0

Encierro de legisladores por asalto al Capitolio podría generar un brote de coronavirus en el área

Una habitación contó con decenas de miembros de la Cámara durante el motín
ASALTO. El caos se apoderó del lugar/EFE

ASALTO. El caos se apoderó del lugar/EFE

Los legisladores que se escondieron juntos por seguridad mientras una turba pro-Trump atacaba el Capitolio de los Estados Unidos el miércoles pueden haber estado expuestos a alguien en la misma habitación que estaba infectado con coronavirus, según la Oficina del Médico Asistente del Congreso.

"El miércoles 6 de enero, muchos miembros de la comunidad de la Cámara estaban en aislamiento protector en una habitación ubicada en un gran espacio para audiencias del comité", escribió Brian Monahan, el médico tratante del Congreso, en un correo electrónico que se envió a los miembros del Congreso el domingo por la mañana. “El tiempo en esta sala fue de varias horas para algunos y más breve para otros. Durante este tiempo, las personas pueden haber estado expuestas a otro ocupante con infección por coronavirus".

Monahan no especificó qué tan grande era el grupo de legisladores en la sala.

Dos ayudantes de la Cámara confirmaron a The Washington Post que Monahan se refería a una habitación a la que llevaron a decenas de miembros de la Cámara durante el motín. El video publicado por primera vez por Punchbowl News el viernes mostró a republicanos sin máscara, incluidos los representantes Andy Biggs (Arizona), Michael Cloud (Texas), Markwayne Mullin (Oklahoma) y Scott Perry (Pensilvania), rechazando las máscaras ofrecidas por la representante demócrata Lisa Blunt Rochester (Delaware) mientras estaban en la habitación.

El correo electrónico de Monahan aconsejó a los legisladores que pueden haber estado expuestos a continuar monitoreando los síntomas, usando máscaras y distanciamiento social.

"Además, las personas deben obtener una prueba de coronavirus la próxima semana como medida de precaución", decía el correo electrónico.

Un miembro de la Cámara, el representante Jake LaTurner (republicano por Kansas), reveló el jueves que había recibido una prueba de coronavirus positiva el miércoles por la noche. Pero Pat Adams, un portavoz de LaTurner, dijo el domingo que el congresista no estaba entre los miembros que fueron llevados al área de cierre en cuestión el miércoles por la tarde.

Blunt Rochester tuiteó el viernes que si bien estaba “decepcionada con mis colegas que se negaron a usar una máscara, los que lo hicieron me animaron a mí. Mi objetivo, en medio de lo que temía que fuera un evento super esparcidor, era hacer que la habitación fuera al menos un poco más segura".

Los miembros del Congreso calificaron para el acceso prioritario a la vacuna contra el coronavirus, y muchos, pero no todos, han recibido al menos la primera inyección de un régimen de dos dosis. Algunos miembros del personal del Congreso también han recibido la vacuna contra el coronavirus.

Texto tomado y traducido de The Washington Post



--