El entrenador de los Naranjeros de Hermosillo mexicano, Matías Carillo, agradeció hoy el esfuerzo que realizaron sus jugadores en la victoria por 3-2 ante los Tigres del Licey dominicanos en la primera semifinal de la Serie del Caribe, que se juega en Isla Margarita, Venezuela.

“Vamos a seguir igual, agradezco el esfuerzo de mis jugadores, que no bajaron la guardia. A pesar de estar abajo seguimos luchando y ya está, ganamos el juego”, declaró Carillo en una rueda de prensa posterior al encuentro con los dominicanos.

En un juego no exento de polémica, los mexicanos le dieron la vuelta al marcador y se acreditaron su segundo boleto consecutivo a la final del clásico caribeño que se juega en este formato desde el año pasado, y ahora pelearán por su tercer título en la llamada pequeña serie mundial latinoamericana.

“Nunca en mi carrera le he echado la culpa a los árbitros, ellos son seres humanos y quieren hacer su trabajo bien al igual que nosotros”, apuntó.

El estratega anunció al lanzador Juan Delgadillo como abridor del partido final que se disputará el próximo sábado.

El receptor Sebastián Valle, héroe del encuentro tras conectar un sencillo al jardín central en la novena entrada que impulsó la carrera de la victoria de los ‘bombarderos del Choyal’, manifestó su alegría por el triunfo.

“La verdad nunca me había tocado una situación así, y ahora se me dio. Gracias a Dios se dio el triunfo”, comentó Valle en la rueda de prensa.

Los Naranjeros son el equipo con más títulos en la liga de México, con 16, y el primero de ese país en ganar una Serie del Caribe, en 1976.