El niño afgano Murtaza Ahmady, cuya imagen vistiendo una camiseta de la Albiceleste hecha con una bolsa de plástico dio la vuelta al mundo, vio cumplido el martes 13 su gran sueño de conocer a su ídolo, Lionel Messi.

Antes de que se disputara el choque amistoso entre el FC Barcelona y el Al Ahli saudí en Catar, el pequeño de seis años tuvo la oportunidad de ver y tocar a la estrella internacional en el hotel de concentración de los azulgrana, informaron los organizadores del Mundial de Fútbol de Catar.

Murtaza aguardaba con ilusión este encuentro desde su llegada a Doha, donde lo primero que preguntó al llegar a suelo catarí fue: “¿dónde está la casa de Messi?”, según el comunicado.

El niño se acercó tímidamente al argentino y le cogió de la mano, y la estrella del fútbol le cogió en brazos y le sonrió, según las imágenes distribuidas por el ente organizador de Catar 2022.

El equipo de Barcelona se sacó una foto con el pequeño de nacionalidad afgana, exiliado en Pakistán.

últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación