COMPARTE

El fútbol de contragolpe desplegado por el Real Madrid, con quince minutos espectaculares al final del primer período, ridiculizó al Valencia ante su afición, en un partido en el que la diferencia entre ambos equipos fue inmensa y que llegó al descanso con el 0-5 final y todo decidido.

Visto el buen papel de los valencianistas cinco días atrás en su visita al Real Madrid en la Copa del Rey, pocos podían aventurar que el partido fuera a estar tan desequilibrado como lo estuvo.

Higuaín y, con dos tantos cada uno, Cristiano Ronaldo y Di María fueron los goleadores del equipo madrileño, amo y señor de un choque que se cerró en 45 minutos.

Fue un partido con un inicio intenso y con una afición muy entregada con el Valencia, pero a la que el Real Madrid desactivó desde bien pronto a partir de una gran superioridad futbolística y de muchos goles.

La goleada fue consecuencia de la suma del buen hacer del equipo madrileño y de la lamentable actuación del Valencia que, sobre todo en el centro del campo, hizo aguas durante toda la primera parte.

El Real Madrid impuso su ley desde el principio y el Valencia estuvo muerto hasta el descanso. Así, el conjunto visitante marcó en la primera parte todos los goles que quiso.

COMPARTE

MÁS INFORMACIÓN


ÚLTIMAS NOTICIAS