0

Northam autoriza el pago por riesgos para los trabajadores de salud domésticos

Un pago de $1.500 estará disponible para aproximadamente 43 mil 500 trabajadores
El gobernador de Virginia, Ralph Northam.

El gobernador de Virginia, Ralph Northam. Gobierno de Virginia/Flickr

El gobernador Ralph Northam anunció $73 millones en fondos federales de la Ley de Ayuda, Recuperación y Seguridad Económica (CARES) por Coronavirus para proporcionar pago por peligrosidad a los asistentes de cuidado personal de salud en el hogar que sirvieron a poblaciones de alto riesgo durante los primeros meses de la pandemia de COVID-19 en Virginia.

Un pago único antes de impuestos de $1.500 estará disponible para aproximadamente 43 mil 500 trabajadores de atención médica domiciliaria que brindan atención personal y que prestaron servicios a miembros de Medicaid entre el 12 de marzo y el 30 de junio de 2020.

“A los trabajadores de atención médica domiciliaria a menudo no se los ve, no se les reconoce y se les paga mal, pero hacen el trabajo vital de cuidar a los virginianos vulnerables”, dijo el gobernador Northam. “Sus trabajos los ponen en mayor riesgo durante esta pandemia, y este pago es una forma en que podemos reconocer que se pusieron en peligro para ayudar a otros. Quiero agradecer a nuestros trabajadores de atención médica domiciliaria por el trabajo que realizan todos los días para mantener a las personas saludables”.

Los trabajadores de atención médica domiciliaria brindan servicios que son fundamentales para permitir que las personas mayores de Virginia o las personas con discapacidades sigan viviendo en sus propios hogares. Además de los pagos por riesgos, el presupuesto estatal que entró en vigor el 1 de julio incluía un aumento salarial del siete por ciento durante dos años para los trabajadores de la salud en el hogar, y el Departamento de Servicios de Asistencia Médica (DMAS) está trabajando para proporcionar a esos trabajadores equipo de protección personal , incluyendo mascarillas, guantes y desinfectante para manos.

“La mayoría de los trabajadores del cuidado de la salud en el hogar son mujeres, algunas de color, que brindan servicios de salud críticos por un salario bajo”, dijo la senadora Louise Lucas, Presidenta del Comité Senatorial de Educación y Salud. “Este pago por riesgo reconoce el trabajo esencial que hacen y los riesgos que asumieron, especialmente en los primeros meses de la pandemia, cuando se sabía menos sobre este virus. Es una forma en que podemos mostrar nuestro agradecimiento a las personas que hacen un trabajo tan importante".

“Los trabajadores de la salud en el hogar son héroes olvidados incluso en los mejores momentos, y la pandemia los ha puesto en mayor riesgo y bajo mayor estrés”, dijo el delegado Mark Sickles, presidente del Comité de Instituciones, Bienestar y Salud de la Cámara. “Este pago por peligrosidad es una forma de mostrarles a estos trabajadores que los valoramos y el trabajo esencial que realizan”.

“Los trabajadores de atención médica domiciliaria han estado en la primera línea de la pandemia, trabajando todos los días para mantener segura a nuestra comunidad”, dijo David Broder, presidente del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio Virginia 512, que representa a los asistentes de atención personal. “Los trabajadores de atención domiciliaria, principalmente mujeres negras y morenas, son fundamentales para ayudar a los adultos mayores y las personas con discapacidades a llevar una vida saludable y activa, segura en el hogar y en la comunidad. Eso fue especialmente importante a principios de este año cuando los hogares de ancianos enfrentaron brotes. Este pago por peligrosidad reconoce su trabajo esencial. Es una inversión importante que apoyará a las familias y mantendrá bajos los costos generales para nuestro sistema de atención médica".



--