Durante una entrevista realizada por NTN24 a Luisa Ortega Díaz, la fiscal general de Venezuela en el exilio, dijo que el gobierno tiene un plan de genocidio y que el presidente Nicolás Maduro le aseguró que no dejaría el poder, aunque perdiera las elecciones.

”A mí me lo dijo Maduro, yo no voy a renunciar al poder así pierda las elecciones, voy a tomar las armas si pierdo”.

La fiscal en el exilio se reunió con las autoridades de Interpol para que libraran una orden de captura en contra de Nicolás Maduro; las causas de la misma, son traición a la Patria y corrupción por vinculaciones del Gobierno y Odebrecht. También desmintió que haya un plan para detener el juicio contra el mandatario venezolano.

“Este es un caso que yo impulsé, yo soy la que inició la investigación estando en Venezuela, con pruebas que comprometen la responsabilidad de Maduro con casos de Odebrecht, robándole el dinero a los venezolanos”.

Con respecto a esto, Ortega Díaz también aprovechó la oportunidad para denunciar que Maduro posee 20 millones de dólares en Panamá.

El presidente de Venezuela fue incluido en una lista hecha por este país centroamericano, junto con otros 55 funcionarios más, que presuntamente están involucrados en corrupción y lavado de dinero.

De igual manera aseveró que el chavismo vive una crisis interna y que Nicolás Maduro solo tiene el apoyo de los hermanos Rodríguez y Cilia Flores.

“Puertas adentro el chavismo está en crisis porque todos quieren ser presidente y Maduro está aislado solo con los hermanos Rodríguez. Ellos son personas llenas de odio, de resentimiento (…) Psicópatas, enfermos y lamentablemente esos son los que dirigen el destino del país”.

Para Luisa Ortega, la salida de Nicolás Maduro está cerca y el camino se encuentra en las protestas de los distintos sectores y gremios, sin necesidad de partidos políticos.

“La legítima y justa protesta de distintos sectores y gremios de las calles nos están indicando el camino, es por ahí, sin partidos políticos, es la protesta social que exige respuestas, tenemos que ir rumbo a un paro, una huelga general”.

Ortega Díaz agregó que “el país está parado, ya vemos cómo está el servicio eléctrico, el transporte, la educación, todo está parado. Ahora solo queda que la sociedad civil se ponga al frente de ese paro”.

Con respecto a las acusaciones que hace de traición a la patria, indicó que la Asamblea Nacional debe ejercer acciones para que Maduro no pueda hipotecar las reservas internacionales del país.

“Yo hoy estoy enviando una comunicación a la Asamblea Nacional para que ellos ejerzan acciones contra las pretensiones de Nicolás Maduro de hipotecar las reservas internacionales”.

Finalmente, Luisa Ortega Díaz, aclaró lo que sucedió con la muerte del expresidente Hugo Chávez: “Yo digo lo que ocurrió, yo no tengo evidencia de otra cosa, yo estaba de viaje del 26 de diciembre al 4 de enero, me llama Diosdado el 28 diciendo que Chávez se murió. Luego de poder cambiar los boletos para el 1 de enero, me llamó alguien más para decirme que la muerte de Chávez era falsa alarma”.

“Yo nunca fui santo de devoción de Cilia, siempre pedí los originales de los decretos de Chávez y la carta de defunción de Chávez y no lo recibí nunca”, concluyó.

Con información de LaPatilla.com.