0

Si nunca se ha vacunado contra la gripe, este año debería hacerlo

En 2019, solo el 38% de los adultos hispanos en EE.UU. se vacunaron contra la gripe
Una enfermera administrando un "flu shot" (la vacuna contra la gripe) | FOTO: Daniel Acker/Bloomberg |

Una enfermera administrando un "flu shot" (la vacuna contra la gripe) | FOTO: Daniel Acker/Bloomberg | Daniel Acker/Bloomberg

El Dr. Sergio Rimola es un ginecólogo-obstetra originario de Guatemala, certificado por el Board de Ginecología y Obstetricia de los Estados Unidos y miembro del Congreso Americano de Gineco-Obstetricia de EE.UU.

El Dr. Sergio Rimola es un ginecólogo-obstetra originario de Guatemala, certificado por el Board de Ginecología y Obstetricia de los Estados Unidos y miembro del Congreso Americano de Gineco-Obstetricia de EE.UU.

Como padre, siempre busco formas de proteger a mis hijos, nietos, y familia. Como líder en salud pública, busco formas de proteger la salud de nuestra comunidad. Una de las mejores maneras de hacer ambas cosas en el 2020 es vacunarse contra la gripe.

Aunque los expertos en salud no saben cuál será el impacto de la gripe este año, la perspectiva de una “doble epidemia” los tiene preocupados. A medida que nos adentramos en la temporada de gripe, el Proyecto de Monitoreo del COVID informa que los casos de COVID-19 están aumentando en los EE.UU., estableciendo nuevos récords en un algunos estados. Si tenemos tanto el COVID-19 como la gripe circulando en nuestras comunidades, la eficacia del manejo de los recursos de salud pública y médicos podrían verse afectados.

La gripe no es tan mortal como el COVID-19, pero ocasionalmente una cepa particularmente letal se sale de lo normal. Una de ellas fue la “Gripe Española” de 1918 que mató entre 50 y 100 millones de personas (el registro médico no era muy eficiente hace 100 años). La gripe puede causar una enfermedad leve o grave y en ocasiones puede llevar a la muerte.

La gripe es diferente al resfriado, por lo general, comienza de repente. Las personas con gripe a veces sienten síntomas como tos, dolor de garganta, o fiebre en algunos casos.

Pero incluso una temporada de gripe leve podría sobrecargar el sistema médico con casos de COVID-19. ¿Recuerda las historias sobre hospitales sobrecargados durante los primeros días de la pandemia? Imagine qué tan grave podrían ser las cosas si adicionalmente se produce una epidemia de gripe. En un año promedio, millones de personas en los EE.UU. se infectan con la gripe; cientos de miles de enfermos de gripe son hospitalizados y decenas de miles mueren.

Como padre y gineco-obstetra, estoy muy preocupado por nuestros hijos y también por las señoras embarazadas que tienen un mayor riesgo de tener complicaciones. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, casi 200 niños murieron de gripe la temporada pasada en los EE.UU. - la mayoría de los cuales no fueron vacunados. El virus puede ser potencialmente peligroso para los niños pequeños, pero vacunar a toda la familia puede representar una gran diferencia para mantener a todos sanos.

Otra razón para prevenir la gripe con la vacuna este año es el hecho de que se desconocen los efectos de la recuperación de la gripe, sólo para infectarse más tarde con el COVID-19. Si bien no es seguro que el hecho de tener gripe haga más peligrosa una infección posterior por COVID-19, algunos profesionales médicos sospechan que podría serlo. Ambos virus atacan el sistema respiratorio y también se presentan con síntomas tan similares, que incluso para los médicos es difícil diferenciarlos sin una prueba.

Es por esto que muchos de mis colegas en salud pública y medicina han estado incentivando a todos los mayores de 6 meses a vacunarse contra la gripe lo más pronto posible. Los fabricantes han aumentado la producción y hasta ahora, 105.5 millones de dosis se han distribuido en los EE.UU., con millones más por venir. Los proveedores de salud están tratando de hacer que la vacuna se obtenga de manera fácil y segura, ofreciendo clínicas de vacunación sin cita previa y en automóvil.

Esperamos vacunar a los pacientes antes que las familias se reúnan para las fiestas, compartiendo comidas - y potencialmente enfermedades.

Las autoridades sanitarias ahora están de acuerdo en que el COVID-19 puede propagarse a través de partículas exhaladas por alguien con el virus (en lugar de expulsarlo con fuerza por un estornudo o la tos), enviando el virus al aire durante un máximo de tres horas en una habitación sin ventilar. La gripe también puede propagarse de esa manera.

Aún no tenemos una vacuna contra el COVID-19, pero sí para la gripe. Las vacunas contra la gripe a menudo están disponibles a un bajo costo o sin costo alguno. Sorprendentemente, sin embargo, menos de la mitad de los adultos americanos eligen tomar esta simple medida preventiva la mayoría de los años.

El año pasado, sólo el 38% de los adultos hispanos en EE.UU. se vacunaron contra la gripe.

Si nunca se ha vacunado contra la gripe, este sería el año en el que debería hacerlo. Usar una máscara, mantener la distancia con los demás y lavarse las manos puede reducir el riesgo de enfermarse de gripe y de COVID-19, pero nada es más seguro para evitar la gripe que la vacuna contra la gripe.

El año 2020 ya ha presentado muchos desafíos. Enfermarse de gripe no debería ser uno de ellos.

Únase a mí y vacúnese contra la gripe en 2020. Yo ya lo hice, y también mi familia. Unámonos todos para detener la propagación de la gripe. Para información sobre dónde vacunarse localmente: www.vdh.virginia.gov/vaccinate-virginia/

*El Dr. Sergio Rimola es un ginecólogo-obstetra originario de Guatemala, certificado por el Board de Ginecología y Obstetricia de los Estados Unidos y miembro del Congreso Americano de Gineco-Obstetricia de EE.UU. Ha ejercido la práctica privada desde 1997 en Vienna Virginia y también es afiliado al hospital de Inova Fairfax. De igual manera es instructor clínico de la Universidad de George Washington y codirector de la Asociación de Médicos Hispanos de Estados Unidos en el área Metropolitana de Washington DC. El Dr. Rimola también es asesor de la junta de Latinos para el Gobernador de Virginia en temas de salud.



--