Este viernes, el papa Francisco notificó que aceptó la renuncia de dos obispos chilenos, a propósito de los casos de abusos sexual y sus encubrimientos en el país austral, publicó Reuters.

En un comunicado, el Vaticano precisó que los obispos que dejarán el cargo son Carlos Eduardo Pellegrín Barrera, de la diócesis de Chillán; y Cristián Enrique Contreras Molina, de la diócesis de San Felipe.

Con estas dimisiones aumentó a siete la cifra de sacerdotes chilenos en dejar sus cargos. Francisco nombró a otros obispos para que lleven la diócesis de forma temporal.

En junio, el papa aceptó la renuncia de cinco curas con altos rangos, luego de que todos los obispos de Chile ofrecieran su dimisión.

Con información de Reuters.