Miami- “Sábado Gigante”, el programa de variedades más longevo de la historia, prepara una edición especial para la población latina de Estados Unidos con motivo de sus 50 años en antena que contará con rostros famosos y gente de la calle a la que este ‘show’ ha cambiado la vida.

Según informaron los responsables de la edición estadounidense, el programa especial será de cuatro horas, estará presentado por Don Francisco y contará con decenas de invitados famosos, actuaciones musicales y vídeos de los mejores momentos de su historia en televisión.

Entre los invitados se espera a Aaron Diaz, David Bisbal, Mark Tacher, Patricia Navidad, Lorena Rojas, Maripily, Gabriel Soto, Bobby Pulido, Diana Reyes, Alicia Machado, Javier Romero y otras estrellas latinas.

Algunos de los invitados incluso participarán en los concursos habituales del programa y donarán los premios a causas caritativas, al tiempo que las actuaciones estarán a cargo de Chino y Nacho, Espinoza Paz, Gerardo Ortiz, Héctor Acosta, Luis Fonsi y Thalía, entre otros.

Este programa especial será emitido en Estados Unidos el sábado 27 de octubre en Univision y contará incluso con una alfombra roja que será retransmitida por las presentadoras Lourdes Stephen y Karla Martínez.

El público estará compuesto sólo por gente que tenga un especial vínculo personal con “Sábado Gigante”: que hayan conocido a sus parejas o se hayan casado en el programa, que hayan ganado un premio que les haya cambiando la vida, que hayan encontrado a sus seres queridos con su ayuda o que sus hijos hayan actuado en el concurso de talentos, por ejemplo.

También está previsto que un juez del Libro Guinness de los Récords certifique de nuevo que este programa de variedades es el más longevo de la historia de la televisión.

Este programa nació en Chile en 1962, cuando Mario Kreutzberger, conocido como Don Francisco, comenzó con lo que entonces se llamó “Sábados Gigantes”, un programa de ocho horas en directo que con los años le convertiría en el presentador más popular de la América hispana.

En 1986 se comenzó a grabar en Miami “Sábado Gigante” para el público latino de Estados Unidos y durante seis años se mantuvieron las dos versiones del programa, hasta que se decidió producir el programa de manera íntegra en los estudios de Univision, desde donde se distribuye a 43 países.

En una reciente entrevista con Efe, Kreutzberger explicó que la fórmula del éxito de este programa se basa en elementos básicos mezclados “como en una sopa”: “el humor, los juegos, la emoción, la información, la orientación, la sonrisa”.

“Se podía alterar la sopa, pero siempre tenía sabor a caldo gallego y nuestro caldo se llama ‘Sábado Gigante'”, apuntó un hombre pretende seguir con este programa hasta que “le retiren”.

“De esta actividad uno no se retira, lo retiran la salud, las capacidad intelectuales o físicas, el rating, la empatía con la gente. Porque esto es lo que más te gusta hacer, entonces es muy difícil decir: ‘Me voy'”, confesó.

El desgaste físico que suponen 50 años en antena se proyecta en la relación entre el hombre y el personaje: “Don Francisco y Mario primero son los mismos, pero a medida que pasan los años se van separando, porque Don Francisco no tiene edad, no transpira, no va al baño. Yo tengo que darle combustible a Don Francisco, y cada vez me cuesta más”.