Un total de 110 miembros del Congreso estadounidense solicitó este jueves al gobierno restablecer el Estatus de Protección Temporal (TPS), que apoye a miles de migrantes que se encuentran en territorio norteamericano y que provengan de Haití, Honduras y El Salvador.

“Creemos que las advertencias que el entonces secretario (de Estado Rex) Tillerson ignoró (en 2017) requieren reconsideración”, manifestaron en una carta los diplomáticos, la cual estuvo dirigida a Mike Pompeo, secretario de Estado.

Los países afectados han visto a varios de sus ciudadanos regresar a casa por las deportaciones realizadas desde Estados Unidos, una acción rechazada desde varios bandos políticos.

De acuerdo con EFE, distintas embajadas de Estados Unidos en los países relacionados a la petición de los congresistas han declarado que la acción tendría impacto en materia de política exterior con Norteamérica.

“Dadas las implicaciones (…) le instamos encarecidamente a que revoque la recomendación de su predecesor y lleve a cabo una revisión exhaustiva del proceso de toma de decisiones que la condujo”, aseguraron.

El TPS fue creado en 1990, programa con el que Estados Unidos concede permisos de residencia de forma a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales.