Un religioso fue capturado por los cuerpos de seguridad de El Salvador en la localidad de Zaragoza. El hombre había sido acusado de abusar sexualmente de un menor de edad.

La Policía Nacional Civil confirmó la aprehensión de José Adonay Chicas Campos, párroco de dicha región, ubicada a unos 20 kilómetros del país centroamericano.

De acuerdo con la agencia EFE, el sacerdote se 58 años de edad también es supuesto responsable de delitos de remuneración por actos eróticos y corrupción de niños agravada por uso de tecnología.

Investigadores locales indicaron que los abusos de Chica contra el menor fueron cometidos desde el año 2016 y de forma repetitiva. Estos se llevaban a cabo en la casa parroquial de la iglesia de Zaragoza, donde después de sus actos pagaba a la víctima.

El Salvador contabiliza 482 denuncias por delitos sexuales contra menores de edad en el primer trimestre de 2018, según aseguró el sitio de transparencia de la Policía de dicho territorio.