0

DC: Alimentos para los más necesitados

Los recolectores de comida que luego la distribuyen a los más necesitados son los otros héroes silenciosos de la pandemia de coronavirus
Reparto. Los víveres se reparten una vez por semana, pero están tratando de hacerlo más de una vez hasta alcanzar a unas 175 familias. FOTO: Cortesía Francis on the Hill.

Reparto. Los víveres se reparten una vez por semana, pero están tratando de hacerlo más de una vez hasta alcanzar a unas 175 familias. FOTO: Cortesía Francis on the Hill. Cortesía

Beneficiario. Un padre de familia beneficiario de la ayuda de este naciente grupo de voluntarios de Washington DC. FOTO: Cortesía Francis on the Hill

Beneficiario. Un padre de familia beneficiario de la ayuda de este naciente grupo de voluntarios de Washington DC. FOTO: Cortesía Francis on the Hill

Familias. Los alimentos donados por varios distribuidores son entregados a las familias más pobres, identificadas por Oficina de Asuntos Latinos de la Alcaldía. | FOTO: Cortesía Francis on the Hill

Familias. Los alimentos donados por varios distribuidores son entregados a las familias más pobres, identificadas por Oficina de Asuntos Latinos de la Alcaldía. | FOTO: Cortesía Francis on the Hill

Alrededor del mundo, en tiempos de la pandemia unos se solidarizan con aplausos desde sus balcones, otros entretienen a sus vecinos con sus guitarras o violines desde sus terrazas, unos más dicen que quedarse en casa o llevar una mascarilla siempre puesta también son formas de cuidar de los demás.

Otros tantos se preocupan de que no falte un plato en la mesa entre aquellos que están desempleados o sus horas de trabajo están muy mermadas. Una de esas nacientes organizaciones de voluntariado que se esfuerza para que las familias más pobres no se duerman con el estómago vacío es Francis on the Hill

El año pasado, cuando la palabra pandemia era solo el título de una película, los voluntarios Francis on the Hill, quienes son una vertiente de la organización Following Francis, se propusieron embellecer el Meridian Hill Park. Ese pulmoncito verde con un estanque, alojado entre los barrios Columbia Heights y Adams Morgan, es el parque de recreo de muchas familias latinas de esos vecindarios; pero llegó el coronavirus, destruyó los empleos y confinó a sus habitantes.

Fue entonces cuando los voluntarios de Francis on de Hill vieron que, además de adecentar el parque, otra misión urgente tenían en frente: auxiliar a las familias que desesperadamente necesitan alimentos. Como en esos alrededores viven muchos latinoamericanos, se pusieron en contacto con la Oficina de Asuntos Latinos de la Alcaldía (Mola), para informarse donde conseguir suministros y pedir ayuda para identificar a las familias más necesitadas.

“Los distribuidores de alimentos fueron generosos. Conseguimos más comida de la que esperábamos”, según la doctora retirada y voluntaria Nancy Wilson. Los entre 20 y 30 voluntarios llenaron fundas de alimentos y las llevaron al parqueadero de Cardozo High School. La primera vez unas 30 familias se abastecieron de frutas y vegetales frescos, carnes, leche, huevos y más víveres. Como era pascua incluyeron chocolates para los niños, donados por Rodman’s. La entrega se hace una vez por semana. Durante el segundo reparto se beneficiaron 45 familias. La aspiración es suplir a 175 hogares y hacerlo más de una vez por semana.

Antes del coronavirus, uno de cada 10 habitantes de DC no tenía aseguradas sus tres comidas diarias. Con la irrupción de la pandemia, Capital Area Food Bank y otras organizaciones han visto un aumento de la demanda entre un 30% y un 400%. Estos centros se nutren de las donaciones de los supermercados, pero estos días muchos productos (huevos, harina y leche) escasean o han desaparecido de las estanterías.

Coastal Sunbelt Produce, Each Peach Market, Best World Market, Little Wild Things Farm y otros están colaborando con estos voluntarios. Los distribuidores dijeron sí al anhelo de estos residentes de DC que, además de seguir embelleciendo el parque, han convertido a los garajes de sus casas en bodegas de alimentos.

Es el caso de Brigit y Jimmy Venza, cuando se movieron a su nueva casa en el northwest no imaginaron que su cochera se convertiría en centro de acopio. “Sería buenísimo si incluyen en las raciones arroz, fréjol y harina”, fue la recomendación que, según este grupo de voluntariado, les hizo Ingrid Gutiérrez, del equipo de alcance comunitario de Mola, quien además es el enlace entre las familias y los samaritanos de Francis on the Hill. Un voluntario llamó a un supermercado y el administrador le dijo: “Venga y lleve todo lo que le haga falta”. El Capital Area Food Bank también aportó cinco cajas grandes de víveres.

Following Francis es una organización sin de lucro, que dirige un innovador modelo de entrega segura de alimentos en otras ciudades. Para conseguirlo se alió con White Pony Express de California, especializada en detectar dónde están las reservas de alimentos.

White Pony Express, desde su creación hace siete años, ha colectado más de 10 millones de libras de alimentos y las ha distribuido en los comedores y a los sin techo, a los albergues, a los cocinas comunitarias, a los geriátricos y otros lugares. Diariamente distribuyen 15.000 libras de comida.

Durante la primera entrega de víveres en DC, Wilson dijo sentirse “entusiasmada de hacer posible este trabajo. Esto me lleva a mis años de cuidadora, fueron tiempos importantes y con mucho significado. Descubrí que cuando se sirve a otros, cosas muy buenas pasan”.

Jay Steptoe, coordinador de Francis of the Hill, dijo “nuestro distribución de alimentos en DC apenas comenzó hace dos semanas. Con la ayuda de Mola estamos identificando a las 175 familias que realmente necesitan”, además aseguró que “la entrega de alimentos continuará más allá del fin de la crisis sanitaria”.

SITIOS DONDE OFRECEN ALIMENTOS

Voluntariado. Las familias que estén sufriendo inseguridad alimentaria y quieren ser beneficiarias del voluntariado de Francis on the Hill primero deben llamar a las oficinas de MOLA al 202-671-2825. Serán atendidas en español.

Raciones. Capital Area Food Bank y sus asociados están distribuyendo raciones de alimentos durante esta emergencia. Para obtener información sobre los horarios y los lugares de entrega se recomienda llamar al 202-644-9800.

Platos. En el corazón del enclave latino entre Columbia Heights y Mount Pleasant, en la calle Newton y la 16, está St. Stephen & the Incarnation Episcopal Church. Allí se ofrece comidas calientes siete días a la semana. Llame para saber sobre los horarios al 202-232-0900.

Entregas. DC Central Kitchen y sus asociados distribuyen fundas de alimentos y hacen entregas a domicilio gratuitas, además ofrece entrenamiento en el arte de la cocina para jóvenes impactados por la pandemia. Para más información llamar al 202-234-0707

Trabajadores. Hook Hall sigue entregando alimentos y comidas preparadas solo para los trabajadores de bares y restaurantes del área metropolitana que están en el desempleo. Este bar-restaurant-taberna está en la 3400 de la Georgia Ave. Si trabajaba en un bar o restaurante llame al 202-629-4339, para más detalles ingrese a https://www.hookhall.com/