0

Fact-Checking | Las mentiras detrás de la rueda de prensa de los abogados de Trump, que involucran a Venezuela, Cuba y China

El equipo del presidente saliente sigue sin presentar pruebas del fraude que denuncia
DECLARACIÓN. “Nuestros votos son contados en Alemania y en España por una empresa propiedad de filiales de Hugo Chávez (fallecido en 2013) y Nicolás Maduro”, aseguró Rudy Giuliani en una rueda de prensa.

DECLARACIÓN. “Nuestros votos son contados en Alemania y en España por una empresa propiedad de filiales de Hugo Chávez (fallecido en 2013) y Nicolás Maduro”, aseguró Rudy Giuliani en una rueda de prensa.

“Lo que realmente estamos tratando aquí y descubriendo más cada día es la influencia masiva del dinero comunista a través de Venezuela, Cuba y probablemente China y la interferencia con nuestras elecciones aquí en los Estados Unidos”. - Sidney Powell, abogada de la campaña de Trump, 19 de noviembre.

Esto es solo un fragmento de una conferencia hecha por abogados de la campaña de Trump, quienes alegan un fraude masivo en el sistema de votación de Estados Unidos.

Powell describió una trama bajo la cual un “algoritmo” manipulado por los demócratas cambió los votos de Trump a Biden. Pero afirmó que se rompió porque el apoyo al presidente era muy fuerte, por lo que los demócratas se vieron obligados a utilizar un método de “puerta trasera” para manipular el voto con boletas por correo que se deslizaron durante la noche.

No hay evidencia que respalde ninguna de estas hipótesis. Requeriría que los trabajadores electorales en muchos estados se involucren en un esquema de fraude masivo que le dio a Biden la presidencia; pero a su vez no logró cambiar la mayoría republicana en el Senado y le costó escaños a los demócratas en la Cámara de Representantes.

Mientras tanto, su colega, el exalcalde de Nueva York Rudolph W. Giuliani, hizo otras acusaciones que, en gran parte, fueron rechazadas por los jueces cuando se les presentó la supuesta evidencia.

DENUNCIA. Giuliani afirmó que Trump ganó en Pensilvania y Michigan, pero los resultados electorales son distintos. | Foto: Efe.

DENUNCIA. Giuliani afirmó que Trump ganó en Pensilvania y Michigan, pero los resultados electorales son distintos. | Foto: Efe.

A continuación una guía de algunas de las afirmaciones clave hechas en la conferencia de prensa, principalmente en el orden en que fueron presentadas.

“Puedo demostrarles que él (Trump) ganó Pensilvania por 300 mil votos. Puedo demostrarles que ganó Michigan probablemente por 50 mil votos. Cuando me fui a la cama la noche de las elecciones, él estaba por delante en todos esos estados, en cada uno de esos estados”. -Giuliani

El liderazgo de Trump desapareció porque los votos en ausencia y anticipados no pudieron contarse en gran parte hasta la noche de las elecciones, debido a las reglas establecidas por las legislaturas controladas por el Partido Republicano en esos estados. Entonces, los votos en persona, que se inclinaron por los republicanos, se informaron primero.

Solo en Pensilvania, faltaba contar más de 1,4 millones de votos después de la medianoche. Debido a que estos votos respaldaron en su mayoría a Biden, la ventaja de Trump se borró a medida que pasaban las horas.

Lee también: Abogada de Trump afirma que supuesto fraude en elecciones fue financiado por Venezuela, Cuba y China

Casi sucedió lo contrario en Arizona. En la noche de las elecciones, Biden tenía una ventaja de más de 130 mil votos, con 750 mil por contabilizar. Pero en este caso, los votos restantes se inclinaron por los republicanos, por lo que para cuando se contaron todos los votos, la ventaja de Biden había caído a 10 mil.

Pero Giuliani está argumentando que todas esas papeletas por correo deberían descartarse en Pensilvania y Michigan, dando la victoria a Trump.

“Joe Biden nos dijo unos días antes de las elecciones que tenía el mejor equipo de fraude electoral del mundo”. - Giuliani.

Eso es falso. Giuliani se refiere a un video manipulado que originalmente comenzó con un tweet de un funcionario del Comité Nacional Republicano (RNC) y luego fue difundido rápidamente por Eric Trump, la secretaria de prensa de la Casa Blanca Kayleigh McEnany y otros. Fue bloqueado en Facebook y Twitter lo etiquetó como engañoso.

Biden en realidad habló del esfuerzo de su campaña para combatir la intimidación a los votantes, no de una organización para cometer fraude electoral. En una sección de la entrevista que el RNC eliminó de su clip, Biden incluso se refirió específicamente a la organización de la campaña: “Tenemos más de mil abogados, más de mil de ellos contestarán el teléfono, si cree que hay algún desafío a su votación”.

“Cometieron errores importantes, como hacen todos los delincuentes. Y los atrapamos. Uno de ellos estaba expulsando a los inspectores republicanos”. - Giuliani.

Los jueces de Pensilvania y Michigan han rechazado esta afirmación. Los propios abogados de Trump han atestiguado en la corte que se le otorgó acceso a su campaña y observaron el proceso, tanto en Filadelfia como en otras ciudades, y no encontraron evidencia de fraude.

“El recuento que se está realizando en Georgia no nos dirá nada porque estas boletas fraudulentas simplemente se volverán a contar porque no proporcionarían las firmas para igualar las boletas”. - Giuliani.

Eso es falso. Las firmas fueron examinadas y verificadas cuando se contaron originalmente las papeletas.

Lee también: Recuento de votos en Georgia reafirma victoria de Biden

El secretario de estado de Georgia, Brad Raffensperger (republicano), refutó esta afirmación en Facebook cuando Trump la planteó por primera vez en un tuit: “Abordemos esta desinformación sobre la coincidencia de firmas (...) Ayudamos a capacitar a los funcionarios electorales sobre la coincidencia de firmas”.

La firma se verifica cuando una persona solicita una boleta de voto ausente y luego nuevamente cuando se devuelve la boleta.

“Tenemos 17 mil votos provisionales emitidos en Pittsburgh”. - Giuliani.

En la conferencia de prensa, Giuliani sugirió que estos eran en su mayoría casos en los que los demócratas ya habían emitido votos fraudulentos en nombre de alguien que inesperadamente se presentó a votar. Pero no hay evidencia de que sea así; en cambio, hubo una variedad de problemas, como la falta de una firma en un formulario, que causaron que se usara una boleta provisional.

“Ella (Jessy Jacob) fue asignada a tareas de votación en septiembre, y la ciudad de Detroit y el estado de Michigan la capacitaron. Básicamente está entrenada para hacer trampa”. - Giuliani.

Un juez de Michigan, el 13 de noviembre, encontró que la denuncia de Jacob no era convincente.

“Las acusaciones hechas por la Sra. Jacob son serias. Sin embargo, en la declaración jurada, la Sra. Jacob no menciona la ubicación de la oficina satélite, la fecha de septiembre u octubre en que ocurrieron estos actos de fraude, ni indica el número de ocasiones en que presenció la presunta mala conducta. La Sra. Jacob en su declaración jurada no menciona a los empleados de la ciudad responsables del fraude electoral y nunca le dijo a un supervisor sobre la mala conducta”, escribió el juez de circuito del condado de Wayne, Timothy Kenny.

“La información de Jacob es generalizada. Afirma el comportamiento sin fecha, ubicación, frecuencia o nombres de empleados. Además, la Sra. Jacob no ofrece ninguna indicación de si tomó medidas para abordar la supuesta mala conducta o para alertar a cualquier supervisor sobre el presunto fraude electoral”.

“Te juran que a las 4:30 de la mañana, una camioneta se detuvo en el centro de Detroit donde (a las autoridades) se les mantuvo contando los votos. La gente pensó que era comida, así que todos corrieron hacia el camión. No era comida. Fueron miles y miles de papeletas”. - Giuliani.

Este reclamo proviene en gran parte de una sola declaración jurada que fue presentada por una presunta testigo, Melissa Carone, una trabajadora de TI contratada para Dominion. Pero Carone, que hizo una serie de denuncias de fraude electoral, ni siquiera llega a las conclusiones a las que llegó Giuliani.

En su declaración jurada, Carone simplemente dice que los alimentos fueron llevados en dos camionetas, pero agregó: “Nunca vi comida saliendo de las camionetas, casualmente se anunció en las noticias que Michigan había encontrado más de 100 mil boletas más”.

“Un caso que desestimamos hoy porque ese caso intentaba que la Junta de Supervisores del condado de Wayne cancelara la certificación. Bueno, lo hicieron. Descertificaron”. - Giuliani.

La junta del condado de Wayne inicialmente se dividió 2 a 2 el martes, pero finalmente verificó el voto 4 a 0 después de que se produjo un alboroto. Al día siguiente, los dos republicanos en la junta dijeron que querían rescindir sus votos, lo que la oficina del secretario de estado de Michigan dice que no es posible. La junta estatal aún debe certificar el total de la votación.

“Los sistemas de votación Dominion, el software de tecnología Smartmatic y el software que va en otros sistemas de codificación computarizada, no solo Dominion, fueron creados en Venezuela bajo la dirección del (expresidente) Hugo Chávez”. - Powell.

Chávez murió hace siete años, pero, ¿está influyendo en las elecciones estadounidenses desde su tumba? La declaración que los abogados de Trump están haciendo muestra, según The Washington Post, una gran cantidad de información errónea derivada principalmente de rumores de Internet y blogs de derecha.

Dominion Voting Systems, fabricante de software que los gobiernos locales utilizan para ayudar a realizar sus elecciones, es una empresa canadiense que efectivamente tiene su sede en Denver.

La empresa dice que no es partidista. “Dominion no tiene ninguna relacvión de propiedad de la empresa con ningún miembro de la familia Pelosi, la familia Feinstein o la Iniciativa Global Clinton, Smartmatic, Scytl o ningún vínculo con Venezuela”, afirmó la compañía en una página web que desacredita los rumores electorales

“Dominion trabaja con todos los partidos políticos; nuestra base de clientes y nuestras prácticas gubernamentales de divulgación reflejan este enfoque no partidista”.

La compañía opera en 28 estados, incluidos Florida y Ohio, dos estados en los que Trump ganó fácilmente. Pero los contratos suelen ser con condados individuales. Por ejemplo, el software Dominion se utilizó solo en dos de los cinco condados que tenían problemas en Michigan y Georgia.

Los problemas en Michigan se debieron a errores humanos, según un relato detallado publicado por la oficina del secretario de estado de Michigan. (La campaña de Trump ha solicitado un recuento en Wisconsin, pero extrañamente no en los condados que usaban sistemas Dominion).

Smartmatic, una empresa de tecnología electoral, fue fundada e incorporada en los Estados Unidos en el año 2000. Tiene su sede en Londres.

“Dos de los fundadores, Antonio Mugica y Roger Piñate, continúan dirigiendo la empresa como CEO y Presidente, respectivamente”, explicó la compañía. “La mayoría de las acciones (83%) están en manos de SGO, empresa propiedad de las familias Mugica y Piñate. Las acciones restantes están en manos de empleados (10%) e inversores ángeles (7%)”.

“El software de Smartmatic no tiene licencia ni lo utilizan otras empresas”, dice la empresa.

“Nuestros votos son contados en Alemania y en España por una empresa propiedad de filiales de Chávez y [el actual presidente Nicolás] Maduro”. - Giuliani.

No es verdad. Los votos en las elecciones estadounidenses no se cuentan en Alemania ni España.

“No se puede creer que la empresa que cuenta nuestro voto, con control sobre nuestro voto, es propiedad de dos venezolanos que fueron aliados de Chávez, son aliados presentes de Maduro; con una empresa cuyo presidente es socio cercano y comercial de George Soros, el mayor donante del Partido Demócrata, el mayor donante de Antifa y el mayor donante de Black Lives Matter”. - Giuliani.

The Washington Post refiere que la afirmación carece de fundamento. Mark Malloch-Brown es presidente de SGO, la empresa matriz de Smartmatic. Malloch-Brown también forma parte de la junta directiva de Open Society Foundations de Soros, que otorga subvenciones a grupos de la sociedad civil como Black Lives Matter.

Soros es un multimillonario partidario de causas liberales, pero por lo demás no tiene conexión con Smartmatic. (Antifa, abreviatura de “antifascista”, no es una organización oficial y, por lo tanto, no recibiría donaciones).

“Eso es verdad. [Powell Informa que un servidor fue incautado en Alemania.] De alguna manera está relacionado con esto, pero no sé si los buenos o los malos lo obtuvieron”. - Powell.

Aquí, los abogados de Trump abrazan una afirmación desacreditada en numerosas verificaciones de hechos y marcada por Facebook como falsa. Pero demuestra cuántas de sus denuncias se derivan de publicaciones en internet.

La historia fue que el Ejército de los Estados Unidos allanó la empresa española de software electoral Scytl en Alemania; y confiscó sus servidores en busca de evidencia de manipulación en las elecciones estadounidenses de 2020.

Pero Scytl lo denunció como una noticia falsa y señaló que no tiene oficinas en Alemania. El Ejército también lo negó. La historia se elevó después de que el representante Louie Gohmert (republicano por Texas) comentó que le dijeron que había un tweet en alemán reseñando que el ejército estadounidense había entrado y tomado el servidor Syctl.

Posteriormente la nueva red favorita de Trump, One America News, emitió un informe sobre el reclamo, afirmando que el servidor mostraría que Trump en realidad ganó 410 votos del colegio electoral, incluyendo California.

El Comité Ejecutivo del Consejo de Coordinación Gubernamental de Infraestructura Electoral federal y el Consejo Coordinador del Sector de Infraestructura Electoral dijeron en una declaración conjunta que "no hay evidencia de que ningún sistema de votación haya eliminado o perdido votos; haya cambiado votos o haya sido comprometido de alguna manera”.

"El presidente Trump ganó por abrumadora mayoría". - Powell.

Falso. Trump perdió la votación del colegio electoral, 306 a 232. Ese es exactamente su margen en su carrera de 2016 contra Hillary Clinton. Biden también ha recibido más de 6 millones de votos más que Trump.

Fuente: The Washington Post.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.



--