El Real Madrid le otorgó unas vacaciones de 7 días a toda su plantilla. Los jugadores se fueron de viaje poco después de terminar el clásico, y estarán disfrutando en familia en estas navidades.

Así pues, el equipo estará de vuelta el 30 de diciembre, para preparar el partido de Copa del Rey que sostendrán con el Numancia el próximo 4 de enero, en Soria.