El senador estadounidense Marco Rubio presentó una enmienda ante el Congreso de los Estados Unidos para que la nación norteamericana corte todo tipo de ayuda a El Salvador, luego que el lunes el presidente Salvador Sánchez Cerén anunciara que rompía relaciones con Taiwán y entablaba con China.

Rubio aseguró, a través de Twitter, que la enmienda cuenta con el respaldo del senador Cory Garder (Estado de Colorado) y que incluso habló con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para cortar la ayuda.

“Me uní al senador Cory Gardner en una enmienda para terminar con la ayuda extranjera a El Salvador, después que su gobierno de izquierda decidiera abandonar a Taiwán, en favor de China. También hablé hace unos minutos con presidente Donald Trump sobre cortar la ayuda (a El Salvador)”, escribió Rubio en su cuenta de Twitter.

Twitter

Marco Rubio y El Salvador

El lunes el senador republicano del Estado de la Florida advirtió que sería un “error terrible” el cambio de relación diplomática de Taiwán a China y que incluso esto ponía en riesgo programas como la Alianza para la Prosperidad, una iniciativa que favorece a El Salvador, Honduras y Guatemala en diferentes áreas relacionadas con la seguridad, gobernabilidad y crecimiento económico.

Rubio ha criticado varias decisiones que ha tomado el gobierno salvadoreño como la decisión de apoyar los gobiernos de Venezuela y Nicaragua ante sus crisis humanitarias y políticas.

Por su parte Gardner dijo, a través de la misma red social, que El Salvador “ha tomado una decisión equivocada” con respecto a Taiwán y que esto influirá negativamente en las relaciones de Estados Unidos con el país.

“El Salvador ha tomado la decisión equivocada con respecto a Taiwán e influirá negativamente en las relaciones de EE. UU. con El Salvador. El gobierno estadounidense debe hacer frente a la campaña China para intimidar a Taiwán con todas las herramientas que tenemos”, dice el tuit de Gardner.

Twitter

Cory Gardner y El Salvador

Por el momento la decisión el gobierno salvadoreño deja a Taiwán con 17 aliados diplomáticos, después que en poco más de un año la isla haya perdido a cinco países: El Salvador, Panamá, la República Dominicana, Burkina Faso y Santo Tomé y Príncipe, naciones que decidieron hacer un viraje diplomático hacia China.

Fuente: El Salvador