mejorar ciudades requiere un trabajo en conjunto, entre urbanistas, planificadores de transporte, arquitectos, expertos en educación, profesionales de salud, etc.

El liderazgo y la inversión adecuados son esenciales. Los alcaldes y sus equipos deben tomar la iniciativa y realizar inversiones directas que beneficien los diferentes aspectos en las ciudades, relató el portal.

Las ciudades que han tomado estos aspectos a favor están más interconectadas que nunca. Estos aspectos han mejorado la capacidad de trabajar de la mano en sostenibilidad y crisis climática.

Enfoques sistemáticos

Las ciudades necesitan enfoques sistemáticos que tengan en cuenta muchos factores diferentes. Además, deben instalar este tipo de pensamiento y acción y bucles de retroalimentación.

Analistas aseguran que las ciudades deben tener un enfoque holístico incluyendo áreas como la salud, la habitabilidad, sostenibilidad, el cambio climático y equidad.

Equidad

En cualquier medida propuesta debe considerarse la equidad, ya que una mejor planificación urbana y de transporte puede conducir a ciudades neutras, en carbono, más habitables y saludables.

Fuente: El Salvador