0

IBI Consultants publica informe que pone en evidencia relación de Nayib Bukele con estructura corrupta de Alba Petróleos, José Luis Merino y régimen de Maduro

El documento advierte que el vínculo socava el estado de derecho salvadoreño y los objetivos políticos de Estados Unidos con Venezuela y Nicaragua
EL SALVADOR. Nayib Bukele, presidente de El Salvador / EFE

EL SALVADOR. Nayib Bukele, presidente de El Salvador / EFE

Las fotos publicadas en esta nota periodística fueron tomadas directamente del informe original de IBI Consultants titulado "Cómo hacer desaparecer mil millones de dólares".

Un informe de Douglas Farah, presidente de IBI Consultants, titulado "Cómo hacer desaparecer mil millones de dólares" permite establecer vínculos entre el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, con el líder principal del FMLN, José Luis Merino; PDVSA y la empresa creada por Hugo Chávez Alba Petróleos, que se convirtió en una enorme maquinaria de lavado de dinero. El autor señala que esta alianza no responde a ideologías de izquierda o de derechas sino exclusivamente al interés por el dinero.

En esta foto se encuentra el líder del FMLN José Luis Merino, el presidente Nayib Bukele y Ernesto Sanabria alias "El Brozo".

En esta foto se encuentra el líder del FMLN José Luis Merino, el presidente Nayib Bukele y Ernesto Sanabria alias "El Brozo".

La investigación ofrece elementos que prueban que hombres del entorno del presidente de El Salvador vienen de las cúpulas corruptas de ARENA y el FMLN y estuvieron directamente involucrados en la "desaparición" de más de mil millones de dólares de Alba Petróleos a través de empresas off shore y una amplia red de testaferros.

Las promesas de castigo a la corrupción de Bukele

Nayib Bukele prometió castigar con los viejos actores corruptos del partido ARENA y el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN), pero la investigación de Farah refleja que lejos de haber rotos con ellos, terminó conviviendo con los hombres de Merino y del expresidente, Elías Antonio "Tony" Saca, quien se encuentra arrestado pagando una condena por delitos de corrupción durante su gestión.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

La documentación presentada por Farah permite conocer que José Luis Merino, el “Comandante Ramiro” del FMLN, pilar fundamental de la pasada administración izquierdista, formaría parte también del actual gobierno, toda vez que sus colaboradores más cercanos integran el equipo designado por el presidente Bukele.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

El excomandante guerrillero fundó, junto al fallecido expresidente Hugo Chávez, Alba Petróleos propiedad en 60 por ciento de PDV Caribe, filial de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y 40 por ciento del FMLN, una empresa que en once años otorgó millones de dólares en créditos irrecuperables. Los proyectos de escuelas, hospitales y otras obras públicas, quedaron de lado y dieron paso a un esquema en el que el dinero se repartió entre la familia de Merino, socios y allegados, valiéndose para ello de empresas de fachada en el extranjero que nunca retornaron dichos préstamos.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

El otrora líder guerrillero es el objetivo de múltiples investigaciones por narcotráfico y lavado de dinero, tanto en El Salvador como en los Estados Unidos. De hecho, el Departamento de Estado norteamericano, incluyó el nombre de Merino y el de su hermano, en la lista de funcionarios ligados a narcotráfico, financiamiento ilícito a campañas electorales y a corrupción.

Según EE. UU., Merino y su hermano desviaron $400 millones en Panamá.

En el informe Farah, sustentado en diversos documentos oficiales, se comprueban una serie de operaciones irregulares que hicieron que millones de dólares terminaran en los bolsillos de los dirigentes del FMLN y de ARENA. Una situación que igualmente ocurriría con funcionarios del gobierno de Nayib Bukele.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

De hecho, la documentación proveniente de las 27 oficinas de Alba Petróleos, allanadas en mayo de 2019 por la Fiscalía General de la República en El Salvador, permitió a los investigadores determinar que no había respaldo que justificara operaciones USD 3.240 millones, las cuales tuvieron lugar entre 2010 y 2017.

Las averiguaciones dieron a conocer que PDVSA prácticamente no hizo envíos petroleros a El Salvador, por lo que los papeles serían soportes falsos de ventas de crudo inexistentes.

Refiere el informe Farah que las investigaciones de las autoridades de El Salvador y de los Estados Unidos, dejan ver que miles de millones de dólares supuestamente provenían de la droga negociada por las FARC, el cartel de Sinaloa y otras organizaciones criminales transnacionales fueron legitimados a través de la estructura del consorcio.

El informe agrega nuevas evidencias que demostrarían el presunto lavado de dinero que significaron los préstamos de Alba Petróleos a Nayib Bukele y otros funcionarios de su administración y de la anterior.

Asimismo, las investigaciones llevadas a cabo hasta la fecha dejan ver que las transacciones financieras de Alba Petróleos se desarrollan de acuerdo a las pautas y metodologías de lavado de dinero que, dada la complejidad de las mismas, constituyen un entramado que involucra negociaciones por cientos de millones dólares casi imposibles de rastrear.

Esta opacidad, habría dejado en la invisibilidad la relación histórica y continua que han mantenido y mantienen Nayib Bukele y José Luis Merino.

La democracia en peligro

El reporte advierte que la democracia salvadoreña se encuentra en peligro por la influencia ejercida por quienes fueron beneficiarios directos de las turbias actividades financieras de Alba Petróleos, sobre el frágil gobierno de la nación centroamericana.

Peor aún, se alerta que esta situación irregular debilita la capacidad de crear un estado bajo el imperio de la ley en El Salvador.

Desde que llegó al poder, Bukele ha mostrado su garra autoritaria y su intolerancia hacia cualquier oposición o disidencia.

Del mismo modo, el informe da cuenta de que si bien el presidente Bukele mantiene una relación en buenos términos con el gobierno de Donald Trump, los vínculos de sus ministros y asesores con José Luis Merino contrarían los esfuerzos que hace Estados Unidos en la región para establecer el estado de derecho, poner fin a la corrupción y acabar con las dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela.

El informe está sustentado en las auditorías internas practicadas a Alba Petróleos; una auditoría que llevó a cabo PDVSA cuando se enteraron del robo masivo de su dinero por parte de Merino y sus aliados; así como una llevada a cabo por el partido FMLN al momento en que investigó a Merino y Alba Petróleos por fraude masivo.

El reporte refiere que Bukele y su familia recibieron préstamos de Alba Petróleos, tanto de manera personal como destinados a sus empresas.

Una copia del contrato de préstamo suscrito entre Bukele y la empresa Inversiones Valiosas de El Salvador (Inverval, S.A. de C.V.), la cual es subsidiaria de Alba Petróleos, revela que el para entonces alcalde de Nuevo Cuscatlán, recibió desembolsos por USD 320.000 y USD 170.000 como parte de los referidos empréstitos. Inverval fue financiada casi en su totalidad por Alba Petróleos.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

El dinero sirvió a Bukele para comprar acciones de una empresa llamada Starlight, la cual era dueña del canal de televisión Canal TVX. AL frente de la televisora el entonces alcalde puso a su tío Jorge Miguel Kattan, quien asumió como director y que posteriormente, en 2019, cuando asumió la presidencia de la república, fue designado ministro de Comercio e Inversiones.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

Un reportaje de la Revista Factum precisa que Inverval es una empresa investigada por lavado de dinero, la cual entregó a Bukele USD 1 millón 974 mil 200. “Inverval no solo entregó dinero a Bukele. Desembolsó al menos 3 millones 474 mil 894.70 dólares al ahora presidente, a una de sus empresas familiares y a personas que ahora son funcionarios públicos, parte de su gabinete más cercano. Entre el 1 de febrero y el 24 de octubre de 2013, Inverval emitió ocho cheques desde una cuenta del Banco Promérica a favor de Nayib Bukele; de Obermet, la empresa de publicidad de la familia del presidente; y de Starlight, compañía propietaria del Canal TVX. Todos esos fondos, según consta en los documentos en poder de la Fiscalía, estaban destinados a la compra de acciones y a inversión de capital en Starlight, una empresa de comunicación audiovisual que llegó a ser importante en el ascenso político de Bukele, y de la cual Carolina Recinos, actual jefa de gabinete, fue apoderada especial”.

En 2019, Bukele admitió que cuando dirigía la alcaldía de Nuevo Cuscatlán, recibió USD 1.9 millones de Inverval, financista, ese mismo año, de una residencial en su comuna y del Canal TVX, “pero no aclaró el posible conflicto político que pueda suponer que tanto él como otros miembros del Gabinete hayan tenido, o puedan tener todavía, con una empresa investigada por lavado de dinero”.

Los hombres de Merino son los de Bukele

La presencia de Erick Vega en el equipo de gobierno del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, revela el estrecho vínculo existente entre la actual administración y las viejas estructuras corruptas del FMLN comandadas por el excomandante guerrillero, José Luis Merino, de acuerdo a un informe Farah.

El asesor senior del presidente de Nayib Bukele para inversiones extranjeras es un empresario del consorcio Alba Petróleos, la entidad que otorgó un préstamo de USD 1,9 millones al mandatario salvadoreño en 2013, en tiempos en que este último se desempeñaba como alcalde de Nuevo Cuscatlán.

El informe hace mención especial de Vega, dado que este mantiene profundos lazos con la estructura José Luis Merino, su padrino político, además de la relación de amistad y compadrazgo que tiene con Nayib Bukele.

Antes de la alta posición que hoy ostenta en la administración de Bukele, Erick Vega se desempeñaba como secretario privado y recaudador de José Luis Merino. Ambos son investigados por lavado de dinero.

También es amigo íntimo personal y comercial de Sigfredo Merino. Documentos consultados para la redacción del informe revelan que Vega y Fred Merino mantenían comunicación a través de mensajes de texto y por teléfono, cientos de veces al mes.

Vega y Fred Merino visitaron Caracas en varias oportunidades para reunirse con líderes del régimen de Nicolás Maduro, así como con varios bancos rusos que operan desde la capital venezolana. Para sus viajes, Vega usaba pasaporte diplomático salvadoreño D007371, a pesar de no tener cargo oficial en el gobierno.

Vega es esposo de Diana Echeverría Rais de Vega, sobrina del empresario Enrique Rais, prófugo de la justicia salvadoreña y otro de los operadores de Merino.

Erick Vega integra junto a Pablo Anliker Infante, actual ministro de Agricultura y su primo de Federico Anliker, actual presidente de CEPA, la directiva de Precocidos de El Salvador, empresa también beneficiaria de uno los préstamos de Alba Petróleos.

Una nota de El Faro precisa que entre 2013 y 2016, Vega formó parte de la directiva de un conjunto de compañías que recibieron en total USD 69 millones de financiamiento de Alba, a saber, Alba Alimentos (USD 47 millones), la aerolínea Vuelos Económicos Centroamericanos VECA (adeudaba en septiembre de 2019 USD 10.7 millones) y Precocidos (USD 13,9 millones). Estas tres empresas son investigadas por lavado de dinero contra las actividades financieras de Alba Petróleos, según confirmó el 1 de junio la Unidad contra la Corrupción e Impunidad de la Fiscalía.

Refiere el informe Farah que desde su posición como asesor principal de Bukele para inversiones extranjeras, tiene mucho ascendente en las decisiones sobre quién y en qué términos se aprueban los inversionistas. Agrega que, según fuentes consultadas, Vega se reúne regularmente con Bukele, Fred Merino, Herbert Saca y otros con vínculos económicos de José Luis Merino.

Subraya el reporte que, si bien José Luis Merino procuraba siempre mantenerse fuera de los documentos corporativos, hubo una excepción en enero de 2012, cuando asumió la presidencia de Alba Alimentos, empresa del conglomerado Alba Petróleos. Erick Vega fue nombrado director suplente, mientras que como notario redactor del documento firmó Mauricio Cortéz Avelar.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

El informe indica que además de los USD 49 millones en préstamos irrecuperables otorgados a Alba Alimentos, la compañía surgió en una investigación criminal separada.

La referencia a los USD 49 millones, proviene de la auditoría interna final de Alba Petróleos para 2017, la cual reveló que la citada empresa había obtenido “préstamos” irrecuperables de la empresa matriz Alba Petróleos. Se trataba, pues, de préstamos sin garantía, sin reembolsos y sin respuesta a numerosas solicitudes para establecer un calendario de pagos.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

Se remite el informe a un memorando de sentencia del juez Godofredo Miranda en febrero de 2020, en el que se determinó que Merino negoció con pandillas fondos de Alba Alimentos por votos (2) En el fallo el juez solicitó una investigación completa y separada sobre “la participación de la dirección del FMLN, tal como José Luis Merino (…) y una revisión de los vínculos que existían entre ese partido y los pandilleros en el contexto de las elecciones de 2015. De acuerdo con los hallazgos discutidos en este fallo, este plazo se incluyó en las 'negociaciones' y podemos inferir que impactaron particularmente la elección para el entonces alcalde de San Salvador”(3), a saber, Nayib Bukele.

José Luis Merino a la derecha, Salvador Sánchez Ceren y Nicolás Maduro a la izquierda. Foto: cortesía.

José Luis Merino a la derecha, Salvador Sánchez Ceren y Nicolás Maduro a la izquierda. Foto: cortesía.

La sentencia agregó: "Esto hace que sea obligatorio investigar si se hicieron acercamientos entre la MS 13 y los funcionarios del gabinete del gobierno actual", es decir, de la administración de Bukele.

El informe considera que los “estrechos lazos familiares y la confianza entre las familias Bukele-Vega-Rais son importantes para comprender cómo la estructura Merino continúa ejerciendo el poder en la administración actual. Ni Vega ni Carolina Recinos, jefa de gabinete de Bukele que proviene de la estructura del Partido Comunista de Merino y trabajó de cerca con Fred Merino en diferentes empresas de Alba Petróleos, no tenían antecedentes, experiencia o calificaciones visibles para los puestos que ahora ocupan como altos funcionarios del gobierno. El activo clave de ambos, al parecer, es el vínculo de confianza y las relaciones duraderas con Bukele y Merino”.

José Luis Merino, Pepe Lobo, expresidente de Honduras y Enrique Rais, prófugo de la justicia de El Salvador. Foto: cortesía.

José Luis Merino, Pepe Lobo, expresidente de Honduras y Enrique Rais, prófugo de la justicia de El Salvador. Foto: cortesía.

Igualmente se hace referencia en el informe a que el grado del vínculo Bukele-Vega es tal, que en abril de 2019, cuando Nayib Bukele era presidente electo, visitó República Dominicana y su comitiva incluyó a Erick Vega y a su esposa Diana Rais, a pesar de no ocupar un cargo oficial en el gobierno ni figuraba en la lista oficial de la delegación salvadoreña.

También préstamos para Recinos y Anliker

Carolina Recinos, quien acompaña a Bukele desde sus tiempos de alcalde, también obtuvo un préstamo de USD 70.000, según indican documentos consultados para la redacción del informe los cuales también revelaron que, aunque no lo contempla en su hoja de vida, “también trabajaba para Fred Merino y manejaba dinero para varias empresas de Alba Petróleos”.

El Informe Farah igualmente da cuenta de que ese mismo 2013, Nayib Bukele, en su carácter de alcalde de Nuevo Cuscatlán, firmó un convenio con Cortéz Avelar, en representación de Inverval, para recibir pagos y beneficios fiscales por un total de cientos de miles por la construcción del Proyecto Habitacional Greenside.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

El ministro de agricultura, Pablo Salvador Anliker, al igual que su primo, Federico Anliker, titular de la Autoridad Portuaria, y Erick Vega, asesor senior de Bukele para inversiones extranjeras, formaban parte del directorio de la empresa Precocidos de El Salvador, igualmente beneficiaria préstamos de Alba Petróleos[3].

Las deudas irrecuperables

APES: El informe cita en primer lugar el préstamo otorgado por Alba Petróleos a la subsidiaria de Panamá, Alba Petróleos El Salvador (APES), durante un período de varios años por USD 183.5 millones sin garantía y sin reembolsos.

Refiere la evaluación que, aunque los cargos de dirección cambiaron con el tiempo, se mantuvo la constante de que el círculo íntimo de José Luis Merino, comenzando por su hermano Fred Merino hasta Erick Vega, entre otros, controlaron la empresa en todo momento, negándose en todo momento a responder cualquier pregunta sobre el destino del dinero. El último, entre 2008 y 2017, ejerció como presidente, agente autorizado, director y otros puestos de dirección. Por su parte, Sigfredo Merino integró la junta, para lo cual usaba su pasaporte salvadoreño como identificación, mientras a la par constituyó otras empresas relacionadas usando su pasaporte estadounidense con el nombre al que cambió legalmente en los Estados Unidos: Fred Merino.

Como se observa a continuación en un fragmento de la auditoría en APES, los préstamos por USD 183,495,733,54 carecían de garantía por la deuda, calificándose de irrecuperable el 100 por ciento de la deuda.

El informe se remite a lo encontrado por una investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera de Panamá, que determinó que cientos de millones de dólares de Alba Petróleos fluyeron a cuentas en Panamá controladas por APES. Desde allí el dinero fue transferido a otras siete empresas también subsidiarias de Alba Petróleos, antes de que los fondos fueran a BVI, Gibraltar, Luxemburgo, Suiza y bancos rusos.

El reporte cita la explicación de un auditor que indicaba que APES recibió el dinero de Alba Petróleos y luego lo transfirió nuevamente como préstamos a algunas de las mismas empresas del consorcio registradas en Panamá, las cuales acumulan grandes deudas por su cuenta con Alba Petróleos. Otro destino de los fondos fueron empresas que no tenían ninguna relación con el sector energético o que no tenían ningún negocio. En su mayoría se se trataba de corporaciones con sede en Miami.

VECA: Vuelos Económicos Centroamericanos (VECA) solamente realizó unos pocos vuelos antes de cerrar operaciones en 2017. Esta supuesta aerolínea regional de bajo costo creada por Alba Petróleos, estuvo dirigida por Erick Vega, por los hermanos Merino y otros líderes del consorcio.

Esta compañía recibió USD 18,72 millones en préstamos que. Igualmente, resultaron irrecuperables.

VECA transfirió sus acciones a la Corporación El Día en Aruba, la cual debía devolver el dinero a la aerolínea como costos operativos.

Sin embargo, a finales de 2017, la línea aérea tenía una deuda de casi USD 19 millones con Alba Petróleos:

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

Mientras que El Día Corporation debía alrededor de USD 45 millones:

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

Para el momento o de la declaración de quiebra de VECA en 2017, Erick Vega integraba el directorio de la empresa que despidió a decenas de empleados sin pagarles la indemnización de ley.

Hace mención el informe a una oferta de Matrix Aviation de Ft. Lauderdale, Florida a VECA en abril de 2017, la cual planteaba comprar la deuda de USD 40 millones de la aerolínea con Alba Petróleos, así como otras deudas del consorcio que sumaban decenas de millones dólares. La condición era canjear esa deuda por USD 311 millones que el régimen de Nicolás Maduro le debía a Aruba Airlines.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

La respuesta de VECA fue la de estar dispuesta a conversar con Matrix Aviation.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

Se desconoce si se consumó algún acuerdo, ni la razón por la cual una pequeña empresa de aviación con sede en Estados Unidos buscaba llevar a cabo este tipo de canje de deuda relacionado con los fondos adeudados por el régimen de Nicolás Maduro. Para a la fecha el jefe titular de VECA era Manuel Durán, un aliado de José Luis Merino, quien bajo la dirección de Fred Merino, respondió positivamente a la oferta. Apunta el reporte que es probable que el canje de deuda se haya realizado.

Agrega el informe que, en octubre de 2017, Matrix Aviation también intentó realizar un canje similar con Energías Orgánicas (Energor), a otra filial de Alba Petróleos, dirigida por Cortéz Avelar. Tampoco se sabe si dio la operación que pretendía comprar la deuda de USD 487,7 millones por un pago en efectivo del 35 por ciento de esa cantidad, es decir, USD 170,7 millones.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

Atlantic Pacific Logistic (APALSA): Luego del préstamo a APES, el otorgado a Atlantic Pacific Logistic fue el de mayor monto, por USD 143 millones, a finales de 2017. A la cabeza de la empresa beneficiaria estaba Cortéz Avelar.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

APALSA, registrada en Panamá, se definía como empresa comercial internacional de propiedad privada con actividades que incluyen envío y mezcla, almacenamiento y ventas a clientes de todo el mundo y aseguraba mantener su propia flota de embarcaciones. Sin embargo, se refiere en el informe, Equasis, la empresa de registro de embarcaciones, no incluye ninguna embarcación como afiliada a la citada empresa.

No hay registros de ALPASA en Panjiva, la empresa de datos de envío.

Fideicomiso: Un fideicomiso de Alba Petróleos en G&T Bank, empresa ésta a la que Alba Petróleos prestó USD 60,9 millones sin garantía ni plazos de reembolso y cuyo propósito se desconoce, también figura entre las deudas irrecuperables del consorcio, según las auditorías.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

BlackSpark Capital: Finalmente, el informe hace referencia al hecho de que existe registro sobre fondos dirigidos desde Alba Petróleos a BlackSpark Capital, pero apunta que sí hay evidencia de que el consorcio, a través de Fred Merino, procuraba triangular una gran inversión con PDVSA y el Gazprom Bank del estado ruso.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

Blackspark Capital LLC, registrada en Delaware y con operaciones en Nueva York, dirigida por José María Barrionuevo y David A. Pérez Espinosa armó una presentación para un proyecto conjunto que trasladaría millones de dólares a un fideicomiso offshore no especificado luego de llevar a cabo una trama de transacciones entre los diferentes grupos participantes.

El reporte indica que Barrionuevo se reunió con José Luis Merino en Venezuela al menos una vez para discutir esto, y también con representantes del Banco Gazprom. Merino contactó a con David Pérez, según los documentos.

Las comunicaciones entre BlackSpark y Alba Petróleos están dirigidas a Fred Merino:

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

En tales comunicaciones, David Pérez Espinosa trata de “establecer acuerdos petroleros, reunirse con aliados en Panamá y, en general, actuar como un importante reparador para Merino de múltiples maneras”, refiere el informe.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

Agrega el reporte que “Los rusos que participaron en reuniones relacionadas con esta empresa se identifican en documentos como Georgy Vasilenkov e Igor Gitman. Hemos identificado a Vasilenkov como el jefe de la oficina de Ecuador de Inter RAO, una empresa de energía rusa ‘controlada por el gobierno ruso a través de la corporación estatal de energía nuclear ROSATOM y Vnesheconombank’. Vasilenkov, un ex alto oficial de inteligencia de la Unión Soviética, que también viajó a Nicaragua, Guatemala y El Salvador como parte de un consorcio ruso de empresas comerciales que reclutan ejecutivos para visitar Rusia”.

Por último, el reporte refiere que Vnesheconombank es un banco sancionado tanto por Estados Unidos y la Unión Europea por lavado de dinero y apoyo al régimen de Maduro, que tiene oficinas en Caracas y subraya que “Hay una solicitud explícita de que las reuniones con los rusos ‘no sean conocidas por nadie en El Salvador’”.

Negocios con Maduro

El informe refiere que diversa documentación muestra un millonario plan de inversiones en un esquema conjunto con Alba Petróleos, PDVSA y Gazprom Bank con el régimen de Nicolás Maduro y el gigante petrolero estatal ruso, a través de una corporación registrada en Delaware que operaba en el centro de Manhattan.

Se buscaba utilizar una aerolínea que no funcionaba y que es dirigida por un amigo y asesor de Bukele, que permitiría canjear cientos de millones de activos inexistentes por casi USD 1 mil millones en deuda venezolana a través de una compañía con sede en Fort Lauderdale, Florida y corredores de Aruba. Se programaba gastar decenas de millones de dólares en empresas navieras domiciliadas en Panamá y el Caribe.

El reporte da cuenta del caso de una “misteriosa” operaria venezolana de nombre Carolina El Khouri, que sirve para demostrar la influencia directa que ejerce el régimen de Maduro en Alba Petróleos.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

Carolina El Khouri está registrada en El Salvador como dueña del 100 por ciento de las acciones de PDV Caribe S.A. —propietaria del 60 por ciento de Alba Petróleos— pero desde 2006 no registra actividad económica y no paga impuestos.

Foto: cortesía.

Foto: cortesía.

“Sin embargo, PDV Caribe posee dos propiedades en el departamento (estado) de Sonsonate occidental con un valor declarado de 84,2 millones de dólares, según la auditoría del FMLN. Las propiedades están a nombre de El Khouri y su dirección es la de una conocida oficina del FMLN utilizada por Merino y el Partido Comunista”, se lee en el informe.

El informe cita las conclusiones que al respecto se formulan en la auditoría ordenada por el FMLN, la cual indica que “Dado que no se puede encontrar ningún rastro de esta persona [Carolina El Khouri] y ella no se registra de ninguna manera, se cree que es solo una persona de la fachada”.

Entretanto, las averiguaciones emprendidas para la redacción del informe revelaron que Carolina El Khouri “existe, es una abogado que trabaja para PDVSA y a partir de 2017 era jefe de la Dirección de Salud de la petrolera en Venezuela. Además, tiene varios familiares en Venezuela que ocupan cargos gubernamentales y son cercanos a la élite del régimen de Maduro”.



--