Las autoridades mexicanas formularon cargos por posesión ilegal de armas a un hombre que fue detenido junto con el barón de las drogas Joaquín “El Chapo” Guzmán, y quien se identificó a sí mismo como “secretario” del capo, informó el miércoles la Procuraduría General de la República.

Funcionarios estadounidenses han dicho que las actividades de inteligencia adelantadas sobre Carlos Manuel Hoo Ramírez fueron claves para que los marinos mexicanos dieran con el paradero de “El Chapo” el sábado pasado, en un condominio en el balneario de Mazatlán, Sinaloa.

Hoo Ramírez compareció ante un juez federal en el estado de Sinaloa para enfrentar los cargos, pero el juez aún no ha decidido si lo procesará.

A Hoo Ramírez, conocido por su alias de “Cóndor”, se le encontraron dos armas largas, dos cortas, más de 150 cartuchos de bala, además de un lanzagranadas calibre 40 milímetros, abastecida con una granada.

El detenido se presentó ante las autoridades como “secretario” de Guzmán, un cargo que dijo ocupar desde hacía tres años, dijo un funcionario federal que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a hablar con la prensa.

Investigadores de México, con ayuda de agencias estadounidenses, rastrearon el 16 de febrero un celular hasta una casa de seguridad en Culiacán, capital de Sinaloa.

El teléfono estaba relacionado con Hoo Ramírez, considerado el jefe de comunicaciones de “El Chapo”. A partir de entonces comenzaron a arrestar a otras personas, e interceptaron un mensaje de Guzmán que les dio más información, lo que culminó con la captura del capo.

Guzmán, señalado como líder máximo del cártel de Sinaloa, era considerado el capo de las drogas más poderoso del mundo. El martes, dos jueces federales dijeron que será juzgado en México por dos cargos separados de narcotráfico y delincuencia organizada. El miércoles, la PGR dijo que también enfrenta cargos de crimen organizado en otros seis casos que se siguen en cuatro estados de la República Mexicana y la Ciudad de México.

“El Chapo”, quien en 2001 se fugó de una prisión de máxima seguridad en México, estará recluido en la prisión de mayor seguridad en México mientras se llevan a cabo sus procesos.