COMPARTE

Este fin de semana, Rosendo Rey, personero de Cumaribo, en el departamento del Vichada, denunció una posible violación territorial ocurrida el 13 de septiembre en una isla sobre el río Orinoco por parte de miembros armados de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela. “Reitero la denuncia de la incursión de la Guardia venezolana a territorio colombiano, en la jurisdicción del municipio de Cumaribo. Donde los campesinos y habitantes de este sector denuncian que permanentemente son atropellados por parte de miembros y militares venezolanos, donde roban sus mercancías y les quitan el dinero”, dijo.

El ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo, confirmó los hechos y criticó el comportamiento reiterativo de la Guardia del país vecino. Según la Cancillería, “una vez realizada la visita de verificación por parte de un equipo técnico al lugar de los hechos, se pudo confirmar que los mismos ocurrieron en la isla Maipures 3, asignada a Colombia desde el año 1931. Por lo tanto, sí hubo violación del territorio nacional”. El ministerio envió también una nota de protesta reclamando por la reiteración de este tipo de acciones violatorias de la soberanía nacional y por la detención arbitraria de tres ciudadanos colombianos.

Pero esta no es la primera vez que ocurre una violación de este tipo. En agosto, la Cancillería confirmó que dos helicópteros de la Guardia y unos 30 hombres, incursionaron en territorio colombiano, en Tibú, Norte de Santander. En el último año se han presentado varias incursiones de militares venezolanos en territorio nacional en La Guajira y Arauca.

Este incidente, se presenta en momentos de alta tensión que atraviesan las relaciones de los dos países. Mientras el gobierno ha rechazado la posibilidad de endurecer sus políticas migratorias por el éxodo venezolano, Nicolás Maduro sube el tono cada vez que puede y acusa a Colombia de tener responsabilidad en la crisis que vive su país.

Durante el fin de semana, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, afirmó que no se puede descartar una intervención militar contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro para poner fin al sufrimiento del pueblo venezolano. Sin embargo, esta mañana se echó para atrás y negó tales afirmaciones.

Mientras tanto, la Cancillería colombiana aseguró que no firmó la declaración del Grupo de Lima en la que varios países manifestaron su preocupación y rechazo ante cualquier curso de acción o declaración que implique una intervención militar o el ejercicio de la violencia en Venezuela, porque considera que no hubo coincidencia total en los términos de ella.

Fuente: Semana

COMPARTE

MÁS INFORMACIÓN


ÚLTIMAS NOTICIAS