COMPARTE

Una posible ofensiva del gobierno sirio sobre Idlib, último escalón dominado por los rebeldes, es vigilada por el gobierno de los Estados Unidos, aseguró el presidente Donald Trump, en una situación que causa temor a nivel mundial.

Para el mandatario, “el mundo está mirando y Estados Unidos está mirando (…) Lo sigo muy de cerca”.

Además, recordó que en la ciudad de Idlib, donde habitan aproximadamente tres millones de personas, viviría “una situación muy triste” si se llegase a concretar el movimiento del gobierno.

“Si hay una masacre, el mundo se enfadará mucho y Estados Unidos estará igualmente muy enfadado”, advirtió.

De acuerdo con EFE, la Casa Blanca manifestó el martes que Estados Unidos y los países aliados se encargarían de tomar cartas en el asunto lo más pronto posible si el gobierno de Bashar Al Asad usa armas químicas.

Asimismo, el Pentágono señaló que Rusia comanda una campaña destinada a desinformar sobre lo que realmente ocurre en territorio sirio, la cual busca también debilitar a los grupos antiyihadistas.

COMPARTE

MÁS INFORMACIÓN


ÚLTIMAS NOTICIAS